JAPÓN-2006: Apoteosis del BA-LON-CES-TO de España

JAPÓN-2006: Apoteosis del BA-LON-CES-TO de España

Javier Ortiz Pérez

Lugar: Sendai, Hiroshima, Hamamatsu y Sapporo (ronda preliminar) y Saitama (fase final).

Fechas: 19 de agosto a 3 de septiembre.

Número de participantes: 24.

Podio: España (oro), Grecia (plata) y Estados Unidos (bronce).

El origen:

Ocho años tuvieron los japoneses para preparar el Mundial. El claro objetivo era fortalecer el baloncesto en un lugar en el que nuestro deporte todavía está por desarrollar en muchos aspectos. La organización se correspondió con el tópico de la minuciosidad con la que se hacen las cosas en el Extremo Oriente. Y hubo un salto ambicioso respecto a las tres ediciones anteriores: se volvía a pasar de 16 a 24 participantes. Además, hubo mucho público en las gradas.

Fotografía Archivo Fotográfico MUSEO FEB ESPACIO

El desarrollo:

…Los equipos fueron divididos en cuatro grupos de seis, entre los que se clasificaban los cuatro primeros para octavos de final. A partir de entonces, eliminatorias a vida o muerte. En esa primera fase no hubo sorpresas: los cuatro que más tarde serían semifinalistas se proclamarían campeones de grupo holgadamente, mientras que las ‘cenicientas’ (entre ellas, el anfitrión, que al menos se dio el gusto de ganarle a Panamá) se despidieron. Puerto Rico y Brasil fueron las decepciones.

…En octavos vencieron todos los campeones y subcampeones de grupo con la única excepción de Italia, segundo en el C, que cedió frente a Lituania, tercero en el D, en un choque muy igualado (68-71). También sufrió Alemania ante Nigeria (78-77). Mientras España espantaba fantasmas frente a Serbia (87-75), Estados Unidos parecía enchufado contra Australia (113-73).

Fotografía Archivo Fotográfico MUSEO FEB ESPACIO

…En cuartos de final todos los partidos resultaron muy desigualados: Argentina tumbó a Turquía (83-58), España a Lituania (89-67), Grecia a Francia (73-56) y Estados Unidos a Alemania (85-65), este último con el matiz de que los americanos solo ganaban 40-39 al descanso. Un aviso del que no quisieron tomar nota.

…Estrenando septiembre se disputaron las semifinales. En la primera de ellas, España jugó su peor partido del campeonato y, muy espesa, tuvo que cruzar los dedos para que un triple de Andrés Nocioni no le diese el triunfo a Argentina en el último segundo (75-74). En la segunda, Grecia dio un baño táctico a Estados Unidos, con una ejecución simple pero perfecta del bloqueo y continuación que los NBA no supieron contrarrestar (101-95). La final hispano-helena estaba servida, pero con pánico en el equipo de ‘Pepu’ Hernández: en una de las últimas jugadas ante Argentina, Pau Gasol se había lesionado y rápidamente se supo que no podría estar disponible.

Fotografía Archivo Fotográfico MUSEO FEB ESPACIO

La final:

¿Pánico? Ha debido ser una errata, porque España tuvo de todo menos miedo aquel apoteósico 3 de septiembre del 2006, el día más grande que haya vivido nuestro baloncesto en toda su historia. Las apuestas estaban a favor de Grecia debido a la ausencia del mejor jugador del torneo, pero eso no importó ni un pimiento desde el salto inicial. Con Jorge Garbajosa poniéndose las botas desde lejos, Juan Carlos Navarro haciendo lo que quería con sus defensores (20 puntos ambos), José Manuel Calderón mandando, Felipe Reyes y Marc Gasol fajándose con Papadopoulos y Schortsianitis y, en general, todo un equipo defendiendo una idea, el único reproche es que el marcador careció de toda emoción. Al descanso medio oro ya estaba en el bolsillo (43-23), lo que se aseguró 20 minutos después (70-47). Una sinfonía inolvidable y que nunca llegaremos a agradecer del todo a quienes la interpretaron. El diario ‘Marca’ tituló el día siguiente en portada: “Hijo, yo viví el oro de Japón”. Pues eso.

Fotografía Archivo Fotográfico MUSEO FEB ESPACIO

La estrella:

No importó que Pau Gasol, en muletas y emocionadísimo, no jugase la final. Sus 21,2 puntos y 9,4 rebotes por partido habían sido claves para llegar hasta ese momento.

Fotografía Archivo Fotográfico MUSEO FEB ESPACIO

También destacaron…:

Theo Papaloukas fue el gran verdugo de Estados Unidos en semifinales. Su entendimiento con Schorsianitis resultó clave. Un base de los que renuncia a anotar para que el equipo gane.

Manu Ginóbili casi calcó sus números de cuatro años antes en Indianápolis (15,1 puntos, 2,8 rebotes, 2,3 asistencias), pero se quedó fuera del podio.

Fotografía Archivo Fotográfico MUSEO FEB ESPACIO

Carmelo Anthony fue el mejor del lujoso equipo norteamericano, el que mejor supo entender el baloncesto FIBA desde la posición de ‘4’ (19,9 puntos). Al menos salvaron el bronce.

Jorge Garbajosa no fue el simple escudero de Pau. Su papel como ‘4’ abierto generó muchos espacios. Y ya sabemos bien que, cuando entraba en trance, era infalible.

Colección MUSEO FEB ESPACIO 2014

Las anécdotas:

…Estados Unidos, dolida por los últimos fracasos en Mundiales y Juegos Olímpicos, llevó a casi todos los mejores: LeBron James, Dwayne Wade, Chris Paul, Chris Bosh, Dwight Howard, Elton Brand, Carmelo Anthony, Joe Johnson… Curiosamente, en la plantilla también estaba Brad Miller, que ya había acudido al Mundial de 1998 en la improvisada selección de jugadores que estaban en Europa porque los NBA no quisieron acudir. Los americanos no se tomaron muy bien el bronce de Saitama: recibieron las medallas el día anterior la final, ‘pasando’ de la ceremonia de clausura para así poder volver antes.

Colección MUSEO FEB ESPACIO 2014

…’Badtz Maru’ fue el simpático pingüino que ejerció como mascota oficial. La traducción, en sentido figurado, es, más o menos ‘Mal Bien’. Es un personaje que ya existía antes del campeonato, ya que pertenece a la familia de la popularísima ‘Hello Kitty’.

...El neozelandés Mark Dickel fue uno de los protagonistas negativos de la primera fase. La FIBA le amplió a tres partidos más la sanción que ya había recibido por dar positivo por cannabis en un partido anterior frente a Australia.

…Tiene un pase que el alero venezolano Víctor Díaz, un histórico del baloncesto de su país, fuese el jugador más veterano del torneo con 38 años. Pero lo curioso es que han pasado ocho desde entonces y… ¡sigue jugando! Con 46 ha disputado la última campaña con el Gaiteros de Zulía, de la máxima categoría de Venezuela, en la que es el máximo anotador de siempre.

Anecdotario español:

…La victoria tuvo un componente extra a nivel emotivo: unas horas antes del partido ante Grecia se conoció que el padre del seleccionador, Pepu Hernández, había fallecido. Al técnico, obvio, se le vio especialmente emocionado tras el triunfo. Y en Madrid, en el multitudinario recibimiento, dejó una frase para el recuerdo: “Escuchad una palabra que para mí y a partir de ahora para todos va a ser muy importante: BA-LON-CES-TO”.

Colección MUSEO FEB ESPACIO 2014

…Marc Gasol no estaba en principio en la lista. De hecho, su salto de calidad todavía no se había producido y apenas había jugado aquella temporada en el Barcelona (2,9 puntos y 2,6 rebotes en 10 minutos). Sin embargo, se lesionó Fran Vázquez y él superó a Edu Hernández Sonseca en la lucha por la vacante. En Japón no tuvo mucho protagonismo… hasta el día de la final, en la que frenó las acometidas de Schortsianitis durante unos minutos.

…Aparte de la habitual afición de la mayor parte de los jugadores a las cartas (sobre todo, a la ‘pocha’), hubo otro elemento de cohesión durante el campeonato: una canción llamada ‘El hombre despechado’ de un desconocido autor llamado Ricky López y que era coreada a menudo por todo el grupo.

Colección MUSEO FEB ESPACIO 2014

…Fue también un Mundial de cambio para España a nivel televisivo. Hasta entonces todos los había ofrecido Televisión Española, pero en el 2006, dentro de su campaña de lanzamiento, LaSexta se hizo con los derechos. Ofreció una gran cobertura desde Japón y desde España, siempre con el añorado Andrés Montes como referencia.

…Los meses de preparación y el propio Mundial fueron recogidos en un ‘comic’ que tuvo grandes ventas y que se tituló ‘Big in Japan’. Su autor fue Luis Felipe Campuzano.

…El mismo fin de semana que España se proclamaba campeona, la selección cadete lograba el oro en el Europeo de Jaén con un enorme protagonismo de alguien que apenas dos años después estaría en la absoluta: Ricky Rubio. El base de El Masnou logró ante Rusia en la final 51 puntos, 24 rebotes, 12 asistencias y 7 balones robados, forzando la primera de las dos prórrogas que hubo con un triple alejadísimo. Al final, 110-106 para los anfitriones.