10 momentos, 10 (Herbalife, campeón)

10 momentos, 10 (Herbalife, campeón)
¡Herbalife Gran Canaria, campeón de la Supercopa Endesa! Que fueron los más fuer

Antonio Rodríguez

¡Herbalife Gran Canaria, campeón de la Supercopa Endesa! Que fueron los más fuertes, los que volaron más alto, los que dejaron a sus dos rivales atrás, los que quisieron, en definitiva, ser campeones con más fuerza que ningún otro. Y volaron para lograrlo (ACB Photo).

Que les echasen un galgo, vaya. Que nadie les iba a coger. Contamos en Endesa Basket Lover, que si eran valientes y estaban convencidos, lograrían el título. Y lo fueron. Como la carrera de Eulis Báez hacia el éxito de esta acción. Todos sus rivales atrás (ACB Photo).

Que primero fue Baskonia quien claudicó y acabaron cayendo. En este caso, Darko Planinic hace tambalear los cimientos del Fernando Buesa Arena y sus propietarios. 84-80 en semifinales y por primera vez, accedían a la final (ACB Photo).

Señores, uno que volvió. Y de qué manera. Kyle Kuric fue “el americano”, si utilizamos terminología ochentera, del cuadro gran canario. 4/9 en triples durante este partido de semifinales. Un puñal constante en el corazón baskonista con cada triple (ACB Photo). 

Y claro, alegría para todos. En este caso, Anzejs Pasecnicks y Royce O’Neale, que lo celebran desde la banda. Bueno, desde la banda y desde el banquillo, que al fondo también fue una fiesta a lo largo de los dos encuentros. EQUIPO fue lo que transmitió este bloque, con las incorporaciones disfrutando de este ambiente de campeones (ACB Photo).

En la final, supieron estar en la altura y por momentos, hasta avasallando. En la lucha reboteadora, como vemos aquí a Hendrix rodeado de rivales, ante todo un F.C. Barcelona Lassa, les superaron por 4 rebotes. Y así, repasen todas las estadísticas, porque fueron superiores. Un equipo que cree así en sus posibilidades, puede ir donde ellos quieran (ACB Photo).

Repetimos: avasallaron a cualquier obstáculo que se pusiera por delante. En este caso, otra vez Richard Hendrix en acción, no encontrando opositor en Brad Oleson, que se cruzó en su camino. Ocho puntos y cinco rebotes en 22 minutos de juego, fueron su tarjeta. Pero lo más importante, fue esa sensación de no amilanarse ante nadie (ACB Photo).

Esta acción es explícita de lo que sucedió en la final: donde había un balón en juego, allí estaban los grancanarios para disputarlo. Donde había un rival, existía otro compañero. Ganando en superioridad numérica y psicológica. Por eso vencieron (ACB Photo).

Y todas estas virtudes, tienen premio. Lograr el primer título nacional en la historia del club. Esta Supercopa Endesa podrá ser el inicio de …a saber. De momento, aquí les tienen, los primeros campeones de la temporada (ACB Photo).

Y ahora, ¡a celebrarlo! Y vaya si lo están haciendo. La llegada a la capital de la isla ha sido impresionante. No podemos decir nada más. Que lo disfruten. ¡ENHORABUENA, CAMPEONES! (ACB Photo).