10 MOMENTOS, 10 (de la jornada 18)

10 MOMENTOS, 10 (de la jornada 18)

Antonio Rodríguez

1.- Una bienvenida, una esperanzadora presentación. Aaron White cumplió con todo aquello que nos aventuramos a decir antes del fin de semana sobre él: currante, activo, profesional. 13 puntos en 19 minutos, 5 de 7 en tiros de campo, 6 rebotes y la consistencia que puede dar una figura en el ‘4’ para Iberostar Tenerife. Para empezar, victoria sobre Movistar Estudiantes (76-59).

2.- La incertidumbre del baloncesto, representada en la imagen de Alex Barrera, en el aire, con el balón en sus manos y el destino de él, también. La incertidumbre de comenzar un último cuarto con dos puntos de desventaja. La de entrar en un estado de catarsis ofensivo en los 10 últimos minutos, anotando 32 puntos y tampoco así, tener claro que puedan ganar su enfrentamiento ante el Joventut. La incertidumbre. Pues lo hicieron por los pelos (92-89) en un magnífico espectáculo. San Pablo Burgos siempre lo da.

 

3.- Otro casi recién llegado, Jerome Jordan. Intentar paliar la debilidad reboteadora del Coosur Real Betis. Esta vez no pudo ser en el derbi andaluz. Unicaja solventó la papeleta (66-88), consiguiendo 12 rebotes más que su adversario. Habrá que seguir trabajando, Jerome, para revertir la situación. Porque, eso sí, entre tus compañeros de la pintura, tiradores exteriores hay. Ahora toca hacer mates así y coger rebotes.

 

4.- ¿Bailamos? Una pareja, dos parejas. Parece que tocan las lentas y es momento de arrimarse. Como Dejan Musli con Kravic o como Hannah con Pozas. Se aventura un dos contra dos a modo de pick&roll … o a modo de valls. Pues nada, escuchen los acordes de José Velez y dar rienda suelta a lo que tenga que ser. Al cantante canario le valió un pasaje a Eurovisión y a MoraBanc Andorra, una cómoda victoria ante Monbus Obradoiro (93-69) a modo y forma de cómo ganan los andorranos: con los coros de hasta cinco jugadores superando los 10 puntos. No sabemos si de Eurovisión, pero sí de festival.

 

5.- Que en Endesa Basket Lover este chico cada vez nos gusta más. Osas Ehigiator y sus 20 añitos aprendiendo, haciendo cada vez más cosas, más alto y más veces. Soltarla arriba de Brandon Davies con esta elegancia. Jugó 15 minutos para Montakit Fuenlabrada ante el F.C. Barcelona, aunque no le valió para la victoria final (90-94) que bien cerca estuvo rondando por el Fernando Martín. Seguiremos estampando su imagen. Ya lo verán.

6.- Es verdad que no nos podíamos ir del recinto madrileño sin estampar esta animalada de Christian Eyenga. De esos flashes felinos de los que nos gusta ser testigos en Liga Endesa. Una maravilla de acción. África late en España.

7.- Toparse con Achille Polonara, con muchas dificultades. Pero sobre todo con un buen equipo fue con lo que se topó el Real Madrid. ¿O acaso lo habíamos olvidado? Las graves lesiones, la discretísima marcha en Liga Endesa y su decepcionante no clasificación para Copa del Rey no deben obviar que, repasando la plantilla actual de KIROLBET Baskonia, nos dé a caer en la realidad que el equipo sigue siendo de élite. Y el escaparate, el WiZink Center, fue fantástico para demostrarlo, ganando al Real Madrid (94-95) a domicilio. Enorme triunfo y preciosa muestra de lo que pueden ser los baskonistas: un excelso equipo de baloncesto.

 

8.- Ben Lammers son tapones. Como este. Hasta 4 llegó a colocar el pasado domingo ante BAXI Manresa. Un gran encuentro de RETAbet Bilbao Basket para colgarse la medalla de un nuevo éxito (88-77) y los vascos, esos recién ascendidos, quintos en la clasificación. Algo tiene el agua cuando lo bendicen, algo hay en Bilbao especial.

 

9.- Alberto Abalde y Sadiel Rojas. Nos entusiasman las exhibiciones físicas, de intensidad en este nuestro rinconcito. Y tal acción no podía pasar desapercibida. Valencia Basket cerró la jornada venciendo a UCAM Murcia (82-62). Que los valencianos van sextos en Liga Endesa y en Euroliga, en puestos de playoffs, séptimos con un 10-10. ¡Ojo, que empezaron con 0-5! Ahí les tienen, convenciendo a la concurrencia.

 

10.- Y nos despedimos. Lo teníamos que hacer con este mate de Tornike Shengelia, que se marcó una segunda parte en el WiZink Center de antología. Por encima de los 16 puntos, el meritazo de los 40 minutos jugados y tener la sangre fría para que, en la jugada decisiva, vio que Walter Tavares, por la tensión y los nervios, por el miedo a la derrota y por el ‘vaya usted a saber’, se posó demasiado cerca del georgiano. Y claro, arrancada y dejó por ahí, por el camino al caboverdiano en una estampa de verse superado que pocas veces vemos en nuestras pistas. Lo demás, certificar el éxito, vino con esta canasta. Y así nos despedimos hasta la semana que viene. Así, muy arriba.