ALEMANIA FEDERAL 1985: ‘Disgustazo’ en Stuttgart

ALEMANIA FEDERAL 1985: ‘Disgustazo’ en Stuttgart

Lugar: Karlsruhe, Leverkusen y Stuttgart.

Fechas: 5 de junio al 16 de junio.

Número de participantes: 12.

Podio: URSS (oro), Checoslovaquia (plata), Italia (bronce).

El origen:

14 años después del de Essen, Alemania Federal volvía a ser sede de un Eurobasket, esta vez en tres ciudades: Karlsruhe y Leverkusen para los grupos previos y Stuttgart para la fase final. Al país le quedaban todavía cuatro años para la reunificación con la República Democrática de Alemania.

La URSS, campeona.
La URSS, campeona.

El desarrollo:

...El sistema de competición introdujo cambios. Se mantenían los dos grupos de seis, pero lo siguiente serían los emocionantes cruces de cuartos de final entre los cuatro primeros ‘en aspa’ para seguir con el cuadro en semifinales y final.

…En el grupo A (Karlsruhe), Yugoslavia, URSS y España protagonizaron un bonito duelo, terminando igualadas con el mismo balance (4-1) tras hacerse daño mutuamente. El ‘average’ decidió ese orden, lo mismo que entre Francia, Rumanía y Polonia (1-4), con los galos metiéndose en la siguiente ronda. En el B (Leverkusen), Italia dominó (4-1) por delante de Alemania Federal y Bulgaria (3-2 ambos) y Checoslovaquia, que consiguió la última plaza con el mismo balance que Israel (2-3).

…Ya en Stuttgart, los checos dieron el primer sorpresón en cuartos ante Yugoslavia (102-91), mientras que URSS (104-86 a Bulgaria), Italia (97-71 a Francia) y España (98-83 contra el anfitrión) sí cumplieron el pronóstico.

…En semifinales, Checoslovaquia continuó con su increíble aventura (98-85 a España, ya lo analizaremos más abajo) y la URSS daba una exhibición ofensiva contra Italia (112-96).

Sabonis se impone sobre sus rivales.
Sabonis se impone sobre sus rivales.

La final:

Otra exhibición el día siguiente para los soviéticos ante los checos: 120-89 (aunque al descanso la diferencia era solo de siete puntos, 54-47. Monstruoso Arvydas Sabonis (23 puntos, 15 rebotes), omnipresente Valdis Valters (27 puntos, 8 asistencias), atinadísimo Rimas Kurtinaitis, brutal Aleksander Volkov… La nueva generación soviética se hacía con el poder. Realmente incontenible pese al oficio de Stanislav Kropilak (23) y Kamil Brabenec (21).

La estrella:

No había nada que pudiese parar a un tipo de 20 años llamado Arvydas Sabonis, excepto sus propias articulaciones. No era todavía el jugador pesado que conocimos en los 90. Lo más terrible era la facilidad con la que lo hacía todo.

Fernando Martín tapona a Volkov.
Fernando Martín tapona a Volkov.

También destacaron…:

Otro soviético en el quinteto ideal fue Valdis Valters, olvidando su mal campeonato anterior en Francia en 1983. Dos leyendas fallecidas prematuramente, Drazen Petrovic y Fernando Martín, también se colaban en las votaciones, uno anotando compulsivamente y otro poniéndole carácter a España. Por último, el local Detlef Schrempf se despedía durante siete años del basket FIBA antes de emprender su camino en la NBA.

Schrempf lució antes de irse a la NBA.
Schrempf lució antes de irse a la NBA.

Las anécdotas:

…Fue el primer campeonato internacional en el que se aplicó la línea de tres puntos, por entonces en 6,25 metros. Un estudio de la propia FIBA arroja conclusiones interesantes relacionadas con el basket contemporáneo. La anotación subió de 165 puntos por partido en el Eurobasket de 1983 a 189 en el de 1985. Y eso que por entonces solo se intentaban 22 triples por encuentro, poco más de la mitad de los 41,3 del Eurobasket del 2003, por poner un ejemplo. El acierto fue de un 38% en Alemania, que ahora se consideraría bastante bueno (en el torneo de 2003 fue de 34,7%). Pero España lo usó muy poco: impacta darse cuenta de que Epi solo anotaría 2 de 5 intentos.

…”Tengo el convencimiento de que ha sido el inicio del aprovechamiento de esta regla, la cual en próximos campeonatos dará mucho más juego”. El artículo de Aíto García Reneses en ‘Nuevo Basket’ analizando el tiro de tres puntos es realmente visionario.

 …Cuando el ya fallecido Aleksandr Belostenny recogía la copa de campeón, nadie imaginaba que ese sería el último título europeo para la URSS, que desaparecería como país solo seis años después. En Stuttgart acabó una ristra de 14 oros en los 19 anteriores campeonatos. Casi nada.

…Rápida transición de Kresimir Cosic: en Alemania Federal ejerció de entrenador yugoslavo justo dos años después de ser jugador en Francia-83. En ambos casos el resultado fue el mismo: un lamentable séptimo puesto pese a la calidad de jugadores como Drazen Petrovic. La generación que irrumpiría pronto (Divac, Kukoc, Djordjevic, Paspalj, Danilovic) estaba en el horno todavía.

…El israelí Doron Jamchi (28,1 puntos) aprovechó la ausencia de Grecia y Nikos Galis para hacerse con el título de máximo anotador. El jugador heleno se lo había llevado en 1983 y repetiría en 1987, 1989 y 1991.

…Era una época en la que los árbitros eran casi tan conocidos como los jugadores. La final la pitaron el griego Kostas Rigas y el francés Yvan Mainini. Por España acudió Francisco Javier Fajardo.

…La funcionalidad del Hans Martin Schleyer Halle de Stuttgart gustó a los periodistas españoles, aunque costó mucho que se ocupasen sus butacas, sobre todo tras la eliminación del anfitrión. Cierto paralelismo con el Buesa Arena vitoriano: su nombre recuerda a un empresario asesinado por la banda terrorista Baader-Meinhof.

…España ganó, invicta, un Europeo ‘oficioso’ de categoría infantil que se disputó paralelamente con jugadores como Mike Hansen y Tomás Jofresa. Su entrenador era Miguel Ángel Martín y el ayudante, ‘Pepu’ Hernández.

Equipo de España.
Equipo de España.

La actuación española (4º):

…España (bases Quim Costa, Vicente Gil y José Luis Llorente; aleros Jordi Villacampa, ‘Chicho’ Sibilio, Josep Maria Margall, López Iturriaga y Epi; pívots Andrés Jiménez, Fernando Martín, Fernando Romay y Juan Domingo de la Cruz) llegaba eufórica tras la plata olímpica de Los Angeles y se llevó un revolcón tras un irregular torneo. El cuarto puesto supo a poco. Se echó mucho de menos a Juan Antonio Corbalán.

…Todo empezó con una derrota más o menos esperada ante Yugoslavia (99-83). Ya se sabe que cuando Drazen Petrovic estaba inspirado… Más preocupó ganarle con tantos apuros a Polonia el día siguiente (99-97) y no ofrecer tampoco buenas sensaciones contra Rumanía (106-94). Sin embargo, la luz apareció en la cuarta jornada superando a la URSS en un gran partido del sorprendente Vicente Gil (99-92). Sería la única derrota del campeón. El 109-83 ante Francia cerró la primera fase con un tercer puesto que abocaba al cruce contra el anfitrión.

…Menos problemas de los esperados contra la República Federal de Alemania (98-83), sobre todo por la gran actuación de Epi (36 puntos), que llevaba un par de partidos sin jugar por problemas físicos. La ‘mejor noticia’ es que Checoslovaquia quitaba del medio a Yugoslavia para semifinales.

…Quizás ese exceso de confianza se pagó en ese encuentro ante los checos. España no pudo con un rival veterano que tenía cuatro jugadores por encima de los 30 años en su rotación. Muy criticado fue que Epi estuviese fuera del quinteto en los minutos decisivos, dejando muy solo a Fernando Martín (26 puntos). Checoslovaquia venció 98-95 y dejaba muy ‘tocada’ a la selección para la lucha por el bronce.

…Como se temía, Italia se aprovechó del golpe que todavía hacía temblar al conjunto de Antonio Díaz Miguel (102-90), con los ‘verdugos’ Romeo Sacchetti (24 puntos) y, al igual que en la final del 83 en Nantes, Renalto Vilalta (21). Mal día de Epi (5).

Vicente Gil, la sorpresa.
Vicente Gil, la sorpresa.

En el próximo capítulo…

Nikos Galis se convertía en el rey de Grecia. España, la única en ganar al que sería campeón, volvía a quedarse a un paso del podio.