La sonrisa de Lobezno, el momento Basket Lover del día en la Supercopa Endesa

La sonrisa de Lobezno, el momento Basket Lover del día en la Supercopa Endesa

Álex Abrines sonreía al terminar su primer partido como azulgrana tras su regreso de la NBA. Era la Copa Catalunya del 2019 y en su entrevista post-partido lanzó un mensaje de calma, pero también de felicidad: qué bueno fue poder recuperar a un jugadorazo como Abrines; qué importante resultó que el propio Álex se recuperase a sí mismo. 

Visto en perspectiva, el camino no es ni ha sido fácil. Jugador, staff técnico y club son conocedores de la situación del jugador balear y la paciencia fue la máxima durante la primera temporada. Calma y cuidados para volver a ver a aquel "niño" disfrutón que nos dejó boquiabiertos en la cantera del Unicaja.

Poco más de un año después, Álex levantaba los ojos para buscar el marcador tras encadenar su cuarto triple consecutivo sin fallo en un Santiago Martín vacío, pero lleno de baloncesto durante la primera semifinal de la Supercopa Endesa. En un trance anotador, el '21' enchufaba sin parar y retrocedía a defender con su característica llama competitiva en los ojos. Álex Abrines ha dejado un destello de quién es y quién puede ser. Lobezno vuelve a sonreír y también lo hace el baloncesto.