HELSINKI 1952: Estreno soviético y victoria americana en una final aburrida

HELSINKI 1952: Estreno soviético y victoria americana en una final aburrida
Finlandia organizó doce años después los Juegos que le habían sido asignados par

Javier Ortiz Pérez

HELSINKI 1952: Estreno soviético y victoria americana en una final aburrida

Lugar: Helsinki (Finlandia).

Fechas: 19 de julio al 2 de agosto.

Número de participantes: 23.

Podio: Estados Unidos (oro), URSS (plata), Uruguay (bronce).

El origen:

Finlandia organizó doce años después los Juegos que le habían sido asignados para 1940. Lo más llamativo en baloncesto fue el estreno en esta competición de la URSS, pero eso no impidió que Estados Unidos prolongase su dominio de las dos ediciones anteriores. El héroe de la cita fue el atleta checoslovaco Emil Zatopek, que hizo un triplete increíble: 5.000, 10.000 y la maratón.

Cartel anunciador de los Juegos.
Cartel anunciador de los Juegos.

El desarrollo:

...La FIBA inscribió a todo aquel que quiso, pero de los 23 países eligió a 13 para disputar una ronda previa y que se quedasen en 16 en cuatro grupos de cuatro. De ellos se clasificaron los dos mejores para otros dos grupos de cuatro de los que salieron los semifinalistas.

...Bélgica, Suiza, Grecia, Israel, Italia, Rumanía y Turquía cayeron a las primeras de cambio. Mientras, en la primera fase de grupos lograron la clasificación Estados Unidos y Uruguay (A), URSS y Bulgaria (B), Argentina y Brasil (C) y Francia y Chile (D).

...En la segunda frase de grupos, estadounidenses y soviéticos dominaron en uno de ellos (victoria ‘yankee’ por 86-58 en el pulso directo entre ambos, el primero de la historia) y uruguayos y argentinos, en el otro.

...Las semifinales fueron bastante equilibradas. Estados Unidos quizás sufrió más de lo previsto ante Argentina (85-76, después de empezar 0-14), mientras que a la URSS también le costó muchísimo ante Uruguay (61-57), que finalmente se haría con el bronce (68-59 frente a los argentinos, por entonces campeón del mundo, en la consolación).

El equipo ganador: Estados Unidos.
El equipo ganador: Estados Unidos.

La final:

No hubo sorpresa en el partido definitivo, resuelto por el marcador más corto de todo el torneo: 36-25. Después de la paliza recibida en la segunda fase de grupos, los soviéticos optaron por no arriesgar el balón y jugar posesiones muy largas, aprovechando que todavía no se había instaurado el reloj. El espectáculo resultó tan flojo al descanso (17-15 para los norteamericanos) que el público empezó a abuchear a ambos equipos. Sin embargo, la superioridad de USA acabó imponiéndose, ‘devolviendo la moneda’ de las posesiones largas cuando consiguió la ventaja suficiente. Clyde Lovellette (9 puntos) fue el máximo anotador de una final para olvidar. 

El soviético Ivan Lysov posa entre los gigantes americanos Bob Kruland y Marcus Freideberger.
El soviético Ivan Lysov posa entre los gigantes americanos Bob Kruland y Marcus Freideberger.

La estrella:

Lovellette fue en todo el torneo el mejor norteamericano en media de anotación (13,9 puntos) dentro de un equipo que repartía mucho el protagonismo ofensivo. Llegaba tras ser el mejor jugador de la NCAA con la universidad de Kansas y no defraudó con sus 2,08, siendo uno de los precursores de la posición de ala-pívot. Fallecido el pasado mes de marzo, se mantiene como el único jugador en la historia que ha sido  campeón de la NBA con Lakers y Celtics.

Imagen de uno de los partidos.
Imagen de uno de los partidos.

También destacaron…:

Bob Kurland, el mejor cuatro años antes en Londres, también tuvo un papel importante en el oro estadounidense con sus 2,13 de estatura y capacidad de intimidación en su propio tablero.

Otar Korkia, un habilidoso alero de origen georgiano, fue la gran referencia de los soviéticos en ataque. En la final anotó 8 puntos, pero en la primera fase le hizo 38 a Chile.

Adesio Lombardo fue el héroe en el bronce de Uruguay, a la que lideró en el plano ofensivo (17,1 puntos por choque). Repitió su título de máximo anotador total de Londres-48.

El pívot Ivan Mrzek (22 por partido, nadie por encima de él en el torneo) se erigió como el gran bastión de una Checoslovaquia que decepcionó tras caer en la primera fase de grupos.

Clyde Lovellette, el mejor jugador del torneo.
Clyde Lovellette, el mejor jugador del torneo.

Las anécdotas:

...La final USA-URSS fue la primera de las cuatro consecutivas en las que se medirían los dos grandes gigantes en la competición olímpica. Los americanos se habían basado en los jugadores de Kansas esta vez (siete de doce), mientras que los soviéticos exhibían prácticamente la misma escuadra que se había proclamado campeona de Europa en París un año antes.

...Uruguay dejó la impronta de su baloncesto rudo, pero extremadamente competitivo. Los charrúas ganaron las dos prórrogas que disputaron (ante Checoslovaquia y Argentina) y se emplearon con una dureza que levantó las quejas de los rivales. En el choque ante Francia, varios de sus jugadores llegaron a agredir a uno de los árbitros, el norteamericano Farell, y terminaron con tres en pista al acumular nueve eliminados.

...Egipto presentó una protesta oficial por verse obligada a jugar la fase de clasificación, alegando que apenas tres años antes, en el Europeo disputado en su país, se había proclamado campeón. Consiguieron superar esa fase, pero después se quedaron fuera en la de primera de grupos tras perder con claridad ante Francia y Chile.

...La fase final se disputó en un pabellón que, aunque con reformas, continúa en pie: el Messuhalli, muy cerca del Estadio Olímpico, en un piso elevado encima de una estación. Ahora se llama Töölö Sports Hall.

...Afortunadamente, fue el último torneo olímpico sin reloj de posesión. Y es que el baloncesto no podía aguantar más con ‘espectáculos’ como el de la final, en la que el soviético Anatoli Koniev llegó a sentarse en el parquet como señal de protesta por la táctica del rival de retener el balón (aunque fuese la misma que su propio equipo había usado antes).

El Messuhalli, sede de la fase final.
El Messuhalli, sede de la fase final.

La actuación española:

España no se inscribió en la competición de baloncesto de los Juegos de Helsinki, y eso que por entonces su baloncesto gozaba de un buen nivel: en 1951 había sido subcampeona de los Juegos del Mediterráneo. En plena época de aislamiento internacional, la representación nacional en la capital finlandesa fue muy escasa, con solamente 29 deportistas. Uno de ellos, Ángel León Gozalo, logró la plata en la modalidad de tiro.

Marcador de la final.
Marcador de la final.


Amistoso España-Francia en 1951.
Amistoso España-Francia en 1951.