Misión cumplida

Misión cumplida

Antonio Rodríguez

              La Selección Española, tras la burbuja de Valencia, consiguió lo pretendido: la clasificación para el Eurobasket 2022 que, según Sergio Scariolo en posterior rueda de prensa al segundo encuentro ante Rumanía “ha sido una muy buena semana de trabajo y el objetivo se ha cumplido”. Más satisfecho con la primera parte ante Israel que decepcionado por el naufragio de la segunda mitad, algo asumible en concentraciones relámpagos de este tipo, nuestro seleccionador, con una gran capacidad de compromiso en estas ventanas FIBA, se vio, una vez cumplido con su parte del trato, con la lógica potestad de añadir “cada uno que tenga la responsabilidad de actuar, que lo haga. Supongo que habrá que replantear muchas cosas”. Siempre desde su posición, “nosotros tenemos que hacerlo desde la cancha”.

              Y muy bien. Quino Colom volvió a sentirse a gusto sobre una pista de baloncesto, aportando su constante peligro ofensivo en el dos contra dos, en el que vimos al Víctor Arteaga más cómodo de este curso, recibiendo balones con gran habilidad en el lugar preciso para hacer daño. Darío Brizuela aspira a ser puntal en años venideros, con esa capacidad innata de anotación en carrera, que solo él tiene en nuestra Liga Endesa, algo que parece va tomando nota Francis Alonso, con momentos muy meritorios.

              Y Tyson Pérez, hay que detenerse en él, uno de los favoritos para muchos. Para Endesa Basket Lover, por supuesto. Y con una proyección que no deja indifirente a Scariolo. “Tiene unas cualidades físicas y atléticas importantes. De llevar poco tiempo jugando al baloncesto, se nota que va aprendiendo rápido”. No hay que tener prisa en exigir rendimiento al nuevo internacional y sí, su capacidad de mejora desde que está a exposición de los mejores, disputando Liga Endesa y Eurocup con su club, MoraBanc Andorra.

Podemos asistir en un futuro relativamente próximo a un cambio en la importancia en las posiciones preponderantes. Lo que con los hermanos Gasol durante los últimos 20 años, hemos tenido una posición referente en puntos, defensa y distribución de juego, ahora hay que comenzar a valorar la polivalencia en tipos como Tyson Pérez, lo que ha demostrado Jonathan Barreiro, Pierre Oriola o por supuesto, contando siempre con la calidad desde Minnesota de Juancho Hernangómez. El juego del baloncesto hoy día es tan diverso como generoso en posiciones. Ni los bases explosivos que amasaban protagonismo ni la de los pívots centros de todo, son los que en estos tiempos reclaman más preponderancia por decreto. Sino que pueden ser aleros altos o pívots bajos, escoltas sin necesidad de ser musculosos y sí rápidos, o bases que ejecuten el pan y la sal del siglo XXI, el pick&roll, de manera quirúrgica y eficiente. Habrá que ir evolucionando con jugadores que den un máximo de calidad y que puedan desestabilizar al rival desde cualquiera de las cinco en pista, sin hándicaps.

              El tropezón ante Israel (87-95) y la extremada comodidad ante Rumanía (94-41) han sido el último paso para llegar al próximo Eurobasket. Citas en la que hay que estar. Veremos con qué argumentos. Pero eso ya lo iremos descubriendo desde la confianza y seguridad del “estamos”.