El fichaje del FC Barcelona: ¿Por qué Chris Singleton?

El fichaje del FC Barcelona: ¿Por qué Chris Singleton?

Antonio Rodríguez

Uno de los fichajes estelares de las últimas horas en la Liga Endesa, ha sido la contratación del F.C. Barcelona Lassa para la próxima temporada, del ala-pívot Chris Singleton. Cuando los equipos con mayores presupuestos firman una de las estrellas de relumbrón en el baloncesto europeo, siempre nos hacemos más eco, lógico y normal, por el impacto que pueda suponer en nuestra competición. A partir de aquí, entre los aficionados surge ese abanico habitual, por un lado, de esperanzas y deseos de éxito, reflejo del nombre en sí que aterriza y por otro lado, las dudas que conlleva. En Endesa Basket Lover vamos a intentar dar nuestra opinión de esta elección. ¿Por qué Chris Singleton?

Este estadounidense de 2,06 de estatura, ya destacaba en la universidad de Florida State por la polivalencia en su juego. Un jugador que oficiaba como ala-pívot, con buen tiro exterior, al que el único problema que le intuíamos, era su conversión a la posición de alero en la NBA. Curiosamente, la polivalencia que se catalogaba en la universidad, se transformó en indefinición en la mejor liga del mundo. Con su físico, no podía vivir como “4” y como “3”, no tenía la rapidez de pies que los increíbles atletas que existen allí, sí cuentan. Con lo que, aun siendo un primera ronda del draft (número 18), su recorrido se quedó en 148 partidos en dos temporadas y media que disfrutó en Washington Wizards.

Y se planta en Europa, donde la “indefinición” vuelve a transformarse en “polivalencia”, mucho más elevado si cabe. En el baloncesto practicado en el Viejo Continente actualmente, el “4” abierto, de buen tiro exterior, gana más y más bonus para convertirse en hombres importantes como todos bien sabemos. Lo mostró en Krasnodar, jugando para Bartzokas en el Lokomotiv Kuban y lo hizo en Panathinaikos.

En Grecia, en los dos años en los que ha permanecido bajo la tutela de Xavi Pascual, reconocemos que él formaba parte de un juego que nos gustaba y nos divertía ver (al margen que ganaban), con hombres bajitos -teóricamente-, pero muy atléticos, completando un trío interior con junto a James Gist y Thanasis Antetokounmpo, muy interesante (hasta la llegada de Adreian Payne), en el que gracias al ingenio de un maestro como Nick Calathes, sacaban a los rivales de sus casillas.

Ahora Chris Singleton aterriza en Barcelona. ¿Cómo encaja en el equipo? Primeramente, volver a recordar que en recientes fechas los azulgranas extendieron el contrato al pívot croata Ante Tomic, con el que compartirá bastantes minutos en pista. Tomic es parte primordial del juego ofensivo azulgrana desde la llegada de Svetislav Pesic, haciéndole jugar donde le gusta y teniendo la participación y protagonismo que también le gusta. Será la base no solamente interior, su mayor amenaza en el poste bajo, sino que, con su gama de pases, los exteriores también salen beneficiados. Pues en ataque y partir de este curso, Chris Singleton se convertirá en uno más de los receptores de pases de Tomic para decidir desde el exterior. 

Singleton ejecutará triples sobre el foco de atención al defensor que provocará tanto Ante Tomic como el resto de tiradores en pista. La nueva adquisición azulgrana podrá elegir su rango, sea triple, suspensiones a media distancia o entradas a canasta. Porque él es un jugador más rápido que Adrien Moerman, por ejemplo, como para se peligroso entrando a canasta. Sabemos que desde el 6,75 es un jugador destacado de altos porcentajes y también tiene el talento como para acabar en bandejas sus tiros. Esto, al margen de tener alguien como él que, amenazando desde siete metros, otorgará más libertad y movilidad a Tomic.

Lo interesante de esta pareja viene en defensa. Se le acusa a Tomic de mal defensor, de blando. Y no es cierto. Pocos jugadores de la Liga Endesa reciben tanto contacto físico en ataque cuando es defendido como él, y los aguanta, incluso por encima de la legalidad en ocasiones. Y en defensa, no protege nada mal su aro. En distancias cortas, sea su defendido o viniendo desde fuera, no tapona, pero fuerza malos tiros porque, brazos en alto, es muy grande. ¿Cuáles son las virtudes que no posee? Pues la movilidad, sobre todo.

Alguien de 2,16 de estatura, a quien no le puedes exigir que salga a puntear un tiro exterior, que salga en defensa agresiva exterior a un pick&roll y luego recuperar a velocidad máxima, no se le puede castigar con el cartel de “mal defensor”. Sus pies no tienen la velocidad para ello. Algo que tampoco tenían Daniel Santiago o Mirza Begic y nunca se les tachó de malos defensores. Simplemente, hay que trabajar tácticamente para suplir esa carencia, relevando marcas, con fintas defensivas o lo que Pesic crea oportuno. Y aquí es uno de los motivos importantes donde entra Chris Singleton: él es móvil, es activo y puede moverse en muchas situaciones de juego. Estaba en Panathinaikos más que acostumbrado a defender a jugadores más altos que ellos, a base de agresividad, anticipación y espacios. Y si el peligro se acerca al aro, ya está Tomic para ello.

Y la otra limitación del croata, es el rebote. No es un buen reboteador y por ello necesita a su lado alguien que sí lo sea. Y aquí es donde Singleton parece ser la pieza que encaja perfectamente. Resulta que en la pasada temporada en Euroliga, fue el máximo reboteador defensivo de toda la competición, con 4,8 rebotes por encuentro, superando a Shengelia, Clyburn y Bolden, sus más cercanos perseguidores. Como pueden ver, el prototipo de reboteador defensivo en la máxima competición continental, es el ala-pívot móvil y ágil. Lo primero, porque ante tantos lanzamientos exteriores, ellos pueden llegar también a rebotes largos, habitual rechace de esta clase de tiros y porque también, sus compañeros más altos, los “dinosaurios de las zonas” fijan y provocan los malos tiros en las cercanías del aro, para que estos líderes estadísticos puedan capturar el balón tras la mala ejecución de ellos.

Por lo tanto, toda la diversidad que uno puede mostrar, será el suplemento del otro. Chris Singleton colaborará en la circulación exterior de los buenos tiradores azulgranas y en crear espacios para que Thomas Heurtel o Pau Ribas lo tengan en sus entradas a canastas.

En Endesa Basket Lover nos parece un fichaje acertado y un nombre más con estrellato como para hacer más atractiva la Liga Endesa. Esperamos impacientes.