Quino Colom: Una fantástica venida

Quino Colom: Una fantástica venida

Antonio Rodríguez

Reconozco que, siempre que nos parábamos a charlar con él, un pequeño aguijón atravesaba nuestra mente. Quino Colom se dejaba pasar por el Palau Blaugrana, el Nou Congost, cuando su liga finalizaba, ya en tiempo de nuestros Playoff. Y mientras tenía una disposición tan afable, con su introversión implícita, nos contaba sus experiencias en las ligas que disputaba, asaltaba el deseo del “por qué no disfrutamos de su baloncesto en la Liga Endesa”. Aparecer por nuestra geografía con la Selección Española en las ‘ventanas FIBA’ y jugando cómo lo hacía, provocaba que el aguijón se transformaba en lamento.

Por supuesto que dábamos por hecho que era una cuestión económica. La llamada del Unics Kazan ruso en el verano del 2015, tenía sus petro-rublos amontonados para justificar una marcha a lares tan distantes. Y la ilusión de un presidente del recién ascendido Bahcesehir turco, intentando hacer una gran plantilla a base de talonario, sumaban tales cantidades que al bueno de Quino, casi con toda seguridad, le situaban entre los 10 jugadores españoles mejor pagados, incluyendo los NBA. ¿Y por qué ese caché? Nadie regala el dinero, no se engañen. Sin embargo, los rusos de orillas del Volga, viendo su infortunio en la grave lesión de ligamentos cruzados en la rodilla de Curtis Jerrells, se plantearon ante un molde que les funcionaba, “¿qué bases en Europa juegan el pick&roll tan perfecto como lo hace Jerrells?”. Echaron sus ojos en Bilbao y lo encontraron. Y tan buen resultado les dio que, una vez recuperado el base estadounidense, fue puesto en mercado, porque ya tenían su puesto cubierto con Quino.

Sus estadísticas han dejado siempre claras la importancia en cada uno de las plantillas por las que ha pasado y los promedios para ser un base considerado. No son poca cosa.

  • UNICS KAZAN (2015/2016): 26 minutos, 13.6 puntos, 39.3% en triples y 6.1 asistencias.
  • UNICS KAZAN (2016/2017):  26 minutos, 12.6 puntos, 32.4% en triples y 5.9 asistencias.
  • UNICS KAZAN (2017/2018):  26 minutos, 14.3 puntos, 33.7% en triples y 5.6 asistencias.
  • BAHÇESEHIR (2018/2019):  32 minutos, 15.6 puntos, 37% en triples y 6 asistencias.

*Estadísticas en la VTB League y la liga turca

Para que supiéramos degustar los aficionados españoles hasta qué punto sus prestaciones y liderazgo iban incrementándose año tras año, durante estas dos campañas de ventanas FIBA, hemos comprobado cómo él era líder absoluto en la dirección del juego. Quizás la palabra exacta para definir el cuadro de números y a la par, hacerlos pequeños, es liderazgo. Cómo hacer jugar a los compañeros partiendo desde su pick&roll central que lo ejecuta con su manual particular, independientemente de los compañeros que tenga: él ya se hará entender con ellos, se encargará de poner un lazo a la jugada más manida del siglo XXI.

Pues a partir de este verano y al menos durante las dos próximas temporadas, sus compañeros serán los componentes del plantel de Valencia Basket, tras anunciar recientemente el club taronja, su inminente fichaje. Y sus nuevos compañeros pondrán de su parte para que puedan adaptarse al nuevo director de juego. Bojan Dubljevic, Mike Tobey, Louie Labeyrie y el recién adquirido Brock Motum, tienen la fácil tarea de entenderse con Colom. Si los dos primeros son buenos jugadores de poste bajo, sí van a aplicarse en continuar bloqueos en un mayor número de veces a partir de ahora. Los largos brazos arriba, muy arriba de Labeyrie y Tobey deberán coger más balones bombeados y perfectamente medidos por Colom, en el macabro baile para el rival del pick&roll valenciano, un fuerte argumento que se acaba de asentar en la ciudad.

Conociéndole, es una persona que sabe hacer equipo, integrado para llegar a ser en poco tiempo también integrador, dentro de una filosofía de grupo, el ser buenas personas, en el que creen ciegamente Jaume Ponsarnau y Chechu Mulero. Y pronto será líder. Y veremos la maestría de cómo pasar un bloqueo rozando con la camiseta del compañero, no dejando ni un resquicio de ayuda al defensor. Y entrará a canasta con su potencia de piernas. Y su mirada arriba, en busca de la torre en cuestión, para seguir montando “el circo” como lo ha hecho en sus últimos años. Y al fin, nos sacudiremos esa amarga sensación de por qué no está en la Liga Endesa. Gracias a Valencia Basket lo tenemos y lo disfrutaremos. Una fantástica venida, sin duda.