¿Por qué ir a un campus de baloncesto?

¿Por qué ir a un campus de baloncesto?

Son semanas de elegir. De pensar y valorar qué pueden hacer nuestros hijos en verano. Siendo conscientes de que nuestras decisiones influirán en sus experiencias y que estas pueden ser muy importantes para su formación. Por eso lanzamos esta pregunta y por eso desde la redacción de Gigantes del Basket te damos algunos argumentos para entender por qué es bueno que nuestros hijos participen en un campus de baloncesto este verano.

 

Deporte y Valores

Es evidente que practicar deporte es bueno para nuestros hijos, pero el debate muchas veces llega a la hora de acercarnos a diferentes modalidades deportivas. Y entre ellas, el baloncesto destaca como generador de valores. Un deporte de equipo, colectivo, en el que prima el trabajo y el esfuerzo. El compañerismo. En un entorno que contribuye a mejorar la coordinación y el control muscular, así como el balance corporal, la resistencia y los reflejos.

El baloncesto estimula la agilidad funcional, física y cognitiva y estimula su creatividad a la hora de tomar decisiones, buscando soluciones rápidas para solucionar problemas. Un deporte muy completo para nuestros hijos en el que también se fomenta la comunicación y la interacción entre los y las componentes de los equipos. Trabajo en equipo, vínculos con los compañeros y la obligación de estar atentos al resto de los jugadores hacen del baloncesto un compendio de valores que no se encuentran fácilmente en otros deportes.

Una experiencia diferente

El verano es un momento perfecto para que nuestros hijos acumulen experiencias. Y la que pueden vivir compartiendo una semana con compañeros y compañeras en un campus no la olvidarán y ayudará a configurar su mochila de experiencias. Si lo unimos al baloncesto encontramos un contexto idóneo para trabajar y mejorar su autonomía, su autoestima y su seguridad y confianza, acercándoles a valores como la cooperación o el trabajo en equipo. Ya sea en régimen interno (durmiendo dentro de nuestras instalaciones) o externo (acudiendo solo durante el día), la experiencia que ofrecemos para vuestros hijos e hijas es completa: valores de esfuerzo, compañerismo, tolerancia a la frustración y socialización para ayudar a su desarrollo en la infancia y la adolescencia.

¿Por qué elegir Gigantes?

Si tu pasión es el baloncesto, nuestros campamentos están especializados en tu deporte favorito. Hechos por amantes del baloncesto para amantes de este deporte. Con la pasión y el prestigio de una cabecera que tiene más de 30 años de historia en nuestro país. Garantía de calidad y de esfuerzo y trabajo. En los diferentes Campus Gigantes compartirás tu pasión con niños y niñas de diferentes clubes y colegios de tu localidad con un amplio abanico de niveles de baloncesto. En nuestros proyectos contamos con los mejores entrenadores que te ayudarán a perfeccionar fundamentos básicos de baloncesto.

No solo trabajamos la parte técnica, sino también los valores asociados con el baloncesto: trabajo en equipo, superación, aceptar la frustración, confianza en sí mismo y autonomía personal. Una formación que se complementa con competiciones y concursos para poner en práctica lo aprendido durante los días de campus.

Disfrutarás con la visita de jugadores/as profesionales de baloncesto nacional que compartirán un día con nosotros entrenando y contándonos sus experiencias y trucos como profesionales. Y en nuestras sedes contamos con piscina para refrescarte y relajarte después de unas horas de Basket. Y cuidamos los detalles: te regalamos una camiseta temática del campus, para que tengas un buen recuerdo. Te aseguramos una semana inolvidable jugando a tu deporte favorito.

Más info:

http://www.campusgigantes.com/

http://jrcampgigantes.com/