TURQUÍA 1959: La ‘era Krumins’ (¡y vuelve España!)

TURQUÍA 1959: La ‘era Krumins’ (¡y vuelve España!)

Lugar: Estambul.

Fechas: 21 al 31 de mayo.

Número de participantes: 17.

Podio: URSS (oro), Checoslovaquia (plata) y Francia (bronce).

El origen:

Turquía se movió rápido para acoger el torneo, algo más corto que los anteriores. A la FIBA le pareció bien porque llevaba casi una década sin salir de los países del lado oriental del llamado ‘Telón de Acero’. La expectación fue grande, pero el equipo anfitrión decepcionaría con su duodécimo puesto.

Cartel anunciador.
Cartel anunciador.

El desarrollo:

…Tres grupos de cuatro y otro de cinco equipos de los que se clasificaban los dos primeros para otros dos subgrupos de los que volvían a salir cuatro equipos que, al fin, se jugaban las medallas en otra liguilla.

…En la primera fase de grupos pasaron la criba Checoslovaquia y Polonia (A), Bulgaria y Bélgica (B), URSS y Francia (C) y Rumanía y Hungría (D). En la segunda, soviéticos y húngaros dejaron fuera a búlgaros y polacos y franceses y checos, a belgas y rumanos.

…En la ronda definitiva, en la que se tenían en cuenta los resultados anteriores, la URSS continuó contando sus encuentros por victorias, mientras que Checoslovaquia, Francia y Hungría protagonizaron un triple empate resuelto por este mismo orden por el ‘basket average’.

Krumins da la mano a un rival en el Mundial de enero.
Krumins da la mano a un rival en el Mundial de enero.

La final:

Seguía sin haber una final como tal, aunque la URSS no pudo estar del todo tranquila hasta la última jornada, cuando derrotó a Francia por 88-72. Janis Krumins, del que hablaremos un poco más abajo, logró 32 puntos.

La estrella:

Viktor Zubkov confirmó el gran campeonato que había realizado dos años antes en Bulgaria, siendo el líder en el juego de la selección campeona. Sin embargo…

Lucha por un balón en el suelo.
Lucha por un balón en el suelo.

También destacaron…:

…Sin embargo el jugador más decisivo fue probablemente Janis Krumins, una mole de 2,20 de estatura que sembró el pánico en las zonas durante muchos años. Difícilmente se podía parar a un jugador de ese tamaño cuando lo normal es que los interiores llegasen, si acaso, a los dos metros.  Fue la presentación internacional del yugoslavo Radivoj Korac, que lideró la tabla de anotadores con gran diferencia respecto al segundo (32,8 puntos). Jiri Baumruk llevó a Checoslovaquia a la plata. Y Robert Monclar seguía siendo un valor seguro en Francia.

Últimos partidos ‘al raso’ de un Europeo.
Últimos partidos ‘al raso’ de un Europeo.

Las anécdotas:

…No hubo tanta suerte con la climatología como en las anteriores ediciones. La de Estambul fue la última edición (de cuatro consecutivas) en la que la sede era un estadio de fútbol, en este caso el Midhat Pachá de Estambul. Sin embargo, a veces aparecía la lluvia y obligaba a trasladar los encuentros deprisa y corriendo al Spor Sarayi, un pabellón cubierto de, lógicamente, mucha menor capacidad.

…Los soviéticos no solamente tenían a Krumins y a Zubkov (2,04) por encima de los dos metros, sino también a Aleksandr Petrov (2,08), Gennadi Volnov (2,01) y Yuri Korneev (2,01). Hay muchas selecciones que acuden hoy en día a campeonatos internacionales que alcanzan el promedio de estatura que lució la URSS entonces.

…Precisamente Volnov inició en Estambul una marca prácticamente imposible de igualar: fue el primero de sus seis oros continentales seguidos, ya que también sumaría los de 1963, 1965, 1967, 1969 y 1971. A ello hay que añadir el del Mundial de 1967 y el de los Juegos Olímpicos de 1972.

…Triste y aislada participación de Irán, que terminó última sin conocer la victoria. Ya hacía un par de ediciones se había cerrado la puerta a los equipos norteafricanos y en esta ocasión sería también la última vez que un país de Asia competía junto a los europeos.

…Otro debutante fue la República Democrática Alemana (decimocuarta), que llevaba diez años de vida tras su creación en 1949. Quizás para evitar tensiones, la Alemania Federal decidió no asistir, aunque sí acabarían coincidiendo en las citas de 1961 y 1965.

…1959 fue el primer año de los tres en la historia en los que coincidió la disputa del Europeo y el Mundial, que en enero había tenido lugar en Chile con solo siete equipos y Bulgaría y la URSS como únicos europeos. En 1963 y 1967 ocurriría de nuevo, hasta que la FIBA recuperó la costumbre de reservar los años pares no olímpicos para los Campeonatos del Mundo.

Selección española en 1959.
Selección española en 1959.

La actuación española (15º):

…¡Por fin! 24 años después, España decidió volver a apuntarse a un Europeo. El baloncesto se había convertido en este tiempo en uno de los deportes más importantes del país, aunque faltaba mucha experiencia a nivel internacional como para convertirse en una selección puntera.

…El debut se saldó con una previsible y clara derrota ante Checoslovaquia (85-62). Las sensaciones mejoraron el día siguiente frente a Finlandia (57-43), lo que dejaba la clasificación para el grupo de los ocho mejores pendiente de lo que pasase en la tercera jornada ante Polonia.

…Entonces comenzó una auténtica maldición para nuestro basket, que cosecharía doce tropiezos consecutivos ante los polacos. Este primero fue especialmente cruel, ya que se escapó en los últimos segundos. Con posesión española y 55-53, José Luis Martínez se botó en el pie y posibilitó que Wichowski forzarse la prórroga, en la que se perdió por 58-61.

…Tocaba acabar lo mejor posible, pero en la liguilla intermedia la victoria volvió a escaparse ante Turquía (53-50) y no hubo opción frente a Italia (65-45). En el ‘pelotón de los torpes’ al menos la despedida fue algo agradable venciendo a las débiles Austria (64-33) e Irán (71-42), lo que propició el decimoquinto puesto.

…El equipo, seleccionado por Gabriel Alberti y entrenado por Eduardo Kucharski (entonces las dos funciones estaban separadas) pretendía mezclar veteranía y juventud. Lo formaban los bases Joaquín Hernández, Lluis Cortés, Juan Canals y Nino Buscató; los aleros José Luis Martínez, Francisco Capel, Jorge Parra y Emiliano Rodríguez y los pívots Alfonso Martínez, José Brunet, Francisco Borrell y Arturo Auladell.

…Era el inicio de un largo idilio entre España y lo que después se llamaría Eurobasket más popularmente: desde entonces no volvió a faltar a una sola edición.

Alfonso Martínez y un jugador turco esperan un rebote.
Alfonso Martínez y un jugador turco esperan un rebote.

En el próximo capítulo…

La URSS mantendría su preponderancia dos años después, pero tuvo algunas dificultades ante el que sería su gran rival en el futuro: el organizador, Yugoslavia.