Escalones demasiado empinados

Escalones demasiado empinados

Antonio Rodríguez

Cinco jornadas de Liga Endesa sirven para hacer una radiografía más clara de todas las plantillas. Todos se van acondicionando. Más ritmo, más jugadores que van cogiendo forma, más claridad en lo que quieren hacer, más notorios sus defectos -para su desgracia- y algo que ha quedado suficientemente claro: los equipos de Euroliga son otra historia.

Vale que Herbalife Gran Canaria pudiera ser un “intruso”, que está readaptándose a unas nuevas exigencias (aunque el pasado fin de semana sacó pecho con un impecable encuentro ante MoraBanc Andorra), Así que, al menos tras este mes de octubre, nos referiremos a Real Madrid, KIROLBET Baskonia y F.C. Barcelona Lassa. Visto lo visto en sus 15 enfrentamientos hasta este momento, tan sólo un valiente San Pablo Burgos en una más que inspirada tarde, consiguió hacer claudicar a uno de ellos. Todo lo demás, catorce victorias. De hecho, los baskonitas, tras esa más que desafortunada tarde de miércoles, han logrado en las tres victorias siguientes, una diferencia respecto a sus rivales de 113 puntos. Nada menos.

Real Madrid, a día de hoy, roza la perfección. Y no hablamos de estar a un gran nivel superlativo en el arranque, eso que da tan mal fario a los blancos, que automáticamente les recuerda el curso 13/14. Parece que no fuerzan y van como un tiro. Verlos ejecutar de memoria los sistemas en Santiago de Compostela este fin de semana, era repetir el ejercicio que vimos en el último cuarto ante la Penya o en La Fonteta valenciana. Un arreón y ¡bum! 20 puntos de diferencia. Quizás por ello, demos el valor que merece a la reacción de Unicaja para ponerse por delante incluso, en el Wizink Center.

Y para finalizar, Barça Lassa también salió invicto de La Fonteta, tras ver caer a Herbalife Gran Canaria, BAXI Manresa, Tecnyconta Zaragoza y MoraBanc Andorra. Y la explicación de Jaume Ponsarnau a los micros de Movistar Plus, es como la definición de este entorno: “Ellos llevan el tono de una competición muy grande, que es la Euroliga. Y en eso, se han encontrado muy cómodos. Hemos tenido que adaptarnos”. Es el paso que marcan los partidos entre semana por Europa. Todos pueden tener momentos de jugar al ‘tran tran’ en nuestra competición doméstica, pero si fuerzan un par de marchas más, porque pueden hacerlo, les sirve para marcar diferencias. Repetimos, 14 de 15. Y quizás lo que marca estas diferencias tan abruptas en ocasiones, es que los ‘euroligos’ no se tomen ningún respiro, sino que en la Liga Endesa sigan jugando con la inercia continental.

¿Inaccesibles?

¿Qué quiere decir esto? A tenor de los resultados observados, ¿es tan quimérico pensar que estos clubs son tan inaccesibles para el resto como para asumir que sus derrotas sean noticiables? Desde la creación las 30 jornadas en liga regular de Euroliga, esta se ha convertido en una competición despiadada en la que, para tener éxito, hay que rascarse mucho el bolsillo, conseguir mucha profundidad en las plantillas y tener un equilibrio mental muy poderoso. Los del 14 de 15 en Liga Endesa, llevan cosechados en este escenario 6 victorias y 5 derrotas.

Hay que mantenerse en ella, lo que significa marcar más distancias respecto a adversarios a los que se miraba de igual a igual hasta hace poco. Ahora, parece no ser así. Son los Unicaja, Valencia Basket, MoraBanc Andorra o Iberostar Tenerife y los “entre dos aguas” Herbalife Gran Canaria, los que han de convencernos que no son tiempos de autoritarismo y sí de frentes más abiertos. Sin embargo, esa idea cada vez se complica más. Nos remitimos al inicio del texto, cuando hablamos que todos van alcanzando su nivel de juego poco a poco y quizás haya armas parcialmente ocultas que reluzcan con el transcurrir de la temporada. ¿Es quimérico pensar que puedan mirar de tú a tú a los ‘euroligos’? ¿Pierde la liga con ello?

Como última reflexión, hemos de congratularnos porque la apuesta sea por la calidad, aunque ello marque escalones demasiado empinados al resto. Tener la ocasión de ver cada fin de semana, plantillas de la categoría del Real Madrid, Barça Lassa o KIROLBET Baskonia, debe ser motivo de orgullo para la propia Liga Endesa y satisfacción para los aficionados, aun siendo sus rivales. En el fondo, el baloncesto de élite es un espectáculo por el que se pasa por taquilla y disfrutar con esta colección de jugadores de tal nivel, es un lujo que degustar, solo superable por una condición: que se pueda competir contra ellos.