10 MOMENTOS, 10 (de la Copa del Rey 2016).

10 MOMENTOS, 10 (de la Copa del Rey 2016).
Pues aquí os traemos el álbum de fotos de esta maravillosa Copa.

Antonio Rodríguez

Pues aquí os traemos el álbum de fotos de esta maravillosa Copa. Un torneo con olor añejo-noventero de sorpresas constantes, de buen baloncesto. Y la primera, la mayor, se dio en el primer enfrentamiento. Como el lituano Slezas tapona esta entrada de Doellman, Dominion Bilbao Basket hizo arrodillar al F.C. en el primer estruendo de esta competición. 72-73 y toda la alegría para la ciudad bilbaína. Oficialmente, volvían a ser grandes (ACB Photo).

Y así, en el segundo de la tarde, que llegó Herbalife Gran Canaria y se deshizo de Valencia Basket, tras una espectacular remontada. 78-83 y este mate de Eulis Báez para dejar en el recuerdo que no fue casual ni milagroso su pase –por segunda vez en su historia- a semifinales. La decepción del año pasado, olvidada con este portazo (ACB Photo).

Jaycee Carroll ha estado y está de dulce. Tirando y encontrando los resquicios necesarios para crear y que todos crean en sus victorias. Montakit Fuenlabrada fue la primera pieza toque para el título (101-84). Sin lugar a las sorpresas, a otra cosa (ACB Photo).

¡Ay, la Copa! Ese evento que tiene una capacidad de convocatoria como no hay otra. Aficiones de todos los equipos. Pero cuando llegó la hora del local, eso ya fue otra historia. Diez mil espectadores en las diez mil localidades que se vistieron de azul, que cantaron el “Miudiño” en apoyo y homenaje al local Río Natura Monbus Obradoiro. Miren el aspecto de las gradas. 77-79 para Laboral Kutxa en un duelo sensacional (ACB Photo).

Los dos sorprendentes semifinalistas, frente a frente. Esta imagen es sintomática y eficaz para mostrar lo que mostró tal emparejamiento. Y dejó, además, una de las mayores remontadas en la historia de la Copa del Rey. Un 55-36 a falta de poco más de 14 minutos, fue reducido hasta que los grancanarios lograsen la victoria (71-81). Por primera vez, el equipo de los históricos Miguelo Betancort como presidente y Aíto García Reneses al mando de las operaciones desde el banquillo, lograba lo que en las islas no se había visto nunca: un pase a la final (ACB Photo).

Vean la imagen. Los dominios y caprichos de un aro y un balón. Los deportistas que anhelan una posición, un rebote, una posesión, una futura canasta, una victoria…un éxito. Paso a paso. El capricho y los designios de este fantástico deporte (ACB Photo).

En la segunda semifinal, los equipos fueron al límite. Vean a Andrés Nocioni colocando este tapón a Ioannis Bourousis en las luces del pabellón. Todo un lujo en el encuentro más intenso de todos (ACB Photo).

En el que posteriormente ganó el Real Madrid. Augusto Lima parece certificar con este triunfo el éxito final, obteniendo el pase a la final, que desde 2013 no se ven alejado de ella, por 86-80.  Y como en este periplo, cada vez que juegan una final, lo que toca es ganarla, pues allá iban, a por el tercer título consecutivo (ACB Photo).

Preciosa imagen de cómo un equipo en posesión del vigente título, el favorito, encontró una fortísima oposición de Herbalife Gran Canaria, trasladada en este caso en Xavi Rabaseda, con todo un pabellón abarrotado y testigo de lo que aconteció en una vibrante final, mucho más igualada de lo esperado, que acabó ganando el Real Madrid (85-81) mostrando todo lo que tuvo que combatir (ACB Photo).

Y ahí les tienen. Nadie en la historia de la ACB había conseguido tres títulos de manera consecutiva. Por primera vez, el Real Madrid dio alcance a tal “trilogía”. Campeones con todos los honores (ACB Photo).