FRANCIA 1951: Triunfo soviético con escándalo

FRANCIA 1951: Triunfo soviético con escándalo

Lugar: París.

Fechas: 3 al 12 de mayo.

Número de participantes: 17.

Podio: URSS (oro), Checoslovaquia (plata) y Francia (bronce).

El origen:

El Europeo volvía a Europa. Después de la anormalidad que supuso la cita de 1949 en Egipto, Francia, que fue subcampeona entonces, fue designada como organizadora. El baloncesto creía en el continente y fueron 18 los países inscritos, una cifra récord, aunque finalmente se caería de la nómina Rumanía, que no se presentó a los partidos del grupo en el que estaba encuadrado.

Medalla de bronce.
Medalla de bronce.

El desarrollo:

...Dos grupos de cinco equipos y otros dos de cuatro. En todos ellos se clasificaban los dos primeros para la segunda fase, en la que las selecciones volvían a dividirse en dos grupos de cuatro. Italia y Francia (A), URSS y Turquía (B), Bulgaria y Grecia (C) y Bélgica y Checoslovaquia (D) fueron los que lucharon por el título.

…En esa segunda fase, los dos primeros de cada grupo se metían en semifinales. La URSS no tuvo problemas en su grupo, por delante de los checos, mientras que en el otro se produjo un triple empate resuelto a favor de franceses y búlgaros en detrimento de los turcos por el ‘basket-average’.

…En semifinales, los soviéticos pasaron por encima de Bulgaria (72-54), mientras que a Checoslovaquia no le importó enmudecer al anfitrión (59-50). Se repetía así la misma final que cuatro años antes en Praga.

La final:

Una de las finales más polémicas de la historia del baloncesto europeo. Se esperaba que la URSS se pasease, pero su oponente ofreció una enorme batalla durante los 40 minutos. Al descanso, 19-19. Y también había empate cuando, en el último segundo, Stepas Butautas recibió una falta. Ignorando los nervios, convirtió el tiro libre que daba la victoria a los soviéticos, que tardaron 20 minutos en celebrarlo: se armó un gran tumulto porque uno de los árbitros anuló el lanzamiento y el otro lo dio por bueno.

Ceremonia de apertura.
Ceremonia de apertura.

La estrella:

El checo Ivan Mrzek fue designado mejor del torneo por la organización. Era ya un jugador veterano, que tuvo mucho mérito al plantar cara a los gigantes soviéticos en la final (16 puntos aquel día).

Semifinal Francia-Checoslovaquia.
Semifinal Francia-Checoslovaquia.

También destacaron…:

Stepas Butautas alimentaba la tradición baloncestística lituana en el seno de la URSS. Su tiro libre decisivo culminaba un campeonato excelente, en el que, con 18,1 puntos de media, se quedó muy cerca de ser el máximo anotador. Ese título oficioso lo logró el finlandés Raimo Lindholm (18,2). Otar Korkia, importante en el oro soviético de 1947, se mantenía en buena forma. Jaroslav Sip fue, junto a Jan Kozak, el jugador que mejor apoyó a Mrzek en Checoslovaquia.

Stepas Butautas, el jugador clave.
Stepas Butautas, el jugador clave.

Las anécdotas:

…Europa todavía estaba reconstruyéndose tras la Segunda Guerra Mundial y no era sencillo encontrar escenarios bajo techo donde disputar baloncesto. De hecho, el de Francia fue el único Eurobasket en toda la década que tuvo lugar a cubierto: en el Velódromo de Invierno, en París, con un aforo adaptado para 12.000 espectadores.

…El recinto, tristemente conocido durante el conflicto bélico por haber sido lugar de detención de judíos y enemigos del régimen nazi en 1942, fue demolido en 1959. El Ministerio del Interior se ubica actualmente en el mismo solar.

…Pese a que Francia había sido eliminada por Checoslovaquia en las semifinales, el público galo tomó partido por los checos en la final, cumpliéndose la vieja tradición de que el aficionado neutral suele apoyar al más débil. Tanto fue así que, tras el controvertido final de partido, la grada abucheó a la URSS en la entrega de la medalla de oro.

…Francia protagonizó una de las primeras grandes remontadas de la historia del baloncesto. En la segunda fase empezó perdiendo por 1-21 ante Bélgica, pero reaccionó y  terminó imponiéndose (53-49). Tras su derrota en semifinales, al menos se consolaron con el bronce (55-52 a Bulgaria).

La actuación española:

Otra ausencia voluntaria difícilmente explicable de España, que en los Juegos del Mediterráneo del mismo año, en octubre, completó una excelente actuación de plata, solo superada por Egipto y por escaso margen (41-39). La selección mostraba cada vez mayor nivel y competía de tú a tú en amistosos como el disputado ante la propia Francia en 1952 en Barcelona.

España-Francia en Barcelona en 1952.
España-Francia en Barcelona en 1952.

En el próximo capítulo…

La URSS mantendría su hegemonía en 1953 jugando además en casa.