LITUANIA 1939: ‘Doblete’ antes de la destrucción

LITUANIA 1939: ‘Doblete’ antes de la destrucción


Lugar: Kaunas.

Fechas: 22 al 25 de mayo.

Número de participantes: 8.

Podio: Lituania (oro), Letonia (plata) y Polonia (bronce).

El origen:

A Lituania, ganadora en 1937, le correspondía la organización. Lo hizo orgullosa al máximo: era, como ahora, un pequeño país apasionado por el baloncesto, en el que las enseñanzas de los emigrantes retornados desde Estados Unidos estaban calando hondo entre la juventud. Pero era aquella una Europa a punto de empezar la sangrienta Segunda Guerra Mundial que también cambiaría la historia lituana.

Cartel anunciador del campeonato.
Cartel anunciador del campeonato.

El desarrollo:

…17 países aceptaron la invitación, incluida Alemania, pero solamente 8 llegaron a acudir. El ambiente prebélico en el continente desaconsejaba viajar por tierra a tanta distancia, atravesando países que ya habían sido ocupados por el régimen nazi. Sin embargo, el nivel fue alto: estuvieron los tres medallistas del torneo anterior y las otras dos potencias bálticas, Estonia y Letonia, así como Polonia, que había sido cuarta en Berlín-36 por detrás de USA, Canadá y México.

...El sistema de competición se simplificó enormemente: se disputó una liguilla de ‘todos contra todos’ de la que salió vencedora otra vez Lituania, con siete victorias en otros tantos encuentros, seguida de Letonia y Polonia (ambas con 5-2). Francia y Estonia se quedaron al borde de las medallas (4-3), con Italia más retrasada (2-5) y Hungría (1-6) y Finlandia (0-7) como escuadras más flojas.

La final:

Debido al sistema de liguilla, no hubo final como tal. Resulta llamativo que el partido probablemente decisivo de la competición se disputase el primer día con el pulso entre las dos grandes favoritas, Lituania y Letonia. Venció el anfitrión (37-36, remontando una ligera diferencia contraria al descanso, 15-17) con Mikolas Ruzgys (12 puntos) y Pranas Lubinas (10) como anotadores destacados. En el lado letón brilló Karlys Arents (13).

Ceremonia de apertura.
Ceremonia de apertura.

La estrella:

Pranas Lubinas era, en realidad, Frank Lubin, ex jugador de UCLA y capitán del equipo olímpico estadounidense en los Juegos de Berlín-36. Había nacido en California, pero aceptó la oferta del país de sus padres de representarlo. Y su experiencia resultó decisiva, así como su tremendo tamaño para la época: 2,01. Antes de estallar la guerra regresó a USA.

También destacaron…:

A Lubinas/Lubin le ayudó mucho Mykolas Ruzgis, que sería seleccionador español en el Mundial de 1950. El estonio Heisko Veskila, que ya había mostrado su acierto encestador dos años antes en Letonia, fue el máximo anotador del torneo (16,6 puntos de promedio). El letón Aleksandrs Vanags tendría posteriormente una larga carrera… en el fútbol francés. Pawel Stok compartió con Florian Grzechowiak el peso del bronce polaco.

Pranas Lubinas / Frank Lubin.
Pranas Lubinas / Frank Lubin.

Las anécdotas:

…El Kauno Sporto Hale fue construido expresamente para la ocasión, financiado por las contribuciones lituano-americanas y por la emisión de sobretasas en los sellos de correos que fueron vendidas totalmente unas horas antes del comienzo del campeonato. Fue todo un éxito de aforo, con 80.000 espectadores sumando todas las jornadas. El recinto tenía capacidad para 11.000 personas (3.500 de ellas sentadas).

…La gran polémica la protagonizó una cuestión que hoy en día suena a absurdo: los letones presentaron una reclamación pidiendo que los jugadores que superasen el 1,90 no pudiesen jugar. La FIBA había llegado a aprobarlo en un congreso, pero finalmente lo descartó, y Lubin pudo competir, así como el estonio Ralf Viksten (1,98). También hubo selecciones  que protestaron por la acumulación de norteamericanos en Lituania, que no solo tuvo a Lubin y a Ruzgis, sino también a Kriauzinas, Jurgela y Budrinas.

…Especialmente bajo fue el nivel mostrado por los debutantes finlandeses, que protagonizaron derrotas con registros que no han vuelto a verse a alto nivel: 112-9 ante Lituania, 108-7 ante Letonia y 91-1 ante Estonia.  Solamente lograron 70 puntos en 7 partidos, un promedio de 10 que resulta bajísimo incluso teniendo en cuenta que no existía todavía el reloj de posesión.

…Fue el último torneo internacional que disputaron lituanos, letones y estonios hasta el Preolímpico y los Juegos Olímpicos de 1992. Hubo que esperar a la desintegración de la URSS, el estado que se anexionó las tres naciones bálticas en 1940 al comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

Uno de los partidos de la competición.
Uno de los partidos de la competición.

La actuación española:

En 1939 terminó la Guerra Civil en España, pero el baloncesto había quedado paralizado tres años antes con el inicio de la contienda. Es probable que la invitación a participar ni siquiera llegase. Pasarían 20 años hasta que la selección nacional volviese a un Eurobasket.

En el próximo capítulo…

Siete años después, y con una cruenta contienda bélica de por medio, regresaría el Eurobasket. Sería en Suiza y con Checoslovaquia como vencedor.

Abarrotado aspecto del Kauno Sporto Hale.
Abarrotado aspecto del Kauno Sporto Hale.