GUÍA FINAL FOUR COLONIA 2021 (2ª parte)

GUÍA FINAL FOUR COLONIA 2021 (2ª parte)

Antonio Rodríguez

Quedan escasas horas para que arranque la Final Four de la Euroliga en Colonia y esta es la segunda parte de la guía para que no te pierdas nada.

GUÍA FINAL FOUR COLONIA 2021 (1ª parte)

BARÇA

Récord: 24 victorias – 10 derrotas (1º clasificado).

El entrenador con el que los azulgranas lograron su último cetro europeo, Xavi  Pascual, fue también el mismo con el que disputaron su última Final Four. Del título de  2010 en París a Milán 2014, estas dos fechas bajo los designios del entrenador de  Gavá, que parecen ya muy lejanas. Ahora, Sarunas Jasikevicius tiene el reto de  reeditar el gran triunfo y convertirse así en histórico, como lo hizo su predecesor Svetislav Pesic, logrando la proeza de quedar campeón de Europa tanto en su etapa de  jugador como de entrenador. 

Una liga regular muy solvente y saber asestar el golpe certero para derrotar a  su correoso rival en cuartos de final, Zenit St. Petersburg, les valió para estar en esta  edición alemana.  

Sus virtudes 

A entrenador nuevo era lógico pensar que habría muchos cambios en el  sistema de juego. Y más lógico aún con la exigencia de Sarunas Jasikevicius. Sin  embargo, visto el rendimiento del equipo en Copa del Rey en el mes de febrero,  parecía que todo ya encajaba, sobre todo defensivamente. La adhesión de Pau Gasol ha hecho variar algunos esquemas, pero ni han sido tantos ni el protagonismo que  demanda el de Sant Boi, aún no es grande.  

No solamente es Nikola Mirotic (15,5 puntos por partido), sino que Cory  Higgins ha sabido ser el líder que arrastre a través de la anotación a los suyos. Sus 12,9  puntos en Euroliga a lo largo de los 37 partidos de esta campaña, segundo máximo  anotador en poco más de 26 minutos de juego, certifican un notable rendimiento.  

Los nuevos sistemas para este ejercicio 20/21 necesitaban mucho de los  “carretones” y salidas de bloqueo desde línea de fondo de sus dos máximos artilleros,  donde Kyle Kuric (59,5% en triples) y Alex Abrines (41,7%) han tenido un excelente  rendimiento. Eso ha provocado mucha alteración en las defensas rivales, sobre todo si  han estado respaldados por Nikola Mirotic (42,2% en triples) desde su posición de ala pívot y Adam Hanga (34,3%). En definitiva, hablamos de cuatro tiradores de excelente  calidad, desequilibrantes en una cita como esta. Sumen dentro del repertorio, las  “puerta atrás” de las que se han aprovechado Higgins y el mencionado Kuric, por la  obsesión rival en detener a sus triplistas y el bosquejo es terriblemente interesante. 

La defensa. Muchísima movilidad en todos sus jugadores, conocedores de qué  hombres altos tenían que ayudar los pick&roll o los que tenían que saltar para reforzar  el lado balón. Para que todo encajase a la exigencia de Jasikevicius, destacamos dos  jugadores que, por su movilidad, han sido los interiores que mejor reaccionaban en  salidas y ayudas a exteriores con éxito: Pierre Oriola y Rolands Smits.  

El vértice de sus aristas 

Indudablemente, es Nikola Mirotic. Su regreso a Europa y en concreto, al F.C.  Barcelona, parecía supeditado a ganar una Euroliga. Sabía del ambicioso proyecto y de  una “exigencia” por tener éxito al final. Sin embargo, en estas últimas fechas, la hora  de la verdad, su rendimiento en cuartos de final ha sido más bien discreto. Sus 8,6  puntos y 33,3% en tiros de campo ante Zenit St. Petersburg, con los que se vieron  obligados a disputar 5 encuentros, no estaban en el guion triunfante que se esperaba,  máxime si los comparamos con sus 16,9 y 57,6% en tiros de campo de la temporada  regular.  

Pero es Mirotic y todo lo que supone. Su juego de poste bajo y la cantidad de  faltas que provoca desde ahí, su tiro exterior, con lo que hace la vida fácil tanto a tipos  interiores como Davies o exteriores habilidosos entrando a canasta (Higgins sobre  todo), de él deriva gran parte del juego de su equipo. 

Y nos gustaría hacer un añadido con Pau Gasol. Dominó la ACB con el  nacimiento de la Euroliga, donde una inoportuna apendicitis le apartó en el momento  de la verdad y bien se notó (eliminación del Barça ante la Benetton Treviso en octavos  de final). Aunque hemos aclarado que su aportación en Euroliga está siendo todavía  discreta, su plus en el vestuario como en momentos calientes en pista, podrá ser  importante.  

Una dulce guinda de final de temporada 

Sin lugar a dudas, las últimas actuaciones de Brandon Davies y lo que ha  significado su juego para el Barça han sido el mayor regalo. Exceptuando el naufragio  del cuarto partido en San Petersburgo y los 11 puntos en el quinto y más cómodo  partido de la serie, sus 18, 22 y 22 puntos en los 3 primeros encuentros, dieron una  exacta dimensión de lo que puede dar el center del equipo en su segundo año de  permanencia en el club. 

La mayor parte de estos puntos han venido desde situaciones de poste bajo,  con lo que enriquece aún más el juego colectivo del equipo. No solamente es ya Niko Mirotic quien lo ejecuta y domina, sino que tiene un compañero más que, como  hemos visto a lo largo del curso, se crean espacios y aclarados para él en poste bajo  para que decida en uno contra uno. Y eso que en la eliminatoria ante Zenit, donde más  ha destacado, sus rivales eran tipos tan físicos como Alex Poythress y Tarik Black. Que  no es poca cosa.

El dato

Junto con el gran protagonismo que tomó Brandon Davies en la eliminatoria de  cuartos de final, Nikola Mirotic ha mostrado regularidad en anotación a lo largo de la  temporada. En este cuadro, no solamente vemos que ha sido el máximo anotador de  su equipo en 16 de los 39 partidos disputados (con mucho, el que más), sino que lo ha  sido de forma regular. En este cuadro, podemos observar las ocasiones en las que los  jugadores azulgranas fueron máximos anotadores en los suyos, dividiendo los 39  partidos disputados hasta ahora (incluidos los cuartos de final) en bloques de 10  jornadas. Este es el resultado:  

Cómo se les puede ganar 

En cuartos de final, pudimos observar algunas de las mayores exhibiciones  individuales en las series de la mano del ex azulgrana Kevin Pangos. Un base agresivo y  con potencia en las piernas como es él, dio muchísimos quebraderos de cabeza a los  azulgranas con su verticalidad, partiendo desde la ayuda de un bloqueo central. Lo  curioso es que en las más ocasiones él era quien iniciaba y finalizaba la jugada,  contando pocas veces con el pívot que continuaba bloqueo. Jugadores exteriores con  habilidad para entrar a canasta se encontrarán en Colonia (para empezar, Sergio Rodríguez, Punter y otro ex azulgrana, Delaney). Pueden resquebrajar gran parte del  sistema defensivo.  

También nos llamó la atención el entramado defensivo que montó Xavi Pascual  para que Nick Calathes estuviese diluido en los cuartos de final y no sacase el partido  que suele sacar en el pick&roll. Como veremos en los italianos de Milán, precisamente  su defensa ahí, es uno de sus fuertes, con lo que veremos la interpretación que hace el  base griego en esas circunstancias y cómo lo desarrollará, porque él es gran parte de la  dirección en pista en los barcelonistas.

AX ARMANI EXCHANGE MILANO

 Desde 1992 no llegaba el histórico Olimpia Milán a una Final Four. Han sido  muchos intentos y esfuerzos económicos en las últimas temporadas, al fin culminados, para regresar 30 ediciones después a la gran cita de la mano del entrenador italiano  más histórico. Ettore Messina puede contar para tal causa con un plantel de una  enorme profundidad en el banquillo. 

Parecen aptos para conseguir el título, tanto como cualquier otro rival, pues al  buen número de componentes con calidad, se les une una enorme experiencia en  piezas clave, campeones ya de la Euroliga, comenzando por el base más usado (Sergio  Rodríguez) y acabando por su pívot de más consistencia (Kyle Hines). Entre ambos, hay  una enorme variedad de la que aquí hablaremos.  

Virtudes 

No deja de ser curioso, pero la pareja de pívots usada con más frecuencia, es de  largo la pareja en Euroliga con menor estatura. Si ya conocemos las “lindezas” de Kyle Hines con sus 1,98 de estatura (generosos), le acompaña Zach Leday y sus 2,02 (más  generosos aún), que se saben complementar perfectamente. A este segundo lo conoce  de forma más que sobrada Jasikevicius tras haberlo entrenado en Kaunas. Cuando  Hines gana la posición bajo el aro -gran parte de su juego se basa en eso-, hay que  estar muy atentos a Leday, porque siempre aparece desde cualquier lado para llegar a  la bombilla y entre ambos, realizar un juego de poste alto-poste bajo muy eficiente,  que siempre arranca sus buenos réditos.  

Muy acordes al baloncesto moderno, exceptuando a Kaleb Tarczewski (que es  un center a la antigua usanza), todos los hombres que usan para posiciones interiores,  parecen cortados por el mismo patrón en estatura, rapidez y polivalencia. A los  mencionados Leday-Hines, se les complementa con el ex Unicaja, Jeff Brooks, con un  más que buen tiro exterior o el saltarín Jeremy Evans (participante del concurso de  mates NBA en 2012) y los “3” cuentan con físicos semejantes (Luigi Datome y Shavon  Shields).  

Esa misma polivalencia se puede utilizar para posiciones exteriores. Messina en  según qué casos, ha usado a Michael Roll como base o al propio Shields, como bien  hizo en Baskonia el pasado año, más aún si decide concentrar en tareas anotadoras a  Delaney o sobre todo, su máximo anotador, Kevin Punter (14,4 puntos).  

Con Sergio Rodríguez, cualquier “cuento” en el equipo en el que recale,  cambia. Digamos que amplía su “número de páginas”. Al margen de la categoría que  atesora, siempre se busca un club de “Chach-airplanes”, que hacen mucho daño. No es  todavía Europa una tierra con marcada mentalidad de “alley-oop” en ataques  estáticos, como la que tiene el canario en su sangre “tipo NBA”. Y son numerosas las  acciones donde saca partido tras un bloqueo directo, dando un pase bombeado en el  que aparecerá cualquiera de los interiores, con preponderancia en Evans y Hines. 

Los puntos y la productividad de su trío de bases, acotando que Punter casi  siempre es escolta. El mencionado Sergio Rodríguez (9,6 puntos y 4,5 asistencias),  Malcolm Delaney (11,6 y 3,5) y Shavon Shields (13,9 y 1,4. Aunque este oficie más  tiempo como alero) es donde más recae el peso ofensivo del equipo. 

Ettore Messina ha sabido tejer en defensa un triángulo casi permanente en la  parte superior de la bombilla para defender, con muchísima efectividad, el inicio de  cualquier “pick&roll” central. La sincronización entre los dos defensores de este ‘2  contra 2’, más un tercero que se suma, que suele aparecer por flotar un poco más al  alero que está a medio camino de la esquina, o ser el defensor del hombre que corta  por la zona y a partir de cierto punto, ya puede ser responsabilidad de los interiores,  siempre encuentran la posibilidad que triangulen perfectamente para tapar espacios y  líneas de pase. Claro, las esquinas quedan algo más desasistidas, pero si se niega la  posibilidad de penetrar al corazón de la zona para generar desde ahí, obliga a un  mayor recorrido del balón en los pases y más tiempo para reajuste de la defensa.  

El vértice de sus aristas 

Creemos que el hombre clave, el vértice donde confluyen todas las aristas del  poliedro, lleva el nombre de Shavon Shields. Es el jugador con más posiciones en pista  y más libertad de movimientos. Jugador nexo entre el juego interior y exterior, le  podemos etiquetar como un grande en uno contra uno para sacar el mejor partido en  esa “tierra de nadie” que es la media distancia. Cuando decide penetrar hasta la  canasta, su equilibrio en el aire tras reversos o aguantar en el aire, es fascinante.  

El dato 

Una de las mayores amenazas del conjunto transalpino es el lanzamiento de  tres. No ya que tenga grandes tiradores, sino la eficiencia en el tiro. Vean la cantidad  de jugadores que superan un 40% de efectividad, que significa rozar el sobresaliente, si  hablamos de 6,75. Todo ello muestra una perfecta selección en el tiro.

 

Una dulce guinda de final de temporada

Nuevamente hemos de destacar a Shavon Shields. Sus 34 puntos en el quinto y  último encuentro en la durísima eliminatoria de cuartos ante Bayern Munich hace  resurgir de nuevo a este ‘hacelotodo’ hasta ser la estrella en el momento de la verdad.  Baskonia lo fichó desde Trento tras realizar un espectacular playoff final ante su actual  equipo precisamente, con dos actuaciones con 31 puntos y siendo el asombro de toda  la liga, haciéndose eco en toda Europa. Siempre cumple a la hora de la verdad y da,  nuevamente, muestras de ello.  

Cómo se les puede ganar 

Punto número uno: velocidad. Cuando les han corrido, han sufrido muchísimo.  En la eliminatoria de cuartos de final ante Bayern, cuando Wade Baldwin iniciaba  contragolpes -muy bien finalizados por Vladimir Lucic entre otros- o, recordarán, cuando Pierria Henry pisó el acelerador en su gran actuación en el encuentro de  Vitoria, es un equipo que sufre mucho.  

Rachas e inspiración. Este equipo cuenta con una gran cantidad de jugadores  que, si bien tienen grandes porcentajes en el triple como hemos visto, también son  muy de rachas. El máximo exponente es el alero Vladimir Micov. Como empiece  anotando, su mentalidad es totalmente diferente a cuando toca empezar errando. Y  esto en parte se puede trasladar a un buen puñado de jugadores importantes.  

Las individualidades. Una pareja muy peligrosa en ataque es la formada por  Malcolm Delaney o Kevin Punter. Sin embargo, pecan mucho de individualidad. Por  descontado que Punter, balón que coge, balón que raramente suelta. Y Delaney tiende  también mucho a levantarse en la suspensión a nada que aprovecha el bloqueo  directo, sin intentar ver las posibles ventajas o si él puede entrar a canasta. A la hora  de entrar hasta el final, Punter es muchísimo más peligroso. Pero del porcentaje de  tiro de esta pareja, dependen bastantes de las posibilidades de los italianos. Veremos  bajo la presión de una Final Four