Copa del Mundo China 2019: USA, el ataque por la defensa

Copa del Mundo China 2019: USA, el ataque por la defensa
Myles Turner, al tapón

Antonio Rodríguez

Elucubrar sobre las posibilidades de los eternos favoritos, Estados Unidos, es un ejercicio divertido. Vistos en esta Copa del Mundo debutando y venciendo a la República Checa (88-67), buscamos sobre las posibilidades de éxito final. No las suyas, sino las de los demás.  A ellos por costumbre, ya se les adjudica el oro. ¿Se les puede escapar en esta ocasión? Aquí, es donde entra el punto divertido de tales elucubraciones.

Lo bueno que tienen habitualmente, en este caso el combinado dirigido por Greg Popovich, es que su propuesta baloncestística se expone a las claras desde el día uno y pocas variantes vamos a ver -probablemente- hasta el final. Ellos juegan de la forma en la que creen que deben ganar y han trabajado por ello en las fechas previas. Sin muchas más vueltas de hoja que lo presenciado. Sistemas básicos, juego de dos contra dos, bloqueos desde lado débil para que salgan los tiradores con las mejores opciones… sobre el permanente asterisco que, si uno ve posición de tiro en la que crea que debe tirar, pues adelante. Es curioso ver que por un lado hay un bloqueo que forme parte de la salida del alero tirador, luego la finta y tras eso … mientras que en mitad de la ejecución, el hombre del balón al otro lado se la tira a la primera que le parece conveniente y se ve en buena posición, aunque hayan pasado siete segundos y el dibujo táctico a medio hacer. Cuentan permanentemente con esa sencillez.

Cuentan con la simplicidad táctica del … “y aquí tienes ya un uno contra uno, abierto y en aclarado” para que el jugador se las componga como pueda. Porque asumen que eso es una situación ya de ventaja en ellos. Kemba Walker al mando es una permanente amenaza para que los demás puedan vivir de sus ventajas. Porque algo que vimos en ellos, incluso en el amistoso ante los australianos que finalizó con derrota, es que quieren tener predisposición a pasar el balón y lo hacen bien. Veremos en este aspecto su evolución según vaya transcurriendo el campeonato. Toman con facilidad las esquinas y en ellas ponen constantemente su mirada o cuando sus hombres ganan las posiciones bajo el aro, como Myles Turner o aleros de enorme categoría para eso, el caso claro de Harrison Barnes. Incluso en situaciones peligrosas, arriesgan en el pase, porque ¡qué manos tienen! ¡Qué maravilla! Son capaces de capturar cualquier tipo de balón.

Es cierto que han tenido malas rachas de tiro (y las seguirán teniendo), con lo que puede caber entre nosotros cierta sensación de desencanto, sobre todo para los más fieles seguidores de la NBA. Sin embargo, todo lo que pueden perder en ataque, lo ganan en defensa. Ahí es donde parece que pretenden marcar la diferencia y es lo que pudimos apreciar en su debut. Juegan con intensidad y con sus condiciones físicas y técnicas superiores al resto. Tienen la actitud -al menos, en estos primeros compases de Copa del Mundo- de antiguas selecciones universitarias USA, donde sí que dependían muchísimo de su trabajo defensivo y explotaban sus privilegiados físicos. El nivel en el uno contra uno adquirido es fantástico, no dejando apenas a nadie que les supere. Iremos viendo cuando el nivel de los rivales aumente, aunque pocas diferencias habrá, nos da la impresión.

Mucha presión al balón, en los pases -sobre todo exteriores- y bastante intimidación en la zona de los verdaderos dominadores ahí, Myles Turner y Brook Lopez y con ello, crean la fobia rival por adentrarse en la zona. Y pensamos que ese es su máximo valor. Está por ver qué equipo es capaz de superar sus porcentajes de tiro y su acierto a canasta para derrotarles. No porque ellos los tengan altos, sino porque los rivales sí es difícil que los tengan.

Y como epílogo, en Endesa Basket Lover creemos en la circunstancia que, para tener éxito ante ellos y vencerles, es adentrarse en el peligroso mundo de la canasta de dos puntos. Nos parece dificultoso que con el triple como sustento, se les pueda ganar. Hay que arriesgar con ellos en pases hacia canasta de continuaciones de bloqueos, a cortes y “puertas atrás” en acciones que a les sorprendan (que sucede) y sumar de dos en dos. Reiteramos que su complicación tiene ante su movilidad y capacidades atléticas, pero por ahí es donde se les puede encontrar el talón de Aquiles, como Grecia hizo en Japón 2006. Elucubrar, elucubrar, pasatiempo divertido.