Fuerza perimetral para Unicaja en el mercado de fichajes

Fuerza perimetral para Unicaja en el mercado de fichajes
Foto: Unicaja

Antonio Rodríguez

Confirmado el fichaje de Brian Roberts por Unicaja para la posición de base, el nuevo proyecto de Luis Casimiro se va haciendo fuerte en la posición perimetral. Con el añadido de Jaime Fernández, dan un color diferente al equipo. Dicen que el verde es el que más tonalidades tiene entre todos los colores, ¿no? Pues eso.

Brian Roberts es ese tipo de jugador al que gusta controlar lo que pasa en la pista. De los que, partiendo desde la posición de base, poseen el conocimiento de la dirección y la habilidad de anotar y ponen como punto de partida lo primero a lo segundo. Listo, intuitivo, con una más que notable suspensión y entrada a canasta con elegancia, como si no le costase cada gesto. Su rostro no transmite muchas emociones, mientras su mirada periférica lo controla todo. 

De los que bordan la suspensión tras bote (algo que en Endesa Basket Lover nos encanta), precisamente el hecho de jugar 314 partidos en NBA, sin muchas estridencias ni mucho highlight, evidencian la solidez en la que se basaban Pelicans y Hornets, sobre todo, para contratar de sus servicios. ¡Ah! Entiende cómo jugar un dos contra dos -y bien que lo agradecerá Shermadini- y no cometan sobre él tiros libres, que no fallará.

Tanto en MoraBanc Andorra como en las ventanas FIBA, hemos sido testigos de la progresión en el juego de Jaime Fernández, como para ser objeto de deseo en este Unicaja 2018/19. Su confianza ha ganado nuestra atención como aficionados, para ver en él un atractivo importante en la Liga Endesa

Sí, la confianza que da ser de los puntales ofensivos andorranos, dentro de un colectivo bastante sólido (12 puntos de promedio y 42,5% en tiros de campo en la 17/18). Y se reflejaba en sus actuaciones, en las que en 9 ocasiones superó los 15 puntos (en contraste a las 7 ocasiones alcanzadas en Movistar Estudiantes en sus dos temporadas anteriores conjuntas). El baloncesto desenfadado de Jaime, sus rachas de inspiración, su alegría jugando, inspiran. Y lo hará en Málaga. No nos cabe la menor duda.