Vladimir Brodziansky, pronto lo entenderás

Vladimir Brodziansky, pronto lo entenderás
A pesar de su falta de peso, Brodziansky se brega en tareas defensivas

Antonio Rodríguez

Es novato en nuestra liga y no se antojaba en él a priori, una situación de preponderancia como la que estamos viendo en Vladimir Brodziansky. De su equipo, Monbus Obradoiro, que vive entre marcadores igualados -no obstante, sus últimos tres enfrentamientos se han decidido por una suma total de 5 puntos-, suplicando en ocasiones que el héroe eventual de una jornada, pueda solventar la papeleta y decantar resultados tan ajustados. Ya no es la aportación de todo un equipo, liderados últimamente por el griego Kostas Vasileiadis, nombrado MVP del mes de diciembre en la Liga Endesa. Hay más.

Los 27 puntos de Brodziansky ante uno de los rivales “directos”, Movistar Estudiantes (con un más que notable 8/10 en tiros de campo y 3/4 en triples) pudo tener ese carácter de “reina por un día”, el improvisado héroe. Pero claro, lleva 21,5 puntos promediados en los últimos 2 encuentros (la apuradísima derrota en Fuenlabrada y la victoria ante Unicaja), con 65% en tiros de campo, 75% en triples y 7 rebotes en ellos. Ya no es tan casual. El eslovaco de Prievidza, formado en la universidad de Texas Christian, es sin duda el mejor rookie (primer año profesional) de la Liga Endesa, uno de sus mejores debutantes y en el mes de enero, ha tomado el liderazgo en el plantel, relevando al MVP de diciembre.

Vladimir Brodziansky, un novato muy destacado. 

En Endesa Basket Lover éramos escépticos en las posibilidades de juego interior en Monbus Obradoiro, reflejado en nuestra “Guía rápida” elaborada en pretemporada. Y no negamos que en gran parte de aquellas dudas, teníamos puesta la vista en Vladimir Brodziansky. Visto lo visto, jugamos a elucubrar que desde la gerencia del club, tanto a nosotros como los que compartían temores, mandaban el mensaje de “pronto lo entenderás”. Fueron pacientes. 20 minutos de promedio en las primeras 10 jornadas, algunos cercenados por problemas de faltas, en los que promediaba 7,9 puntos.

Sí, con problemas defensivos en uno contra uno, despistes y acoplamiento a nuestra competición, pero rápido en desplazamientos, sobre todo en transiciones y con buenas manos. Su “sarampión de rookie” ha acortado plazos a velocidad de vértigo. A partir de la jornada 11, aquí lo ven:

Estamos hablando de alguien que si en las primeras 10 jornadas promediaba 5,3 tiros a canasta. Desde entonces y viendo su importancia, lanza 8,3. Y no son triples en lo que más se ha empleado, pues si lanzaba antes 1,2 por encuentro, ahora está en 1,6. Viendo su enorme seguridad desde el 6,75 (el 54,5% en las últimas 7 jornadas es más que evidente), descolocando a muchos rivales, que no se atreven a alejarse 7 metros del aro, lo que más nos pasma es la efectividad en el tiro de 2 puntos.

Porque ¿cuáles son los diferentes tipos de tiros que dominan en Vladimir Brodziansky? Pues nada de balones doblados, con un trabajo previo del base que le facilite el trabajo. La mayor parte de los tiros del pívot obradoirista, por encima de recibir en continuaciones de bloqueo, vienen desde posiciones en poste bajo. De uno contra uno, con el rival a la espalda, a generarte la situación de ventaja, lo que muchos de los pívots hoy día rehúsan. El eslovaco ha mostrado uno de los mejores y más elegantes ganchos en suspensión de la competición. Es un tiro exigente, de amplio salto, mucha oposición y más bien poca efectividad, aunque esté en la zona. Es capaz de lanzarlos con la izquierda también, si son tiros más cortos. Lo más asombroso en él es la distancia a los que ejecuta algunos con la derecha. Y ahí entra su valía, como para anotar desde el mes de diciembre, el 63,8% de sus tiros de 2 puntos. Es como un revival del pívot clásico, en esta ocasión exento del físico para poder acercarse tras un par de embestidas a su defensor. Todo lo contrario: él tiene que armar el tiro rápido, porque corre el peligro que le puedan “echar” de la zona.

Es el 10º máximo reboteador, 6º en defensivos y 12º en taponadores, todas ellas estadísticas defensivas, destacando a pesar de su cuerpo liviano, pero poniendo en relieve su gran envergadura y capacidad para intimidar. Con esta notabilidad defensiva, lo que nos ha impulsado a escribir este artículo es que hay un jugador en la Liga Endesa que, en las últimas 2 jornadas, ha anotado el 25% de los puntos de su equipo, lanzando tan sólo el 20% (y el 22,2% de sus tiros libres). Una hazaña al alcance de muy pocos, sobre todo partiendo de un desconocido absoluto en septiembre. Vladimir Brodziansky. “Pronto lo entenderás”. Toda la razón.

Su gancho en suspensión, marca y sello de la Liga Endesa