La entrevista a Javier Beirán: “Sí, pelear por Copa y Playoff. Pero ser incluso más ambiciosos”.

La entrevista a Javier Beirán: “Sí, pelear por Copa y Playoff. Pero ser incluso más ambiciosos”.

Antonio Rodríguez

Javier Beirán iniciará su cuarta temporada en La Laguna. Tras coger sensaciones y continuidad durante la pasada temporada (20 minutos y 6,3 puntos de promedio) olvidando su gravísima lesión, es uno de los veteranos de la más que renovada plantilla de Iberostar Tenerife. Javier, al igual que su padre José Manuel, hace las cosas tan fáciles que pocos focos se centran en él. 

Son jugadores finos, elegantes, con suspensiones acompasadas en un solo gesto armonioso, sobre todo cuando las realizan tras bote. Centrándonos en nuestro protagonista, posee cualidades que no se reflejan en las estadísticas. Puede que sea de los mejores aleros de la Liga Endesa en conocer ángulos defensivos. De situarse, sobre todo en lado débil, justo en donde provoca robos, pérdidas o las más veces, hacer fintar al rival el pase pensado, abortando muchos sistemas de juego. Añadan su dominio en las esquinas para lanzamientos exteriores y su habilidad innata elevando el balón en entradas ante fuerte oposición y sale un jugador que ha sido un fijo en las convocatorias de la Selección Española durante las ventanas FIBA.

“Me gusta el equipo. De los nuevos, poseemos gente joven con muchísima energía y ganas de seguir creciendo”. Es nuestro elegido para analizar a sus compañeros en este curso 18/19 y las aspiraciones de esta plantilla al completo. “La mitad son nuevos. El entrenador vuelve y eso va a ayudar a los veteranos también, que ya lo conocemos. Con ello, podemos ir más rápido y ayudar a los nuevos a que se adapten. Aunque he de asegurarte que estamos todos sorprendidos por la capacidad de adaptación que tienen en comprender los conceptos”.

Las incorporaciones son de lo más variadas. Desde la clase del espigado alero Nico Brussino, en su segunda campaña en España, al músculo de Tomasz Gielo, Sebas Saiz, Lucca Staiger y Colton Iverson. El nivel físico, incrementado, sin faltar al talento.

“Sebas o Giello vienen con muchas ganas de seguir creciendo, porque supuestamente acaban de empezar su carrera en Europa. Y esa agresividad se contagia. Esa es la línea a seguir. Colton -Iverson- me ha sorprendido, porque no le conocía muy bien, aunque haya jugado aquí en diferentes etapas. Es una bestia bajo los aros, continúa muy bien los bloqueos, es un pívot muy rocoso, que junto a Sebas se pueden ‘pegar’ con quien sea”.

Hay que sustituir las ausencias, sobre todo una muy marcada: la del pívot Fran Vázquez. “A Fran se le va a echar de menos, porque es un jugador más que contrastado. Además, echaré en falta su juego al poste alto y su lanzamiento exterior. Aunque es verdad que Sebas lo está empezando hacer y habrá otros interiores que también podrán hacerlo”.

Hay que dar la bienvenida al presente, porque la actualidad viene marcada por una nueva estrella en la plaza: la del escolta Thad McFadden, todo un cañonero de 1,88 de estatura, que desde la posición de escolta, sacará a los tinerfeños de problemas en los momentos comprometidos. “Es de las incorporaciones menos conocidas, pero viene con los credenciales de ser el máximo anotador en Grecia y todo un cañonero en China. Aún así, aunque será la referencia ofensiva principal, ha venido jugando en equipo, porque no podemos depender de alguien. Aquí no tenemos ese estilo y en el nuestro, él se está adaptando bastante bien”.

Todo ello bajo la dirección en el banco de Txus Vidorreta, hombre que conoce perfectamente la plaza y desde la pista, dos veteranos que continúan, como Rodrigo San Miguel y Ferrán Bassas. Será fundamental para aclimatación del resto. Como bloque, volverán a insistir que uno de los mayores valores, es su defensa. Nuevamente volvieron a quedar entre los equipos con menos anotación encajada, con 76,9 puntos. “Nuestra defensa ha sido en los últimos años Top-3 de la liga. Los nuevos tienen que coger esa órbita y ya lo hemos estado viendo en los partidos amistosos. Si eso se consigue, todo será mucho más sencillo para conseguir logros."

¿Cuáles? “El objetivo debe ser clasificarnos para Copa y Playoff. Son ya dos veces seguidas entrando en cuartos de final y una tercera consecutiva, tras 28 años de ausencia, significa consolidar un proyecto. Eso sí, lograr esto significa dejar a grandes equipos fuera. Es muy difícil. Queremos pelear por el… no sé, sexto puesto. Y ser más ambiciosos. Si jugamos buen baloncesto, llegar a ser quintos, sextos, podemos competir en cuartos de final. ¿Quién sabe? Aunque repito que, lo haríamos ante grandes presupuestos.

Por lo que, ahora, para Endesa Basket Lover, danos cuatro semifinalistas: Real Madrid, Baskonia, Valencia Basket y nosotros”.