Desafío 2021, por José Ignacio Hernández

Desafío 2021, por José Ignacio Hernández

2021 va a ser, eso esperamos todos, el año en que podremos recuperar lo máximo posible el tiempo que en estos últimos nueves meses ha quedado obligadamente entre paréntesis. En la FEB no hemos escatimado esfuerzos en mantener el seguimiento de nuestros deportistas y técnicos, pero hemos echado en falta la cancha.

Con las Ligas 2020-21 iniciadas con pocos sobresaltos, con más clubes, más jugadores, más entrenadores y más árbitros, en verano llegará el esperado momento de las Selecciones, que tan poca actividad han podido desarrollar desde el pasado mes de marzo.

En cuanto a las Selecciones Absolutas, para la Femenina será un verano extraordinario y con una exigencia doble, sin precedentes: la reconfiguración del calendario internacional la ha puesto frente a un Eurobasket y unos Juegos Olímpicos en el plazo de sólo unas semanas. Más que un reto será un verdadero desafío para un equipo que tantas alegrías nos ha dado en la última década. En Tokio, además, podremos sentir el orgullo de ser uno de los pocos países que estará representado por sus dos Selecciones absolutas, las chicas como vigentes campeonas de Europa y los chicos como indiscutibles campeones del mundo.

Pero el mayor deseo para este 2021 que está a la vuelta de la esquina es sin lugar a dudas que nuestros y nuestras jóvenes puedan recuperar la mayor normalidad competitiva posible. 2020 ha sido un año sin campeonatos en categorías de formación, tanto a nivel nacional –en el que sólo pudimos vivir el Infantil y Cadete de Selecciones Autonómicas- como internacional. Y para quienes están en pleno proceso de crecimiento y desarrollo la continuidad es uno de los factores más importantes.

Una vez superadas las peores semanas del confinamiento, en agosto les pudimos volver a reunir, a darles la posibilidad de recuperar la ilusión y las sensaciones de estar de nuevo en una pista. Pero lógicamente necesitan más. Esperamos que en los próximos meses el calendario se pueda cumplir y volvamos a verles vistiendo la camiseta de España en campeonatos europeos y mundiales, la de su respectiva Selección Autonómica en los Campeonatos de España, compitiendo y, sobre todo, impulsando su proyección deportiva y personal en unas edades en que se están haciendo jugadores y moldeando su personalidad.

Confiamos en el futuro.

José Ignacio Hernández,

Director Deportivo FEB