YUGOSLAVIA 1961: Los ‘plavi’ plantan cara a la URSS

YUGOSLAVIA 1961: Los ‘plavi’ plantan cara a la URSS

Lugar: Belgrado.

Fechas: 29 de abril al 8 de mayo.

Número de participantes: 19.

Podio: URSS (oro), Yugoslavia (plata) y Bulgaria (bronce).

El origen:

En Yugoslavia el baloncesto causaba ya sensación gracias a ídolos como Radivoj Korac, por lo que la candidatura de Belgrado fue aceptada. Se consiguió una participación por entonces récord de 19 selecciones, lo que complicó no poco la organización y el sistema de competición, que por cierto volvía a tener una final propiamente dicha. Fue la última edición en la que no hubo un torneo de clasificación previo.

Cartel anunciador.
Cartel anunciador.

El desarrollo:

…Los 19 se dividieron en seis grupos, uno de cuatro y cinco de tres, de los que se metían en la lucha por el título los dos primeros. Esos doce equipos se dividían a su vez en dos subgrupos de seis, entre los que se clasificaban campeón y subcampeón para las semifinales.

…Yugoslavia y Polonia (A), RDA y Hungría (B), URSS y Bélgica (C), Bulgaria e Israel (D), Turquía y Checoslovaquia (E) y Rumanía y Francia (F) pasaron la primera criba. Después, soviéticos y yugoslavos por un lado y franceses y búlgaros por otro se ganaron el pase a semifinales.

…En ellas, la URSS pudo con Bulgaria sin sufrir demasiado (77-54) y Yugoslavia también podía con Francia (75-65) y, ante un público entregado, se aseguraba la primera medalla europea de su historia.

El gigante Krumins, rodeado de rivales.
El gigante Krumins, rodeado de rivales.

La final:

Los campeones no lo tuvieron claro hasta el final, aunque fueron casi siempre por delante en el marcador hasta el 60-53 definitivo (31-27 al descanso). Como se hizo habitual, Janis Krumins fue muy difícil de parar con sus 2,20 de estatura (18 puntos), mientras que en los ‘plavi’ Ivo Daneu (18) estuvo aquel día más acertado que Radivoj Korac (12). 

La estrella:

Por segundo Europeo consecutivo, Korac se proclamó máximo anotador (24 puntos de promedio) y esta vez recibió el reconocimiento de ser nombrado mejor jugador. Se trataba de un pívot que rozaba los dos metros, muy rápido y gran penetrador.

Viktor Zubkov.
Viktor Zubkov.

También destacaron…:

Siempre es obligatorio incluir a Janis Krumins por su influencia en el juego. Seguía teniendo dificultades cuando el balón se movía deprisa, pero en las zonas, en estático, resultaba demoledor. Viktor Zubkov era su perfecto compañero bajo los tableros. Ivo Daneu no tenía la exuberancia física de Korac, pero era habilidoso y listo, siendo también clave en el subcampeonato del anfitrión. Emiliano Rodríguez fue el español más destacado y terminó como segundo mejor anotador del campeonato (21,7).

Radivoj Korac, mejor jugador del torneo.
Radivoj Korac, mejor jugador del torneo.

Las anécdotas:

…Dos años antes en Turquía se había cerrado la era de los torneos al aire libre. Un pabellón en la feria de muestras situado en la zona de Sajmiste fue el escenario de los encuentros. Eso sí, el calor no faltó, sobre todo para los equipos que jugasen a cierta hora, porque su bóveda era acristalada. El recinto sigue hoy en día en pie y se utiliza para actividades no deportivas.

…Un joven entrenador se sentaba por primera vez en el banquillo de la URSS. Aleksandr Gomelski tenía por entonces 33 años y, con algunos paréntesis, fue el seleccionador soviético que más tiempo permaneció en el cargo. No pudo terminar de mejor manera: con el oro en los Juegos Olímpicos de Seúl-88, lo único que le faltaba. El legendario ‘viejo zorro’ ganó también dos Mundiales y siete Europeos.

…Fue el primer podio yugoslavo, pero a partir de entonces les costó bajarse de ahí. De los diez torneos siguientes, en solo uno falta en el medallero (el noveno puesto de 1967).

…El predominio del baloncesto de la Europa comunista era evidente: los ocho países de influencia soviética acabaron entre los doce primeros. Francia (4º, tras perder la final de consolación ante Bulgaria), Bélgica (8º), Turquía (10º) e Israel (11º) fueron las excepciones.

La España que acudió a Belgrado. De pie, el entrenador Fernando Font y los jugadores Llobet, Martos, Sevillano, Codina, Navarro y Emiliano. Arrodillados, Alocén, Nora, Buscató, Sainz y Alfonso Martínez.
La España que acudió a Belgrado. De pie, el entrenador Fernando Font y los jugadores Llobet, Martos, Sevillano, Codina, Navarro y Emiliano. Arrodillados, Alocén, Nora, Buscató, Sainz y Alfonso Martínez.

La actuación española (13º):

…España se frotó las manos tras el sorteo: le había correspondido en un grupo de tres en el que, si bien la URSS era inasequible, Bélgica sí parecía ganable, ya que se la había superado en dos partidos amistosos previos. Sin embargo, los belgas jugaron bien sus cartas, con una gran defensa de Eygel sobre Emiliano, y se acabaron llevando una victoria que dejaba a los españoles fuera de la lucha por el título (70-67). El día siguiente, los soviéticos no tuvieron piedad (82-49).

…Tocaba jugar por los puestos 13 al 19 y ya no hubo más derrotas, superando a Grecia (73-46), Inglaterra (99-50), Finlandia (99-53), RFA (62-49) y de nuevo Finlandia (61-60).

..El decimotercer puesto final resultó todavía más doloroso al comprobar que Bélgica terminaba en un estupendo octavo lugar.

…Fernando Font, que sería destituido al regresar a España, dirigió a los bases Chus Codina, Lluís Cortés, Carlos Sevillano, Nino Buscató y Lolo Sainz, los aleros Santiago Navarro, José Nora, Emiliano Rodríguez y Javier Sanjuán y los pívots Lorenzo Alocén, Juan Martos y Alfonso Martínez.

Volnov penetra entre Alfonso Martínez y Juan Martos.
Volnov penetra entre Alfonso Martínez y Juan Martos.

En el próximo capítulo…

La cita de Polonia volvió a ofrecer la misma película en 1963, con la URSS mandando. Y España daba síntomas estupendos con su séptimo puesto.