FRANCIA 1999: Inesperada plata

FRANCIA 1999: Inesperada plata

Lugar: Toulouse, Clermont Ferrand, Antibes, Dijón, Pau, Le Mans y París.

Fechas: 21 de junio al 3 de julio.

Número de participantes: 16.

Podio: Italia (oro), España (plata), Yugoslavia (bronce).

El origen:

Número récord de sedes (nada menos que siete) para el tercer Eurobasket galo, tras los disputados en 1951 y 1983. Con la de este año, dentro de unos días, Francia se convertirá en la única nación en albergar cuatro finales continentales, aunque ahora se está repartiendo la organización con otros tres países (Alemania, Croacia y Letonia).

Logo del campeonato.
Logo del campeonato.

El desarrollo:

…Mismo sistema de competición que en 1997 en Barcelona. De inicio, cuatro grupos de cuatro equipos, clasificándose los tres primeros de cada uno para una fase intermedia de otros dos grupos de seis en la que contaban los enfrentamientos que ya se hubiesen producido. Los cuatro mejores de cada uno entrarían en el cuadro definitivo de cuartos, semifinales y final.

…Hubo bastante igualdad en la primera fase. Únicamente en el grupo A hubo un equipo invicto, Yugoslavia (3-0), siendo acompañado a la siguiente ronda por Francia (2-1) e Israel (1-2). En los otros tres hubo tres triples empates con 2-1 y el ‘average’ estableció el orden: Rusia, España y Eslovenia en el B; Turquía, Italia y Croacia en el C y Alemania, República Checa y Lituania en el D. Quedaban fuera sin ganar ni un partido Macedonia, Hungría, Bosnia-Herzegovina y, atención, Grecia.

…Mucho ‘tomate’ en los grupos de seis. En el E, mandaron Yugoslavia y Francia (5-1), seguidos de Rusia (4-2) y España (3-3), que se clasificó gracias a una carambola cuando ya se sentía eliminada. Mientras, en el F, Lituania se mostraba superior (5-1), Italia y Turquía aseguraban el pase (4-2) y Alemania frustraba a Croacia gracias a su victoria en la última jornada (3-3 ambos).

…En cuartos, Yugoslavia (78-68 a Alemania), Francia (66-63 a Turquía) e Italia (102-79 a Rusia) cumplían los pronósticos. El ‘sorpresón’ lo daba España eliminando a Lituania en un memorable partido (74-72) del que ya entraremos en detalles más abajo.

…No paró ahí la ‘rebelión’ del equipo de Lolo Sainz, que el día siguiente daba buena cuenta del anfitrión francés (70-63). Enfrente tendría en la final a Italia, que seguía yendo de menos a más como demostraba su 71-62 ante Yugoslavia, campeona las dos últimas ediciones.

Los españoles, con sus medallas de plata.
Los españoles, con sus medallas de plata.

La final:

El 3 de julio, en el Palais Omnisports de París-Bercy, España volvía, 16 años después, en el mismo país y ante el mismo rival, a una final continental. Lo cierto es que, visiblemente nerviosa y cansada, no tuvo muchas posibilidades frente a una Italia muy seria, que ya dominaba al descanso por 32-24 y llegó a tener 20 puntos de diferencia en la segunda parte. Como ocurrió durante todo el campeonato, Carlton Myers desde el exterior (18 puntos, 12 de ellos de tiros libres) y Gregor Fucka en el interior (10 puntos y 10 rebotes) lideraron a su equipo, beneficiado también por un día flojo de Alberto Herreros y el 22/36 de España en tiros libres. Se salvó de esa ‘quema’ Iván Corrales (15 puntos y 6 asistencias saliendo del banquillo). Al final, 64-56 y para casa con una plata que supo a gloria por lo inesperada.

La estrella:

No se ha visto en Europa un jugador igual que Gregor Fucka. Nunca: un 2,15 finísimo que se movía con una rapidez envidiable y ofrecía contundencia y buenas decisiones. Además, manejaba de forma indistinta las dos manos.

Dos jugadores que serían importantes en España: Fucka (Italia) y Tomasevic (Yugoslavia).
Dos jugadores que serían importantes en España: Fucka (Italia) y Tomasevic (Yugoslavia).

También destacaron…:

Hubo otros dos italianos en el quinteto ideal. Andrea Meneghin, un jugador distinto a su mítico padre, Dino. El hijo, que arrasó problemas de lesiones, se caracterizaba más por su polivalencia (un 2,00 que podía incluso ayudar en la dirección). El otro, Carlton Myers, era un ‘brazo ejecutor’ de juego muy libre e influencias caribeñas. Alberto Herreros veía reforzado su título de máximo anotador (19,2 puntos) con el nombramiento entre los mejores. Y Dejan Bodiroga, pese al oscuro bronce yugoslavo, seguía dando lecciones.

Alberto Herreros, máximo anotador y componente del equipo ideal.
Alberto Herreros, máximo anotador y componente del equipo ideal.

Las anécdotas:

…Pocas pistas más significativas en Europa que la de París-Bercy, un recinto de ensueño que ha acogido numerosos actos deportivos y culturales. Fue un ejemplo en cuanto a funcionalidad desde su construcción, en 1984. Nada que ver con el Velódromo de Invierno que fue sede del Europeo de 1951 y cuyo solar acoge en la actualidad las oficinas del Ministerio del Interior francés.

…El campeonato se iba llenando de jugadores de la NBA poco a poco hasta la ‘normalidad’ actual. En el de 1999 se contabilizaban nueve, ninguno de ellos español: Toni Kukoc (Croacia, Bulls), Arvydas Sabonis (Lituania, Blazers), Vlade Divac y Pedrag Stojakovic (Yugoslavia, Kings), un jovencito Dirk Nowitzki que promedió 15,2 puntos (Alemania, Mavericks), Radoslav Nesterovic (Eslovenia, Wolves), Marko Milic (Eslovenia, Suns), Kornel David (Hungría, Bulls) y Tariq Abdul Wahad (Francia, Kings).

…Una de las imágenes del campeonato fue la de Zeljko Obradovic rompiendo, por pura frustración, la pizarra táctica durante la semifinal ante Italia.

…En aquella Europa de fronteras cambiantes hubo dos selecciones que debutaban: la República Checa (heredera de la mitad de la otrora campeona Checoslovaquia) y Macedonia (ocho año después de declarar su independencia de Yugoslavia).

…José Luis Sáez todavía no era presidente de la Federación Española, pero ya ejercía de ‘hombre fuerte’ en ella como vicepresidente…. Fue quien negoció las primas con los jugadores, que ascendieron a cuatro millones de pesetas (unos 25.000 euros actuales) por cabeza por el segundo puesto.

 Los griegos, hundidos tras ser eliminados sin ganar un solo partido.
Los griegos, hundidos tras ser eliminados sin ganar un solo partido.

La actuación española (2º):

...España pasó de rozar un absoluto fiasco a protagonizar un subcampeonato magnífico. Así es el deporte a veces. Los protagonistas fueron los bases Nacho Rodilla, Iván Corrales y Nacho Rodríguez; los aleros Alberto Angulo, Carlos Jiménez, Alberto Herreros, Rodrigo de la Fuente y Roger Esteller y los pívots Nacho Romero, Iñaki de Miguel, Alfonso Reyes y Roberto Dueñas. Se trataba de una selección bastante joven, pero que todavía no había dado el relevo a la de los ‘juniors de oro’ que dos semanas después ganó el Mundial en Lisboa.

…En la primera fase de Clermont Ferrand, tras el trámite ante Hungría (84-75), se pasó de un revolcón (derrota por 85-75 frente a Eslovenia) a una buena demostración (victoria 72-69 contra Rusia).

…Se pasaba pues con un balance de 1-1 a la segunda fase, en Pau. El equipo, ofreciendo muy pobres sensaciones, estuvo prácticamente eliminado después de perder contra Francia (74-57) y Yugoslavia (77-63). En la última jornada había que ganar a Israel (fácil: 88-74) y esperar a que Francia, que no se jugaba nada, se impusiese a una Eslovenia que era aspirante al último billete para cuartos. Ambos partidos no se disputaron al mismo tiempo, sino uno después de otro. Al descanso, ganaban los balcánicos (28-38) y hubo quien empezó a hacer las maletas. Sin  embargo, Francia remontó y su victoria por 74-68 clasificó a España, aunque fuese como cuarta de grupo. La alegría se desbordó y, cuentan, la celebración incluyó una guerra de almohadas en las habitaciones.

…Aquello pareció liberar a la selección de sus miedos. Ya en París, Iñaki de Miguel torturó a Arvydas Sabonis en cuartos de final (3 puntos y 5 faltas en 16 minutos), Alberto Angulo acertó con dos tiros libres a falta de diez segundos y Sarunas Jasikevicius falló el último tiro. 74-72 y a ‘semis’.

…Francia, que nos había ganado claramente unos días antes, pagó caro el ‘favor’ ante Eslovenia de la segunda fase. Alberto Herreros clavó 29 puntos (uno más que ante Lituania) y Roberto Dueñas impuso su ley bajo los aros para el 70-63 definitivo.

…Poco que añadir sobre la final contra Italia. “El que no quiera ver esto, no quiere ver nada. Es muy importante lo que se ha hecho, a pesar de que siempre duele perder una final. Esta medalla me hace muy feliz y ha de servir para que el baloncesto español esté tranquilo, aunque también para seguir trabajando con entusiasmo para continuar progresando”, dijo Lolo Sainz. Su etapa como seleccionador acabaría un año después tras el noveno puesto en los Juegos Olímpicos de Sydney.

…Más declaraciones: “Por fin esta generación ha logrado el triunfo por el que llevaba luchando tanto tiempo” (Nacho Rodríguez); “Esta medalla es muy sabrosa. Después de un golpe de suerte en Pau, hemos conseguido algo muy grande en París” (Iván Corrales); “Es un éxito tremendo porque el nivel de equipos que había era altísimo. Si al inicio del campeonato nos dicen que llegaríamos hasta aquí no nos lo habríamos creído, pero lo hemos merecido (Alberto Herreros); “Nunca ha sido tan dulce el sabor de una derrota. A todos nos hubiera gustado ganar, pero esta plata es muy valiosa” (Alberto Angulo); “Al principio no jugamos como equipo. Luego se olvidaron las individualidades, empezamos a defender con ayudas y eso nos dio alas” (Roger Esteller); “Este equipo es mucho equipo. Siempre creímos en nosotros a pesar de los fracasos iniciales” (Iñaki de Miguel)…

 Los griegos, hundidos tras ser eliminados sin ganar un solo partido.
Los griegos, hundidos tras ser eliminados sin ganar un solo partido.

En el próximo capítulo…

Dueñas machaca el aro rival.
Dueñas machaca el aro rival.