ARGENTINA-50: Luna Park corona al anfitrión

ARGENTINA-50: Luna Park corona al anfitrión

Javier Ortiz Pérez

Lugar: Buenos Aires.

Fechas: 22 de octubre al 3 de noviembre de 1950.

Número de participantes: 10.

Podio: Argentina (oro), Estados Unidos (plata), Brasil (bronce).

Fotografía Archivo Fotográfico MUSEO FEB ESPACIO

El origen:

A finales de los 40 la FIBA se dio cuenta de que el Mundial de fútbol estaba resultando una gran idea para promocionar su deporte, así es que decidió hacer lo mismo. La idea la impulsó su entonces presidente, William Jones. Argentina fue escogida porque Europa estaba todavía en reconstrucción después de la durísima Segunda Guerra Mundial. Y al país, con el liderazgo de Juan Domingo Perón, estaba interesado en lanzar su imagen internacional.

Fotografía Archivo Fotográfico MUSEO FEB ESPACIO

El desarrollo:

…El número de diez participantes obligó a un peculiar sistema de competición en el que se establecían dos rondas preliminares y dos repescas posteriores. El objetivo era dejar fuera de la fase final a cuatro equipos, que fueron Perú, Ecuador, España y Yugoslavia.

Fotografía Archivo Fotográfico MUSEO FEB ESPACIO

…En la fase final, Argentina se mostró superior a sus rivales, ganando casi todos sus encuentros disputados con bastante claridad (5-0). Solo sufrió ante Brasil (40-35). Estados Unidos se hizo con la plata (4-1) y Chile salió vencedora para el bronce en un triple empate con un balance 2-3 junto a Brasil y Egipto.

La final:

No hubo final como tal por el sistema de liguilla, aunque se puede considerar que lo fue el encuentro de la última jornada entre Argentina y Estados Unidos. Los locales vencieron 64-50 en Luna Park ante 20.000 espectadores en lo que resultó una sorpresa, ya que los americanos, aunque con un equipo superior, llegaban como campeones olímpicos. Precisamente habían derrotado a Argentina en Londres-48 por un exiguo 59-57.

La estrella:

Oscar ‘Millito’ Furlong fue el máximo anotador de la ‘final’ con 20 puntos, 11 por encima de su promedio. Todo un mito del baloncesto argentino que hasta hizo sus pinitos como actor. Jugaba de pívot y llegó a recibir el interés de franquicias de la entonces joven NBA.

También destacaron…:

Ricardo ‘Negro’ González fue el capitán argentino, un jugador de buena capacidad ofensiva (10,7 puntos por encuentro) que hacía una gran pareja con Furlong.

El español –nacido en Chile-- Álvaro Salvadores fue el máximo anotador del torneo (13,8 de media). Fue un jugador espectacular que veía gigantesco el aro. El yugoslavo Nebojsa Popovic pasó a la historia por ser el primer jugador en anotar en un Mundial. Fue en el partido ante Perú. Cofundador del Estrella Roja. John Stanich fue el mejor jugador de los norteamericanos. Criado en la mítica UCLA y de ascendencia croata, en la final logró 11 puntos.

Las anécdotas:

…El nombre oficial del torneo fue “I Campeonato Mundial de Basketball Libertador General San Martín”, en conmemoración por el centenario del nacimiento de José de San Martín, que en el siglo XIX lideró la independencia de varios países latinoamericanos.

…Uruguay estaba clasificado para participar, pero un conflicto diplomático entre el país organizador y su vecino acabó con la retirada de los uruguayos, a cuyos medios se les había negado el visado. Perú ocupó a última hora el puesto vacante.

…Egipto acudió como vigente campeón de Europa. Lo había conseguido el año anterior como anfitrión y una pobre participación de solo seis países. Italia renunció por motivos económicos y su lugar lo ocupó Yugoslavia, que terminó última (increíble, ¿no?).

…El equipo de Estados Unidos no era ni siquiera una selección de los mejores universitarios, como ocurría en los Juegos y en los Mundiales a partir de los 60. Su plantilla era un equipo ‘de empresa’ de la AAU, los Denver Chevrolets.

La actuación española:

España, dirigida por Michael Paul Rutzgis, se clasificó en el torneo previo disputado en Niza. La derrota inicial ante Egipto (57-56) pesó demasiado. En la repesca tampoco pudo con Chile (54-40) y después en la de consolación tampoco con Perú (43-47) ni Perú (51-43). La retirada de Yugoslavia en la última jornada alegando que no quería jugar contra un país de régimen fascista permitió eludir el último puesto.