'Demolition' Heurtel

'Demolition' Heurtel

Antonio Rodríguez

Su exhibición fue la que dio sustento a su equipo. Thomas Heurtel anotó triples (3 de 4), suspensiones según llegaba, obligado en el Palau a un ritmo frenético que, en su ejercicio de ser líder entre los suyos, anotando 23 puntos, necesitaban para sobrevivir en el “Playoff time”.  Cambios de dirección y esa coreografía personal del aprovechamiento milimétrico en el bloqueo directo cuando se levanta en suspensión, apoyado en las ballestas que tiene como piernas, definitorio y letal entre gestos artísticos. Todo eso, con 25 años, no los 30 de ahora.

Heurtel, aquella noche de un 29 de mayo, hace 5 años, intentaba llevar con éxito al Laboral Kutxa en su primer enfrentamiento de cuartos de final, ante el F.C. Barcelona, con el estandarte de sus puntos. El resultado final fue una victoria apurada de los azulgranas (92-87), impulsados a exprimir todo su talento ante un francés que les empujó a realizar uno de los mayores espectáculos de aquel Playoff 2014.

De aquella velada, enmarcada en los momentos estelares de la competición, viajamos a lo acaecido anoche en el mismo recinto. Y parece no haber pasado el tiempo. Cambio de uniformes, eso sí. No eran los baskonistas quien visitaban el recinto de la Ciudad Condal, sino Tecnyconta Zaragoza. Y era en este caso Thomas Heurtel quien defendía el carisma y resultado en recinto, ahora local. Los mismos gestos, la misma ejecución, los mismos rostros de alegría y resignación contrastados. 

Sus 21 puntos anoche, los 32 en Badalona y sus 9 asistencias, están recreando el boceto de la estrella aflorando en el momento de la verdad. Ayer, el joven Alberto Alocén, responsable de su marca durante bastantes minutos, no le apartó la mirada en el uno contra uno y puestos a tirar de piernas y desplazamientos, en raza y físico sí competía. Claro, cuando había un bloqueo de por medio, décimas de segundo después, estaba en la obligación de mirar hacia arriba, resignado, asumiendo que el tiro del base francés entraría, a que la bandeja que ejecutaba saludaba al aro. Una historia que se hace rutinaria en infinidad de rivales.

Thomas Heurtel sigue teniendo el liderazgo allá donde va, con 5 años más de veteranía y sapiencia que en aquella ocasión. Continúa sobre el atril destinado a los que marcan diferencias en las citas de mayor fulgor de focos. Porque, así son las estrellas. Y él lo es. Barça Lassa certificó el 2-0 anoche en el Palau, tras una primera mitad muy complicada, apoyado en la figura del francés, el “Demolition man” azulgrana.