Movistar Estudiantes, brillante campeón de España

Movistar Estudiantes, brillante campeón de España
Movistar Estudiantes, brillante campeón de España

Movistar Estudiantes, brillante campeón de España

Emoción, igualdad, tensión y mucha calidad en la final del Campeonato Endesa Cadete de Andorra y La Seu. En los últimos segundos Movistar Estudiantes se hizo con el título de campeón de España tras vencer al Gran Canaria

Gran Canaria 53-55 Movistar Estudiantes Estadística 

En un Campeonato Endesa Cadete sorprendente, llegaron a la final  dos equipos que no partían a priori entre los grandes favoritos. Tanto Gran Canaria como Movistar Estudiantes habían tenido momentos difíciles en Andorra y La Seu, pero se encontraban disputando el último partido del torneo y querían demostrar toda su calidad, cada uno a su estilo. Salió mejor el conjunto canario, a pesar del triple inicial de Diego Alderete. Metiendo balones en la pintura y ralentizando el ritmo de juego, los de Gabriel Alonso se encontraban muy cómodos. Además, tener un jugador como Barim Faye, el más determinante del torneo, es un seguro de vida. El pívot terminó con 17 puntos y 15 rebotes al descanso, provocando graves problemas a la defensa colegial. Borja González, en el otro banquillo, también lo tenía claro: correr, correr, y correr. Ya fuera tras rebote,  recuperación o incluso canasta, el Movistar Estudiantes tenía claro que era mejor un ataque sin la defensa canaria formada.

Sin embargo, los nervios, la intensidad defensiva y las precipitaciones llevaban la final a un encuentro donde anotar se antojaba complicado. El tiro exterior tampoco funcionaba en ninguno de los dos equipos y después de pasar por el vestuario con un 24-20 todo quedaba pendiente para los últimos minutos. Un final que tuvo todos los ingredientes: igualdad, emoción, tensión y acierto. 5 puntos consecutivos de Alex Tamayo colocaban el 50-53 y provocaba que Gabriel Alonso pidiera tiempo muerto. La pizarra funcionó y el triple de Almenara empató el partido. Estudiantes se la jugó a falta de 7 segundos desde 6,75; falló y el balón iba a las manos de Faye, que pisó la línea de fondo. Otra jugada de pizarra perfecta acabó con la canasta de Diego Alderete con 6 segundos por jugar. Esta vez no entró el triple de Jorge Almenara y el título se va al Ramiro. Barim Faye acabó con 26 puntos y 31 rebotes, para un total de 53 de valoración. En las filas del Estudiantes el máximo anotador fue el héroe Diego Alderete (14 puntos) aunque el más valorado fue Adams Sola (13+10)

La clave: Barim Faye fue un coloso en las dos zonas, pero la defensa colegial en el último cuarto le puso en mayores aprietos. La competitividad del Movistar Estudiantes fue definitiva para el resultado final.


Canterbury Idecnet 61-63 FC Barcelona Lassa Estadística


El equipo blaugrana ha demostrado en Andorra y La Seu una competitividad brutal, sacando adelante un partido que tenía perdido en cuartos de final y el último en el que consiguió una meritoria medalla de bronce. Un partido siempre difícil, jugado a primera hora de la mañana y con el recuerdo de la derrota en semifinales, que comenzó con el equipo canario mucho más intenso y colocándose con un 8-0 con sólo minuto y medio jugado. Los catalanes despertaron y se aferraron al encuentro, pero ya siempre por debajo en el marcador. Al final del primer cuarto Canterbury dominaba 22-18, los mismos cuatro puntos con los que se llegó al descanso 42-38. El FC Barcelona consiguió parar el juego interior de los canarios pero no encontraba acierto desde los 6,75. Por su parte, el Canterbury Idecnet, auténtica revelación del torneo, no perdía los nervios y jugaba un gran baloncesto sin presión. 

El partido cambió tras el paso por los vestuarios. Las defensas apretaron un punto más, y resultaba más difícil anotar. En esta nueva situación, Canterbury aguantaba la presión y seguía manteniendo distancias mínimas que rondaban los 5/7 puntos.  En el último cuarto la juventud y la tensión acumulada se adueñaron de la situación. El FC Barcelona se colocaba por delante 58-60 a falta de 4 minutos. Y en esos cuatro minutos con más de 10 posesiones sólo se movió el marcador con dos triples: el de Suárez, que ponía el 61-60 a falta de 2:46 y el de Balciunas, a 1:37 y a la postre decisivo. Canterbury lanzó 4 triples más, uno a falta de 6 segundos, pero ninguno entró y el bronce se fue a tierras catalanas. NIkola Zizic fue el MVP con 12 puntos y 17 rebotes, exactamente los mismos números que Abdramane Camara. El máximo anotador fue el blaugrana Miquel Puig (16 puntos).

La clave: La capacidad competitiva del FC Barcelona, que no se fue del encuentro en ningún momento y que mejoró la defensa en los dos últimos cuartos, impidiendo el juego alegre del Canterbury.