Los cuatro de Vitoria: Anadolu Efes (I)

Los cuatro de Vitoria: Anadolu Efes (I)

Antonio Rodríguez

La apuesta de Anadolu Efes, como en las últimas campañas, para llegar a esta Final Four de Vitoria, ha sido sobre todo económica. Esta temporada, más de la mitad de los jugadores eran nuevos. No se trataba del talento individual que pudieran dar el pasado curso Errick McCollum o Ricky Ledo, sino el hecho de saber hacer equipo. Y haciendo un esfuerzo económico mayor, el nuevo trío exterior (y brújula del plantel) con Rodrigue Beaubois, Shane Larkin y Vasilje Micic tenía más claro el concepto de aspiraciones colectivas. Manteniendo del curso anterior al pívot Bryant Dunston y añadiendo a Tibor Pleiss y Adrien Moerman, el objetivo estaba más focalizado.

Anadolu Efes llevaba sin disputar una Final Four desde el año 2000 (no adjuntamos la del 2001, pues sucedió en la Suproliga, tras la escisión de la Euroliga, donde realmente los cuatro únicos aspirantes a aquella Final Four parisina, fueron los que llegaron: Maccabi Tel Aviv, Panathinaikos, CsKA Moscú y los turcos). Todo huele a demasiados años pasados de gloria en el emblemático club otomano. Su entrenador, Ergin Ataman, de hecho, dirigió un equipo de Final Four por última vez en Barcelona, en la Final Four de 2003, llevando los designios de Montepaschi Siena. Son demasiados años.

¿POR QUÉ SON EQUIPO DE FINAL FOUR?

Sobre todo, por una razón. Porque Ergin Ataman, tras fichar jugadores de mucha calidad, instaurando y dejando claro el rol de cada uno, ha sabido dejarles hacer lo que mejor saben. Por ello han dado su máximo rendimiento posible. ¿Un ejemplo? Que el rendimiento de Adrien Moerman, sobre todo a la hora de la verdad, haya sido superior al de su paso por el F.C. Barcelona. Abierto, esperando en el lado débil su lanzamiento triple (42,2% ha promediado esta temporada), se ha sentido cómodo e importante. Más: Bryant Dunston, que ha visto desfilar multitud de caras nuevas este año, ha disfrutado de un entendimiento mutuo con los bases cuando continuaba a canasta como un tren de mercancías. Ha recibido balones y por momentos, ha sido imparable (tremendo su 67,2% en tiros de campo).

Y por encima de todo, la calidad exterior. El trío Micic-Larkin-Beaubois (con el añadido de Krunoslav Simon, aunque este más irregular) ha sido como una especie de Santísima Trinidad para Ataman. Dando la batuta directora al serbio, sabiendo que Larkin debía concentrarse en tareas anotadoras más que de dirección -uno de los 1x1 más mortíferos de toda la Euroliga- y dando al talento individual de Beaubois un complemento de rotación de lujo, todo ello ha servido para destacar con 20 victorias en liga regular y deshacerse de los azulgranas. Un trío que pocas veces perdía la cabeza y siempre mantuvieron un rumbo fijo.

¿QUÉ LES ESPERA EN SEMIFINALES?

Pues teniendo como rivales a sus vecinos, Fenerbahçe, se espera una enorme batalla exterior. A la espera de confirmación de las algunas lesiones -al margen de las ya conocidas de Joffrey Lauvergne y muy probablemente Luigi Datome- en los hombres de Obradovic, la batalla en el exterior por marcar el tempo, por hacer mayor daño en el perímetro (fundamental el porcentaje de triples) será el campo de trincheras y batalla donde deberán ejercer su dominio si quieren ganar. Cuanto más verticales les deje la defensa de Fenerbahçe enfilando la canasta (para finalizar o doblar balones), más posibilidades tendrán de éxito. Y en eso, la auténtica estrella, Shane Larkin (19,6 puntos en los cuartos de final), tendrá mucho que decir.

UN DATO

Los 39 triples intentados en el 5º partido de cuartos de final ante Barça Lassa, estableciendo un récord en Euroliga. De ellos, anotaron 17. Con esa dinámica, dependerán mucho de los porcentajes, pues condicionarán todo. Sin embargo, la imagen por momentos de aquel enfrentamiento, fue que los azulgranas estuvieron compitiendo en partido hasta el final, porque los turcos insistieron en tales intentos triples cuando pudieron elegir opciones más claras de tiro. El triple quita vida, pero también la da. Arma de doble filo que dictaminará en la semifinal.

Los cuatro de Vitoria: Anadolu Efes (I)

Los cuatro de Vitoria: Fenerbahce (II)

Los cuatro de Vitoria: CSKA Moscú (III)

Los cuatro de Vitoria: Real Madrid (IV)