Colas, electrodos y fotogramas de la Liga Endesa (II)

Colas, electrodos y fotogramas de la Liga Endesa (II)

Antonio Rodríguez

Comenzamos con Montakit Fuenlabrada. Llegar Néstor “Che” García y revitalizar al equipo con una victoria en Zaragoza (77-80) ante Tecnyconta. Anoche, en Dijon, logró un nuevo y agónico triunfo en la FIBA Champions League (85-87). La parroquia fuenlabreña debe estar encantada… pero con marcapasos, eso sí. En ambos enfrentamientos, dejaron escapar cómodas ventajas (60-74 a 03:27 para el final en Zaragoza, 77-84 a 02:54 en Dijon) y no ganan para sustos. Todo, contando que acaban con la satisfacción del triunfo. Pero qué descoloque. Un día, que no sabían salir de la presión maña. Al otro, porque se les acababa las posesiones y ni tiraban. Con el trabajo semanal habitual, que empiecen a gestionar mejor los finales si no quieren que los infartos en el sur de Madrid proliferen. También y dicho sea de paso, en Fuenlabrada firmarían el mismo marco el próximo fin de semana en Valencia.

-          Y es que, fue tal la situación en Zaragoza, la de problemas que se encontraron con la presión a toda pista, que Porfirio Fisac, para alentar a los suyos en tiempo muerto, les espetó para la siguiente jugada defensiva un “supongo que sacarán de aquí (del centro del campo). ¡Supongo! Pero es posible que sigan cometiendo el error de sacar de fondo. Entonces, ¡es nuestro! Todo sea por hacer creer a tu equipo. Y es que, en mitad de la paranoia de Montakit, valía todo como acicate y todo era posible. No, sacaron bien, forzaron falta y se llevaron el partido. 

-          Anotar los 10 primeros puntos de tu equipo cuando debutas en liga, es una cara de presentación estupenda para que el aficionado diga “¿a quién hemos fichado? Eso lo hizo Kyle Wiltjer en la jornada inaugural para Unicaja, en su victoria ante Valencia Basket (86-73). Pero aumentar la gesta, ya es la repera. ¡17 puntos! en el tercer cuarto en Manresa, llegando el momento en que parecía no tener rango de tiro. Anotaba desde cualquier punto de la pista. Claro, elevó la anotación global de los suyos a 36 y resquebrajó el choque ante BAXI Manresa (87-96). No solamente es un tirador exterior como mostraba en la NBA (que era de lo único que podía vivir allí), sino que sabe jugar al poste y tiene un toque interesantísimo en tiros cortos. Una nueva y completa joya para nuestra liga, que pasó bastante inadvertido en Olympiacos.

-          El Barça Lassa ganó en Valencia (85-86), dando cierta tranquilidad 48 horas después de su triunfo en Euroliga ante Bayern Munich. Siguen afianzando su defensa, intensa y con mucho orden, como para seguir invictos en la Liga Endesa. Y en ataque, lo que nos gusta en Endesa Basket Lover es que sus dos centers, Ante Tomic y Kevin Seraphin, sean enormes pasadores como para ver germinar las ramificaciones en el resto de la jugada. En toda su belleza. Están jugando con la línea de fondo a la perfección, mejor que en los últimos 5 años, si hablamos de continuaciones a ese pase de los pívots. 

-          En Badalona, que Nicolás Laprovittola tenga un 1/9 en tiros, no es sinónimo de partido decepcionante. Su repertorio a la hora de dar pases, no solamente sus 8 asistencias, sino la incidencia que tenía cada vez que soltaba el balón, dio la sensación de sobresalir ante el resto. Otra puntualización más a destacar: ante las lesiones de López Arostegui y Dakota Mathias, José Ignacio Nogués sigue confirmando notables sensaciones. Titular en el primer encuentro de la Penya (o sea, el de la jornada 2), le vemos más fuerte físicamente, con un tiro exterior más trabajado y en definitiva, mucha confianza. Confianza que irá floreciendo con el transcurso de las jornadas. 9 puntos en 20 minutos son un buen ejemplo. Tras su amarga travesía de lesiones (37 partidos de liga disputados tan sólo en las tres temporadas anteriores), verle así, nos congratula.

-          Sí, Darío Brizuela lleva el timón anotador en Movistar Estudiantes (17,3 puntos, tercer máximo anotador de la competición). En él, todas las miradas, las de sus aficionados y las de los contrarios. Y sabe manejarlo y actuar en proporción. Pero, en la importantísima victoria en Tenerife ante Iberostar (73-81), tuvo el añadido de Gian Clavell, que con 25 puntos, se erigió como el líder anotador en los suyos. Se dejó de jugarse tiros forzados en jugadas consecutivas a tener más criterio, con lo que sus tiros de campo como su peligrosidad aumentaron. Y como un siempre es quien es, dejó el sello de dos suspensiones escalofriantes, con el rival pegado, más la entrada -forzadísima- que sentenció el enfrentamiento. Bien por él.

-          Hablábamos la pasada semana sobre la problemática del parquet del Gran Canaria Arena y sus resbalones. Tuvimos una nueva prueba más este sábado. Siendo nuevo, requisito de Euroliga el colocar el suyo oficial, hace que se necesiten algunas “pisadas” y partidos más. Pues en Tenerife tienen un problema parecido. Otros que tuvieron que estrenar suelo para la disputa de la Copa del Mundo femenina y otra madera al que le faltan partidos. Observamos cierto repertorio de resbalones también que, como las lesiones, todo es cuestión de tiempo para que se solucione.

-          En Manresa, son agradecidos. Más de 20 años después, siguen anunciando a Luis Casimiro en la presentación, como a un héroe. Aquel con el que consiguieron el hito de una liga, algo impensable en los tiempos de hoy. Algo eterno siempre es agradecido.

-          Nos quedamos con la frase de Moncho Fernández en el tiempo muerto sobre la falta de Pepe Pozas. Pero tuvo una joya que denota su carácter a continuación, segundos después. Manda saltar a cancha por primera vez a Kendall Stephens. Y mirándole fijamente, con su tono característico, le advierte “Play defense, ¿eh? Si no, you’re to go…” ¿Al banquillo? Suponemos que dijo eso o algo semejante, porque al mascullarlo, apenas se oye. En los equipos modestos, el compromiso debe ser máximo. Eso se demuestra en defensa y para Moncho, si no se aplica, no se juega. Así de claro. El caso es que Stephens no fue ya sentado en los 12:43 que restaban para el final. Será que lo hizo bien.

-          Y es que los quebraderos de cabeza ante el Real Madrid, son grandes. Digamos que, en este momento, son superiores al resto. La primera mitad que realizaron en el Fontes do Sar, fue de antología. ¡Es que les salía todo! Un mínimo resquicio y sus tiros entraban. Llega un momento en que Felipe Reyes daba los pases a Carroll sin mirar. Es lo que tiene mantener el mismo núcleo una temporada y otra. Y otra.