ARGENTINA-90: Apoteosis balcánica, caos de España

ARGENTINA-90: Apoteosis balcánica, caos de España

Javier Ortiz Pérez

Lugar: Santa Fe, Rosario, Villa Ballester y Córdoba (ronda preliminar), Salta (fase de consolación) y Buenos Aires (fase final).

Fechas: 8 al 19 de agosto.

Número de participantes: 16.

Podio: Yugoslavia (oro), URSS (plata) y Estados Unidos (bronce).

El origen:

Cuatro años antes, justo antes del Mundial de España, se le concedió a Argentina el de 1990. Volvía así a su lugar de nacimiento, justamente 40 años antes. A la vista de la acumulación de equipos poco competitivos que acudieron en 1986, se decidió volver a reducir la cifra de participantes (de 24 a 16).

Fotografía Archivo Fotográfico MUSEO FEB ESPACIO

El desarrollo:

…Los 16 países se distribuyeron en cuatro grupos de cuatro. Costaba caro un tropiezo, ya que solo los dos primeros de cada uno de ellos se metían en la fase final. Puerto Rico y Yugoslavia (A), Brasil y Australia (B), Estados Unidos y Grecia (C) y URSS y Argentina (D) lograban el pase. España, superada por los griegos, e Italia (perjudicada en un triple empate con brasileños y australianos) protagonizaban las dos grandes decepciones.

…Ya en Buenos Aires, los ocho aspirantes se repartían en otros dos grupos. Puerto Rico, que ya había ganado a Yugoslavia, se confirmaba como la gran revelación venciendo también a Estados Unidos, que también se metía en semifinales con muchísimos apuros. En el otro grupo, Yugoslavia y URSS no tenían tantos problemas.

Fotografía Archivo Fotográfico MUSEO FEB ESPACIO

…En los cruces definitivos, Yugoslavia, afinadísima, frustraba a Estados Unidos (99-91), mientras que los soviéticos sacaban una fuerza hasta entonces no vista en el campeonato frente a Puerto Rico (98-82).

La final:

Yugoslavia se paseó, cogiéndose así cumplida revancha de lo ocurrido cuatro años antes en la semifinal de Madrid. Pero la URSS estaba dejando de ser la URSS y en la convocatoria no hubo ya jugadores lituanos. La final parecía sentenciada ya al descanso (52-34) y el fluido juego ofensivo de los balcánicos continuó después hasta el 92-75 definitivo. No tuvieron ni una sola oportunidad los soviéticos. Normal si se mira el quinteto del ganador: Jure Zdovc (13), Drazen Petrovic (18), Toni Kukoc (14), Zarko Paspalj (20) y Vlade Divac (6). Al final del partido hay un momento que provocó el enfriamento de las relaciones entre Petrovic y Divac, cuando este último arrebató despectivamente a un aficionado una bandera croata con la que había saltado a la pista.

La estrella:

Toni Kukoc, coronado como el mejor jugador de Europa al frente de la Jugoplastica, hacía lo que le daba la gana en aquella época: anotaba, reboteaba, asistía… Era un escándalo.

Fotografía Archivo Fotográfico MUSEO FEB ESPACIO

También destacaron…:

El velocísimo Kenny Anderson se salvó dentro del tono irregular de Estados Unidos, que al menos amarró el bronce (en la prórroga) ante Puerto Rico.

La inclusión de Federico ‘Fico’ López fue un premio al gran campeonato de Puerto Rico. Jugador poco conocido en Europa, falleció en el 2006 de un ataque al corazón mientras jugaba al voleibol.

Oscar Schmidt se proclamó máximo anotador del torneo con nada menos que 34,6 puntos por encuentro. Brasil, quinto al final, era básicamente él.

Al carismático puertorriqueño ‘Piculín’ Ortiz solo le faltó la medalla. Su juego ofensivo, lleno de recursos, fue una pesadilla para los pívots rivales.

Las anécdotas:

…Hubo una agria polémica en Argentina apenas tres meses antes del campeonato: Bahía Blanca, considerada ‘la capital’ del basket argentino, fue despojada de su sede en beneficio de un sitio de mucha menor tradición como Villa Ballester. La de Bahía Blanca iba a ser la única cancha de equipos de la liga nacional (en este caso, el Estudiantes) que iba a ser remodelada. Y, según se aseguró, sus rivales protestaron.

Colección MUSEO FEB ESPACIO 2014

…Carlos Saúl Menem era por entonces el presidente del país. Acusado de gafe por una parte de la población, no faltaron los cánticos al respecto cada vez que se asomó por uno de los pabellones. Su selección terminó octava, sin victorias en la fase final, pero tampoco se le puede culpar a él de eso: la ‘generación dorada’ todavía estaba en los patios de los colegios.

…La organización tuvo bastantes deslices y la asistencia de público fue baja en la mayor parte de los encuentros. En la inauguración oficial de Santa Fe, los venezolanos y yugoslavos llegaron a abandonarla antes de concluir porque había comenzado con tres cuartos de hora de retraso y les tocaba jugar a continuación.

Colección MUSEO FEB ESPACIO 2014

…El surcoreano Jae Hur estableció el vigente récord de más puntos en un solo encuentro del Mundial. Le clavó nada menos 62 a Egipto en la lucha por la decimoquinta plaza, incluyendo 14 triples.

…La caricatura de un ave típica de la zona, el ñandú, tomó el relevo de la jirafa ‘Pívot’ como mascota del campeonato. Por descontado, ‘Ñandy’ vestía los colores de la selección nacional argentina, aunque no tuvo mucho recorrido comercial.

…La actuación española fue floja, pero al menos tuvo el honor de que uno de sus árbitros, Vicente Sanchís, pitase por primera vez la final de un Mundial. Lo hizo junto al brasileño Antonio Carlos Affini.

Colección MUSEO FEB ESPACIO 2014

La actuación española:

…En Villa Ballester, la selección de Díaz Miguel tomó fuerzas con un plácido debut frente a Corea del Sur (130-103), sabiendo que era el día siguiente cuando se jugaba el todo por el todo ante una Grecia que no podía contar con su gran estrella, Nikos Galis. Pues bien, no hubo opciones en ese día clave, estando casi todo el partido por detrás hasta el 102-93 final. Quedaba la esperanza de batir a Estados Unidos en la tercera jornada, pero era imposible, pese a mejorar la imagen (95-85).

…La ‘condena’ era pasar la segunda parte del campeonato en Salta, al norte del país, en un entorno rural y con la única motivación de un noveno puesto como máximo. El equipo evitó la desmotivación ante Egipto (107-73), China (130-86) y Venezuela (122-102), teniendo de especial este último encuentro que Jordi Villacampa batió el récord, todavía vigente, de más puntos en un partido del equipo nacional (48). Esa línea se continuó ante Canadá (84-75), pero no ante Italia. La derrota por 103-86 frente a Italia cerró un Mundial muy triste, en la décima posición.

…Sin Epi ni Antonio Martín, lesionados, ni Fernando Martín, fallecido unos meses antes, el liderazgo quedaba prácticamente en manos de Villacampa, que se hinchó a anotar (23 por partido, 5º en la clasificación) y estuvo secundado decentemente por Andrés Jiménez. Alberto Herreros y Ferrán Martínez pertenecían a una nueva generación emergente, pero aún eran muy jóvenes. Pero el resto apenas alcanzaron el aprobado. Díaz Miguel llevó a cuatro bases (José Miguel Antúnez, Rafa Jofresa, José Antonio Montero y Pepe Arcega) y ninguno le convenció.