Unos por allí, otro por aquí

Unos por allí, otro por aquí

Juanma López Iturriaga

1. Una de cal

Jornada atípica esta por la ausencia del Real Madrid y Barcelona que andan peleando con el cuchillo entre los dientes para meterse en la Final Four de Madrid del próximo mes de Mayo. Celebrados los dos primeros partidos de las series, unos viajaran mañana bastante relajados, mientras otros no pueden ya relajarse ni en el avión. Al Madrid le dábamos claramente favorito y la verdad es que ha tenido que remar de lo lindo. Si en el encuentro que abrió la eliminatoria tuvieron tiempo para remontar y ganar con cierta holgura, lo del segundo fue toda una película de acción trepidante donde, como si fuese una de James Bond o “Misión Imposible”, el protagonista las pasa canutas y parece perdido, hasta que en los últimos minutos se libera y termina dominando a los malos.  Si en la ficción el desenlace se produce de la forma más sorprendente posible, aquí fue igual, con ese triple de Felipe que sospecho no estaba en el guión, pero que encumbra aún más la temporada que está haciendo Reyes. Total, que falta un pasito que no va a ser fácil, pues el Efes demostró categoría y razones para haber llegado hasta aquí. Pero se antoja raro una triple caída consecutiva, por lo que el ver a los blancos buscando el Santo Grial en su ciudad puede darse CASI como hecho.

2. Otra de arena

En la peli del Barça nos pasamos esperando la reacción durante todo el segundo partido, pero no llegó y la que les viene es de aúpa: tener que ganar un partido en Atenas. La temporada pasada el Madrid se presentó en Grecia con un cómodo 2-0 a favor y salió doblemente escaldado. Ahora que el marcador está 1-1, no quiero ni pensar el ambiente que habrá por allí. Pero lo más peligroso para el Barça no está en la grada, sino en la pista. La bestia se ha despertado y a ver como se le para ahora. Me refiero a Spanoulis, un jugador tan importante, que cuando está mal como el primer día, su equipo se vuelve ramplón, y cuando está fino como el segundo, su equipo se transforma y es capaz de reducir a la mínima expresión, la que pusieron Navarro o Tomic, a todo un equipazo como el azulgrana. La lesión de Oleson hizo mucho daño, pues lo que aporta el norteamericano, va desde lo numérico hasta lo intangible. Y el Barça se diluyó como un azucarillo, sobre todo ofensivamente. Esos 63 puntos en su propio terreno son impropios y les dejaron a la intemperie. Ahora toca rearmarse y buscar la hazaña para poder a volver vivitos y coleando a Barcelona. La película, aunque tiene mala pinta, no ha terminado todavía.

3. Murcia la lía parda

En cuestiones domésticas, el UCAM Murcia, con su victoria ante un Herbalife Gran Canaria que debía estar pensando en su final de Eurocup de esta semana (muchísima suerte), ha montado un taco bueno en la frontera que marca a los ocho mejores. Dejo fuera a Valencia y Laboral Kutxa, que con las sensaciones que están transmitiendo últimamente, les clasifico ya, salvo que quieran dejarme mal. Quedan dos plazas y cinco jornadas. Tenemos al FIATC Joventut como mejor colocado (séptimo con 16 victorias) pero en caída libre (1-6 en las últimas siete jornadas). En la octava plaza está un irregular CAI Zaragoza con 15. Y a partir de ahí, tres perseguidores, uno mirando hacia otro lado (Herbalife) y dos que están carburando excelentemente (Iberostar Tenerife y UCAM Murcia), todos con 14, a tiro de piedra de playoff. Hagan apuestas señores, y mientras tanto disfrutemos de un mes trepidante que nos espera.


Buena semana a todos.