URSS 1953: Rodillo en Moscú

URSS 1953: Rodillo en Moscú

Lugar: Moscú.

Fechas: 23 de mayo al 4 de junio.

Número de participantes: 17.

Podio: URSS (oro), Hungría (plata) y Francia (bronce).

El origen:

Por primera vez el estricto régimen soviético se abría al exterior para acoger un campeonato continental. El baloncesto se había convertido en uno de los instrumentos para cohesionar un país enorme formado por repúblicas que históricamente habían sido independientes. 17 países acudieron a la llamada de un torneo que por primera vez rebasó los diez días.

William Jones, secretario general de la FIBA.
William Jones, secretario general de la FIBA.

El desarrollo:

…Los dos primeros de cada uno de los cuatro grupos (tres de cuatro equipos y uno de cinco) se metían en una fase final en forma de liguilla que establecería, sin partido final, la clasificación del Europeo.

…Checoslovaquia e Italia (A), Egipto y Francia (B), URSS y Hungría (C) e Israel y Yugoslavia (D) fueron los que consiguieron plaza. El D fue el grupo más igualado, ya que israelíes y yugoslavos dejaron fuera de la lucha por las medallas a Bulgaria gracias al ‘basket average’.

…En la ronda definitiva no hubo color. Todos empezaban de cero, sin acumular las victorias conseguidas en la primera fase, pero el oro de la URSS no admitió contestación, ganando los siete encuentros. Eso sí, tuvo algunas dificultades ante Checoslovaquia (49-41) y sobre todo Hungría (29-24).

…Hubo mucha emoción en la pugna por los otros dos lugares del podio. Cuatro equipos terminaron igualados con un balance de 4 victorias y 3 derrotas, por lo que decidirían los resultados entre ellos. Los beneficiados fueron Hungría, segundo, y Francia, tercero, en detrimento de Checoslovaquia e Israel.

URSS-Hungría.
URSS-Hungría.

La final:

No hubo ningún partido susceptible de ser considerado como final, ni siquiera entre comillas, como sucedió en Egipto en 1949, cuando primero y segundo de la liguilla coincidieron en la última jornada. Los encuentros en los que más sufrieron los soviéticos, ante checos y húngaros, fueron en la primera y en la tercera. La URSS se proclamó campeona faltando dos encuentros todavía. Todo en su triunfo tuvo un tono plácido y rotundo.

La estrella:

Anatoli Konev fue designado mejor jugador del torneo, dentro del tono ‘coral’ de los soviéticos, que, pese a su superioridad, no colocaron a ningún jugador entre los diez mejores anotadores. No les hacía falta, rotando mucho el banquillo, algo inhabitual entonces.

Intercambio de banderines antes de uno de los encuentros.
Intercambio de banderines antes de uno de los encuentros.

También destacaron…:

La URSS no dejaba de incorporar talentos y en esta ocasión sorprendió con Armenak Alachachian, un creativo base… nacido en Alejandría (Egipto). Jaroslav Sip completó un gran campeonato, compartiendo el peso del juego en Checoslovaquia con Ivan Mrzek. Janos Greminger fue el mejor del subcampeón, Hungría. Francia fue liderada por el gran Robert Monclar, que movía de forma admirable su 1,96 de estatura.

Las anécdotas:

…Todos los partidos se disputaron en el Estadio Dínamo, al aire libre, registrando grandes entradas que rondaron los 40.000 espectadores. Era un recinto de fútbol que se adaptó para el baloncesto. La organización cruzó los dedos para que no lloviese, lo que hubiese obligado a suspender los encuentros, y de hecho las fechas escogidas fueron más cercanas al verano que en anteriores campeonatos. Hubo suerte y el programa de horarios transcurrió con normalidad.

…La política volvió a mezclarse con el deporte. En la cuarta jornada de la segunda fase, Egipto renunció a jugar contra Israel, un estado que no reconocía y con el que tuvo varios conflictos bélicos durante años, el más grave de ellos la denominada Guerra del Sinaí en 1956.  A los egipcios, que tenían pocas opciones de medalla, se les dio el encuentro por perdido (0-2), pero no fueron descalificados.

…Curioso que Suecia concluyese en último lugar, sin ganar un solo partido, y tuviese en sus filas al anotador con mejor promedio del torneo, Steffan Widden (21,5 puntos, aunque solo jugase cuatro de los siete encuentros). En puntos totales ocurrió algo similar, ya que el que más acumuló fue el libanés Admed Idilibi (143 en 9 encuentros). Líbano fue antepenúltimo.

…Precisamente fue la última vez en la que participaron equipos africanos, que pasaron a estar encuadrados en una división expresamente creada por la FIBA para su continente. Hubo muchas más derrotas que victorias para Egipto, Líbano y Siria, pero al menos los egipcios siempre podrán presumir de su oro en 1949.

Rueda de calentamiento en el Estadio Dínamo.
Rueda de calentamiento en el Estadio Dínamo.

La actuación española:

España había decidido no acudir a los anteriores campeonatos y menos motivos tenía para romper su aislamiento si esta vez la cita era en la URSS, un estado con el que no tenía relaciones diplomáticas. En 1953 la actividad de la selección se limitó a algunos partidos amistosos: victoria frente a Suiza y derrotas ante Francia y Bélgica. La Liga Nacional todavía no se había creado.

Dalmau intenta recoger un rebote en el Francia-España amistoso de 1953.
Dalmau intenta recoger un rebote en el Francia-España amistoso de 1953.

En el próximo capítulo…

Sorpresón en 1955 en Hungría con la victoria del anfitrión y los soviéticos quedándose con un inesperado tercer puesto, superados también por Checoslovaquia.