Grupo H: alguien resultará herido

Grupo H: alguien resultará herido
El grupo H promete emoción e igualdad en cada partido

Javier Ortiz Pérez

Es probablemente el grupo más fuerte de los ocho, con tres equipos como Canadá, Lituania y Australia que en condiciones normales deberían estar entre los 16 mejores. Al menos uno de ellos se quedará fuera, y eso dando por descartado a Senegal. Afectados por renuncias y lesiones, los norteamericanos parecen levantar ahora más dudas que sus rivales, pero serán unos partidos a muerte.

CANADÁ: Del ‘dream team’ canadiense a un posible animador

La primera preselección de Canadá dio auténtico pánico, con hasta 17 jugadores relacionados con la NBA en sus filas. Pero poco a poco se le han ido cayendo figuras hasta quedar una plantilla que es resultona, sin más. Nick Nurse, entrenador campeón con los Toronto Raptors, tendrá que echarle ingenio para poder llegar tan lejos como se preveía.

El último palo, a una semana del debut, fue la renuncia del eléctrico Cory Joseph. Asi es que Nurse tendrá que confiar en los ‘europeos’ experimentados a los que sí ha conseguido reclutar en lugar de los Andrew Wiggins, RJ Barrett, Kelly Olynyk, Jamal Murray, Tristan Thompson, Dwight Powell o Nik Staukas. Sin Joseph, llevará el timón Kevin Pangos, que ha tenido nubes y claros en su temporada con el Barcelona, lo mismo que Kyle Wiltjer con el Unicaja. No se puede decir que falte ‘pólvora’ con Phil Scrubb, que acaba de firmar por el Estudiantes, ni potencia física con Khem Birch, un interior que no termina de cuajar en los Orlando Magic y que ha quedado como único NBA en el vestuario. En Málaga seguirán muy de cerca a Melvin Ejim, nuevo en el Martín Carpena tras un par de años de menos a más en el Unics Kazan.

De ser uno de los favoritos a, si no está fino, poder quedarse fuera de la segunda fase. Canadá tendrá que estar muy fino desde el primer día (partido contra Australia) y no despistarse dos días después (ante Lituania) para no llevarse un chasco tremendo en China.

 

Kevin Pangos (Foto: FIBA)

LITUANIA: Tradición y talento con un sello muy propio

Lituania es baloncesto y baloncesto es Lituania, así es que, como siempre, habrá que tenerles muy en cuenta. No es casualidad que haya sido probablemente el país que mejor ha sabido protegerse contra la ‘epidemia’ de las renuncias. Cuando te llaman para ponerte la camiseta verde, vas y punto.

A Jonas Valanciunas no pareció afectarle quedarse fuera a última hora de los futuros campeones de la NBA, los Raptors, y su gran rendimiento en los Grizzlies le ha procurado una jugosa  renovación. Sin tener que preocuparse de su futuro, llega perfectamente preparado para ser el mascarón de proa de un equipo que, por muy reconocible que sea, nunca se le acaba de detectar. Casi todos sus componentes poseen un ‘IQ’ baloncestístico muy alto, empezando por el propio Valanciunas y siguiendo con su pareja bajo los tableros, Domantas Sabonis. El ‘hijísimo’ criado en Málaga es ya alguien muy respetado en la NBA por su trabajo en los Pacers. Los exteriores sabrán aprovecharse de la atención que atraerán los pívots. Mantas Kalnietis sabe de qué va esto, lo mismo que otros fijos como Renaldas Seibutis (notable temporada la suya en Zaragoza), Jonas Maciulis o Paulius Jankaunas. Buen momento para que se reivindique Mindaugas Kuzminskas, acusado a menudo de ser demasiado frío, pero que cuando se mete en los partidos es una amenaza constante.

Los lituanos, con el sempiterno Jonas Kazlauskas a los mandos, seguro que piensan que el bronce del 2010 está demasiado solitario en sus vitrinas y que necesita compañía. Por ello lucharán. Pero deben tener cuidado en este particular ‘grupo de la muerte’ porque dos de sus tres partidos serán exigentes al máximo.

Jonas Valanciunas (Foto: FIBA).

AUSTRALIA: Pese a que no va Ben Simmons, un equipo temible

Es inevitable que los australianos no sientan amargura al no haber conseguido que Ben Simmons, el futurista base de los Sixers, acudiese finalmente a China por motivos que no parecen muy bien explicados. Tienen una plantilla bastante redonda con la que aspirar a todo, pero, claro, sin él ya no será lo mismo.

Al menos la de Simmons es una de las posiciones que mejor tienen cubierta: Patty Mills (Spurs) es una fiera con el balón en las manos, mientras que Matthew  Dellevedova (Cavaliers) se agarra la pierna del hombre asignado y ya no lo suelta en toda la noche. Ambos están en plena madurez, lo mismo que Joe Ingles, cuyo creciente éxito en la NBA con un perfil altruista dentro de un equipo perfecto para él, los Jazz, no debería sorprender a tanta gente. Por dentro también hay argumentos de sobra: en el centro de la zona se alternarán y hasta puede que coincidan dos tipos pesados, pero muy inteligentes: Aaron Baynes y Andrew Bogut. Puede que para completar el círculo, más que Simmons, lo que le falte sea un especialista en el tiro lejano más allá de los fogonazos de Mills. Para ese papel se ofrecen Chris Goulding y otro ‘viejo conocido’, David Barlow (ex Zaragoza, Murcia y Obradoiro).

Nunca han subido a un podio en este torneo y esta puede ser su gran ocasión. Hace tres años perdieron el bronce ante España en Río, también con Andrej Lemanis en el banquillo, y no querrán que le vuelva a suceder algo así. Pero primero hay que asegurar el pase a la segunda ronda, que no será fácil.

Joe Ingles (Foto: FIBA).

SENEGAL: Muy difícil repetir la hombrada de hace cinco años

Poca fe en Senegal, sobre todo después de que se cayesen de la lista Gorgui Dieng, Tacko Fall, Yousoupha Fall y el nacionalizado Clevin Hannah. El impacto que obtuvieron en España-2014, cuando lograron meterse en octavos tras derrotar en la fase de grupos a Puerto Rico y Croacia, parece imposible de repetir. En el lado optimista, lo que sí puede haber quedado es algo de la cultura competitiva que impuso Porfi Fisac para ganar el AfroBasket de 2017.

Maurice Ndour se ha quedado demasiado solo y tendrá la responsabilidad de ser el jefe de Senegal sobre la pista. Se verá obligado a ampliar su repertorio, habitualmente encasillado a especialista defensivo. En ocasiones se ha demostrado que también puede encarar el aro con mucha fuerza, por mucho que su experiencia en el Real Madrid hace unos años resultase bastante desigual. Ahora en Valencia le esperan con ilusión de cara a la nueva temporada tras  mostrar algo más que músculo en el Unics Kazan.  ¿Quién puede ayudarle? El base Xane D’Almeida, el alero Mouhammad Faye y el pívot Ibrahima Fall, los tres con bastante recorrido en buenas ligas europeas, como la práctica totalidad del equipo.

Lituania y Australia esperan en las dos primeras jornadas, por lo que puede ser que en la tercera, ante Canadá, ya lleguen eliminados. Quizás si hubiesen caído en otro grupo tendrían alguna opción más, pero este es complicadísimo que lo pasen.

Maurice Ndour (Foto: FIBA).

Calendario:

Jornada 1 (1 de agosto):

9.30: Canadá-Australia

13:30: Senegal-Lituania

Jornada 2 (3 de agosto):

9.30: Australia-Senegal

13:30: Lituania-Canadá

Jornada 3 (5 de agosto):

9.30: Canadá-Senegal

13:30: Lituania-Australia