Mike Tobey o la línea correcta a seguir

Mike Tobey o la línea correcta a seguir

Antonio Rodríguez

Las exhibiciones de Mike Tobey en la Copa del Rey hicieron revalorizar la cotización del pívot estadounidense. Tras esa estampa de suficiencia del jugador de Iberostar Tenerife, asoma la sombra del éxito del hombre que logró su fichaje. El de un acierto más de su director deportivo, Aniano Cabrera. 

La Copa como citas históricas. Para Iberostar Tenerife, tras asomarse tímidamente en la Copa del Rey de 2014, comprometido y emperrado en hacerla una celebración habitual, son ya dos años consecutivos en un club de sus poderes y su modestia. Pensando en grande, siendo grandes y desbancando a Valencia Basket en cuartos de final, señalando el pasado 15 de febrero como su primera victoria en este selecto club del que va camino de lograr su chaqueta de cliente habitual.

Mike Tobey se hizo notar, liderando el juego interior de los suyos. Por encima de actuaciones destacadas de Mateusz Ponitka o de Tim Abromaitis en cuartos, fue el soporte en la zona para brindar la primera alegría y a continuación, la extraordinaria imagen que ofrecieron ante el Real Madrid en semifinales. Tobey promedió en los dos encuentros 20 minutos, 12.5 puntos, 66.7% en tiros de campo y 7.5 rebotes. Y sobre todo, la dureza bajo los aros y la polivalencia en ataque como para traer en jaque durante minutos a toda la defensa del Real Madrid. “Mike te da muchas cosas: puntos, presencia física, dureza y compromiso” confiesa Aniano Cabrera, director deportivo del Iberostar Tenerife. “En el partido decisivo ante Baskonia, el que prácticamente nos daba la clasificación para esta Copa del Rey, a partir del descanso saltó a jugar con la nariz rota. Jugó durísimo. Lo que te demuestra que no solamente son números, sino da presencia y predisposición”.

Englobados en ese profuso grupo en la Liga Endesa en el que, ante tal igualdad, un fichaje acercado hace asomar la cabeza respecto a los demás y contemplar cómo va eso de los equipos punteros de la competición, Tobey fue un tiro al blanco. “Lo vi el año pasado en Orlando y en Las Vegas -en ligas de verano- y me gustó, porque le veía un hombre que tenía presencia, que bajo los tableros tocaba muchos balones…de esos jugadores que tenía en mente que nos podía ayudar”. Un anhelo más en la agencia de Aniano Cabrera, nombrado en la última gala de los premios Gigantes como el Director Deportivo del año. A Mike Tobey lo ficha la pasada campaña Valencia Basket. Y lo que pudiera suponer una contrariedad, para Aniano fue todo lo contrario: “Tuvimos la suerte que lo fichó Valencia Basket. Y tienes la oportunidad de ver en tu liga un jugador que ya has visto, que viene a Europa y desde la barrera, puedes ser testigo de su período de adaptación, de lo que puede hacer, aunque tuvimos mala suerte -ellos sobre todo- de que se lesionase. Cuando salió del equipo, nosotros buscábamos un jugador de esas características”.

Y entonces, llega el trabajo de riesgo para el director deportivo. Con los primeros calores, los contactos ya son habituales con agentes, pensando en planificar la siguiente temporada. La comunión con el entrenador debe ser perfecta, marcar directrices en común y a partir de ahí, que cada uno haga su trabajo. En Iberostar Tenerife, esa tarea es más fácil, porque tales directrices ya están marcadas. “En el club, tenemos bien marcado el estilo de juego que queremos tener. Desde Alejandro (Martínez), lo siguió Txus (Vidorreta) y lo mantenemos con Fotis (Katsikaris). Es un consenso, estamos hablando permanentemente. Mira ahora, como recientemente fichamos a Vasileiadis. O al decidirnos por Tobias Borg, sabíamos que no había en el mercado nadie que promediara 15 puntos, por lo que acordamos en tratar con alguien que nos ayudase en defensa. Te adaptas a las necesidades. Digamos que el entrenador y director deportivo somos un equipo paralelo”.

 

Aniano Cabrera, el alquimista en La Laguna (foto de www.eldia.es)

Y llega el verano y con las prioridades en la agenda, se viaja a las Ligas de verano con la mente muy abierta. “Mike Tobey este verano, no quiso arriesgar en Las Vegas y tan solo actuó en Orlando, debido a su lesión en Valencia. Era el primero de nuestra lista. Hablamos con su agente y teníamos que asumir que tenía esa parte de riesgo por su juventud. Con las referencias de Valencia, de su ética de trabajo, de la universidad que había salido -Virginia-…tienes datos como para que no tuviésemos ninguna duda. Preguntamos a otros ex jugadores y eran referencias personales estupendas. Aun así, empezando a hablar con su agente en junio, en julio tanteamos otras tres o cuatro opciones de jugadores como él. Sin embargo, volvimos al punto de partida y por suerte para nosotros, todavía estaba en mercado”.

Las Ligas de verano son un hervidero de conversaciones con agentes, cenas y charlas con el ejército de colegas de Aniano desplazados, que tras una jornada repleta de partidos y agendas llenas de notas, se reúnen entorno a la mesa y debaten. En Endesa Basket Lover nos consta que nuestro protagonista, es uno de los más callados. “Es donde más hablamos. Y a mí me gusta mucho escuchar y aprender. Tanto de tus colegas como de los entrenadores, empezando por los tuyos”. Y según la filosofía de Aniano Cabrera, no hacen falta tapar secretos, sino que prefiere que se hable de todo. “De los que vamos allí, todos vemos, hablamos cada vez más entre nosotros de jugadores que nos gustan. Creo que no hay que tener miedo por hablar. Cada uno tiene un presupuesto de lo que puede fichar. Y si entre nosotros no hablamos y no compartimos, al final, del acierto y desacierto, hay pequeñas décimas y estoy convencido que nos podemos ayudar mucho”.

Y se regresa a casa, a consensuar con el entrenador o se hace en el mismo escenario, puesto que el combo “entrenador-director deportivo” comparten maleta en ocasiones. “Cuando tú ves un jugador, tienes que hablarlo, presentar sus virtudes, filtras nombres y negociarlo con agentes. Pero son los entrenadores quienes le van a poner en pista. Tenemos que saber que encaja en nuestra filosofía. Cuando se gana, es fabuloso. Pero cuando pierdes, hay que buscar soluciones”.

Con el vertiginoso ritmo que existe en el mercado en la actualidad, muchos planteles cuentan con cuatro o cinco jugadores asegurados en el mes de julio. Una agenda repleta de nombres en contraste con una web oficial del club, vacía de ellos. Hay que trabajar al máximo. Es lo que toca hoy día. Jerry West encierra con su frase “si como GM, aciertas en el 51% de las ocasiones, tienes éxito en tu trabajo” una máxima en tan voraz tarea. Por ello, casos como el de Mike Tobey congratulan. “A Abromaitis, que venía de Alemania, le llevábamos siguiendo desde Nanterre y Strasbourg. Y mira Rosco Allen. Siempre creí en él y en cuartos de final -de Copa- salió unos minutos, anuló a Will Thomas, cogió algunos rebotes y anotó una canasta importantísima para nosotros. Pues todo ello, ayuda mucho”.

Colección de aciertos que hacen estar al Iberostar Tenerife en los focos, iluminados en una nueva edición de Copa del Rey. Que en una esquina del pabellón a pie de pista, se extiende la alargada sombra de Aniano Cabrera, observando atentamente el partido, en guardia. Eso siempre.