Guía rápida: La Liga Endesa 2018/2019, a escena (II)

Guía rápida: La Liga Endesa 2018/2019, a escena (II)

Antonio Rodríguez

Continuamos en Endesa Basket Lover con el repaso a los 18 equipos de Liga Endesa, intentando desgranar las virtudes y sus claves de cara a este próximo curso.

 

KIROLBET BASKONIA

En Álava van preparando poco a poco, su gran cita. Vitoria trabaja en silencio para la organización del gran evento: Final Four de la Euroliga. La obligación de una buena organización y la ilusión por y para que Baskonia esté en ella. Es lo que más desean en este momento y el equipo presidido por Josean Querejeta tiene como destino y meta. Sin embargo, no existen buenas rachas en una sola competición. En temporadas tan largas como esta, las buenas trayectorias se demuestran en todo lo que juegues. En este caso y de manera regular, también la Liga Endesa y en ella, deberán defender el actual pódium de finalista.

-          En Vitoria se ha apostado por la continuidad de la plantilla, algo que, durante algunos años, sonaba impensable. E incluso a ello, se han mejorado algunos puestos en pequeños retoques. La receta para el éxito parte por la continuidad de sus estrellas. Precisamente, ese era el motivo de más cambios de los deseados: otros grandes de Europa con más presupuesto, se nutrían de los abanderados baskonistas. Con motivo de esta Euroliga tan especial, el esfuerzo económico de mantener a Tornike Shengelia y Matt Janning está servido. Sobre todo la estampa del primero, uno de los mejores ala-pívots del Viejo Continente, que ahora toca rentabilizar el enorme esfuerzo económico. Con su presencia, se justifican todo tipo de aspiraciones.

-          Segundo paso, seguir contando y exigir un paso más a las dos mayores sorpresas del pasado año. Luca Vildoza parece el líder en pista para muchos años y Vincent Poirier el intimidador atlético y anotador en las alturas, donde casi nadie llega. Ellos marcan diferencias y así esperan que siga sucediendo, mientras aún siguen creciendo como jugadores, logrando más estabilidad, poso y consistencia. El francés quizás llegó un pelín cansado a la final de liga. Pepe Laso escribió recientemente una columna para “El Correo” en el que echaba en falta otro grande más, quizás por este matiz, quizás porque Tavares en la Supercopa -y al igual que en la final liguera- se hizo enorme para todos, al margen de Johannes Voigtmann. Veremos.

-          Las novedades de Darrun Hilliard y Shavon Shields es apostar sobre seguro en hombres cuyo rendimiento tendrá una garantía de buenas actuaciones siempre, sin saber dónde está su tope. Ambos tienen un gran oficio. Shields detectando las posiciones donde puede hacer daño y anotando desde ellas. La cuestión es si sabrá sobreponerse en defensa a jugadores que le pueden hacer daño a él. Y Hilliard mostró ser un soldado, que a su falta de aclimatación ofensiva en el juego -todavía- fue todo sacrificio en defensa, lo que define la disciplina de un jugador en querer ayudar.

-          ¿La clave? Pues para el repleto cuadro de talento entrenado por Pedro Martínez, puede que sea el tiro exterior. Tienen el tirador puro en Janning. A partir de ahí, es encontrar una consistencia casi permanente en Hilliard y Shields, en Granger, Vildoza, Garino o Voigtmann. Si el porcentaje de triples es bueno, podrán aspirar a todo.

 

 

SAN PABLO BURGOS

La fiesta continúa. Visitar su Coliseum es visitar la esencia del baloncesto español. Por encima de clubes, de nombres, de estrellas de jugadores en pista, de ratios de audiencia televisivas. Visitar el Coliseum es comprobar el fervor del aficionado por el baloncesto durante los fines de semana, en su casi religiosa procesión al campo de sueños. Ver sus peñas y sus aficionados es profundizar y entender el baloncesto en España. Simple y llanamente.

Nunca por delante pero sí de la mano, hay un club y una plantilla: San Pablo Burgos. La pasada campaña fue el aterrizaje inicial, con decepciones en forma de derrotas en su inicio y apuros al final. Pero aquí están. Y el cuadro de Diego Epifanio se ha reforzado considerablemente. No quieren volver a flirtear con la posibilidad del descenso y sí gusta del coqueteo de mirar hacia arriba.

-          Su pareja de pívots titulares es de las mejores de la competición. La adquisición de Slava Kravtsov y sobre todo, la continuidad de Deon Thompson, factores ambos que a buen seguro han costado rascarse el bolsillo, son la entrada inicial al éxito, a vivir en cómodas posiciones. De un “5” contundente como pocos hay en el mercado (y bien empleado, ha dado siempre notable rendimiento) y un “4” que es un sabelotodo en este noble arte de la canasta, que puede jugar en poste alto, poste bajo, recursos bajo el aro y excelente tiro exterior si se aleja, reside gran parte de las ilusiones en la ciudad.

-          Otra gran apuesta del club: mantener a Vlatko Cancar. El alero esloveno, otro virtuoso exterior desde su atalaya de más de dos metros, con un físico privilegiado, vivirá los esquemas del equipo desde la pretemporada, sin tener que ir a salto de mata y conocer a unos compañeros de forma acelerada y sobre la marcha. Podrá ser el líder anotador que en ocasiones necesitarán que arrastre a los suyos. Esta segunda campaña puede ser la del asentamiento de otra estrella en el equipo.

-          El músculo de la plantilla, los consolidados Javi Vega, Alex López y Goran Huskic, muy brillantes en la segunda vuelta de la pasada liga, mantienen una base importantísima para Diego Epifanio. Sumemos Alex Barrera y el nuevo estadounidense Branden Frazier. A ellos se añade otra pieza de lujo: la cesión de Dino Radoncic desde el Real Madrid. El montenegrino ha llegado a la ciudad a adquirir minutos y experiencia sobre una calidad y una polivalencia que parece promocionarle a una futura plaza fija en su club de origen. Potente alero de buen tiro exterior, supo jugar como “4” bajo las órdenes de Laso ante la plaga de lesiones el año pasado. Un todoterreno con hambre, que quiere ganarse minutos y puede ayudar en muchas posiciones.

-          ¿La clave? Pues si les hemos hecho un decálogo de una plantilla y unos refuerzos de más que contrastada calidad, todo ello deberá estar dirigido con mano maestra por alguien. Y aquí aparece nuestra clave, de cuyo rendimiento dependen gran parte de las aspiraciones azulonas: el base uruguayo Bruno Fitipaldo. ¿Tiene la capacidad para liderar este proyecto? Por supuesto. Lo que sí necesita es un período de aclimatación a nuestra Liga Endesa, de la que es novato. Habrá que tener paciencia con él, porque cuando explote, significará que el equipo haga ‘clic’. A partir de ahí, toca mirar hacia arriba.

 

TECNYCONTA ZARAGOZA

Pinta bien este nuevo proyecto de Zaragoza, entrenado por Porfirio Fisac. Zaragoza es una ciudad de mucho baloncesto, que no están acostumbrados a sufrir como lo hicieron en la olvidable 17/18. Este verano se han puesto manos a la obra y han buscado remedios a los grandes males que les afligían y puede que hayan dado con la tecla. Sobre todo, sobre todo, tienen más contundencia en la zona. Y si han reclutado jugadores que sepan proteger el aro, de tal base se puede ramificar un más que interesante propósito para este curso 18/19.

-          Esta virtud la han adquirido con dos fichajes, uno consagrado y otro totalmente desconocido: Fran Vázquez y Javier Justiz (del que ya hablamos en Endesa Basket Lover) para que entrar en la zona maña suponga una aventura que provoque pavor. Al margen de la licencia literaria, lo que sí es cierto es que con ellos, el negar a un rival se vaya en uno contra uno hacia el aro y piense que tiene media canasta ya hecha, significa mucho. En el Príncipe Felipe se permitirá arriesgar más en defensas exteriores, presionar más, incluso aceptar errores… porque tienen los dos “angelitos” detrás. Nos parece un cambio muy notable comparados con pesadillas de meses pasados. Y añadan otra adquisición que aportará puntos en la zona: Nemanja Radovic.

-          Stan Okoje sobre todo y Jonathan Barreiro, serán muy importantes en la conexión entre los interiores y los exteriores. La adquisición del nigeriano promete intensidad en la pista. Ambos deberán ser un termómetro y reconocer las debilidades en momentos puntuales, para ayudar donde más se necesite. Son los jugadores que más diversidad pueden ofrecer en cancha desde su puesto de alero y suplir o reforzar, desde tiro exterior a músculo en la zona o defensas a hombres exteriores rivales que estén en racha. Tienen esa capacidad y se les exigirá demostrarla.

-          Además de la veterana dirección de Bo McCalebb, nos centramos en la progresión de Carlos Alocén en esta su segunda campaña en el primer equipo. El jugador canterano, uno de los más destacados de su promoción a nivel nacional, deberá dar un paso más en su rendimiento y será exigido en una ciudad que suspira siempre por sus productos de la casa. Talento, desparpajo y carácter tiene para ello. Le mirarán con lupa, pero nunca tendrá una “santa inquisición” esperándole, sino que el entendido aficionado zaragozano sabe tener paciencia y otorgar ánimos.

-          ¿La clave? La respuesta en forma de tiro exterior que ofrezcan sus dos mejores tiradores, Renaldas Seibutis y Johnny Berhanemeskel. Un veterano de la liga y un novato. Un lituano y un canadiense en cuyas espaldas residirá el peso del acierto en triples para los hombres de Fisac. Y eso, con las incorporaciones interiores que hemos comentado, significará mucho. Abrir el campo para las evoluciones de Justiz, Vázquez y Radovic, será determinante.

 

MONBUS OBRADOIRO

En Santiago tienen clara su receta, porque es ya conocida de un estilo de juego cincelado por el mismo entrenador y el mismo cuerpo técnico del 2010, cuando aún lidiaban por tierras LEB. Mantener la categoría, a ser posible sin apuros, partiendo de un patrón de juego muy característico, es la meta.

Esta temporada 18/19 será una reválida muy difícil, pues tratan de hacer olvidar a las dos estrellas del equipo que han causado baja: Matt Thomas y Artem Pustovyi. Nada menos que Valencia Basket y F.C. Barcelona Lassa han sido los “captores” de los buenos productos obradoiristas, que significa algo así como una magnífica ventana a enormes talentos. ¿Lo conseguirán? Está por demostrar.

-          Creemos que en el perímetro, su fuerte, sus ausencias, sean Thomas o Bendzius (fichado por el ambicioso Lietuvos Rytas, junto a D.J. Seely y Dominique Sutton) estarán muy bien cubiertos con las llegadas de Kendall Stephens (paciencia con esta joya), el alemán Andreas Obst y el ya conocido Kostas Vasileiadis. Con el trabajo de tres hombres para cubrir dos plazas, siendo los tres jugadores de calidad más que contrastada, se reforzarán las prestaciones ofensivas desde el perímetro. Creemos que el equipo donde el alero griego puede sentirse más cómodo tácticamente hablando, sea el afincado en Santiago de Compostela. Gran acierto.

-         Moncho Fernández, desde su llegada a la Liga Endesa, nunca había repetido pareja de bases de la temporada anterior… hasta la actual. Supone una garantía que Albert Sàbat y Pepe Pozas sean ya dos referentes en el club y sepan cómo funciona todo este engranaje, para ir acoplando a los nuevos, sacando todo el partido desde los dibujos del banquillo. El primero, con su tiro exterior y el segundo con su verticalidad y agresividad, se complemente a las mil maravillas.

-         Los pívots son la gran asignatura del Monbus Obradoiro esta 18/19. No solamente se fue Pustovyi, sino que la habilidad de Nemanja Radovic emigró a Zaragoza. Claramente es el ucraniano quien recibía mayor atención por parte del rival desde sus amenazantes 216 centímetros y notables cualidades en ataque. Los obradoiristas han apostado fuerte a una carta que, en pretemporada por el momento, muestran falta de acoplamiento y por qué no decirlo, de dureza. De esto último está sobrado Maxime De Zeeuw, roqueño jugador belga que cumplirá muy bien y gustará a la afición por su tiro exterior, apoyado por la profesionalidad de Nacho Llovet, cumplidor y batallador hasta el último segundo. La lupa habrá que ponerla en Nick Spires y en las recientes incorporaciones de Vladimir Brodziansky y Triggvi Hlinason (esto último cedido de Valencia Basket). Aunque muy superiores en estatura respecto a muchos rivales de los que se encontrarán, su endeblez física será un hándicap para ellos. Su falta de peso les condiciona en una Liga Endesa donde se juega muy duro en la zona. Dureza ofrece el joven Hlinason, cuyos 2.16 aún tienen 21 añitos y deberá adaptar su bisoñez al nuevo entorno. El jugador islandés que ha entrenado horas y horas a orillas del Turia la jugada de bloqueo directo, deberá reciclar su talento a otras variantes, puesto que de esto en Santiago, se frecuentará mucho menos. Un jugador de su enorme potencial, necesitará de la paciencia en la parroquia gallega.

-         ¿La clave? La defensa. Sabemos que es clave en todos, pero en el caso de Obradoiro, será vital. A tenor de lo expuesto en el último punto, incidimos en que la defensa interior y la protección de su propio aro serán la llave para que les guíe a los puestos de comodidad en la clasificación por los que compiten. Se nos antoja Triggvy Hlinason vital en ello. ¿Puede faltar alguna pieza en el puesto de pívot? Están todos los son ahora mismo. Eso el calendario dará y quitará.