Entrar    |    Regístrate
Mundo Basket
 
"LOS 10 GRANDES BAJITOS DE LAS ZONAS” de la Liga Endesa
por Antonio Rodríguez 2 de Agosto, 2013

Portaaviones de las zonas, absolutos dominadores de la pintura. Tienen un magnetismo especial para capturar rebotes, para intimidar y taponar, para palmear el tiro que se sale. Piden el balón en las inmediaciones de la canasta y automáticamente generan peligro: Sabonis, Norris, Pau Gasol, Luis Scola ejemplificaron un jugador especial. Pero no serán ellos quienes evaluaremos en este ranking. De entre los dominadores de las zonas, los hay que arrancaban más admiración al gran público si cabe. ¿Por qué? Debían combatir con todos ellos... nunca superando los dos metros de estatura. Supervivientes bajo los aros, magos absolutos protegiendo sus tiros de posibles tapones, ganando espacios para los rebotes donde nadie más los encuentran...que se pasan por el medidor y ves con asombro sus cortas estaturas. Parecen quijotes luchando frente a molinos y son capaces de intimidar como el que más, ser los máximos reboteadores y siempre superar los dobles dígitos en puntos a base de pedir el balón en poste bajo. Algunos se añadían centímetros para difuminar tal carencia y tener el “honor” de superar esa medida tan significativa en Europa. Pero créanme, que ni de lejos. De ellos, habrá algunos en este ranking. Su hábitat natural es la zona, como los gigantes. Pudieran tener el tiro exterior como recurso, pero donde ellos sienten estar en casa es bajo el aro. Aquí va la lista de algunos de estos diez fenómenos elegidos, una de las listas más entrañables que hayamos confeccionado:

 
 
Responsive image
  • 1

  • EUGENE McDOWELL

 

Algunos decían que medía dos y algo. ¡Qué va! Busquen en las fotos y vean la diferencia de estatura entre Zapata o Sibilio, ambos dos metros peladitos, y él. Quedaría en 1.98 aproximadamente. CAI Zaragoza, F.C. Barcelona y Cajabilbao conocieron un tipo que era increíble verle taponar y rebotear, con una sola rodilla. Epi recordaba que “cuando saltaba con la pierna buena...”. Por desgracia nos dejó hace unos años, pero sus mates en palmeo, rebañando todo lo que se paseaba por el aro, coger rebotes allí arriba, era mítico. Era el más bajo de la zona siempre. Pero a raza no le ganaba nadie. Un grande.

Responsive image
  • 2

  • CLARENCE KEA

 

Llegó a España ya veterano. Su estampa de gordo se nos quedó grabada en la mente cuando pudo con los pívots azulgranas en la infausta final de la Copa de Europa que perdió el Barcelona en Ginebra'84, con su 1.98. En Murcia y en Ourense, jamás, jamás han visto un jugador con esa capacidad de rebote. Ostenta el récord reboteador de la Liga Endesa con 29 rechaces en un partido. ¡29! Se hacía grande, agachaba el culo, pedía el balón, y a la media vuelta en suspensión, anotaba sin complicarse mucho la vida. Martilleante.

 
Responsive image
  • 3

  • JAVIER MENDIBURU

 

El primero de nuestros representantes en esta lista. Vale que cuando él jugaba, finales de los setenta y la década de los ochenta, los físicos eran otros. Pero siendo delgado, con sus dos metritos conseguía rebotes con una facilidad pasmosa, y en ataque...el mejor juego de pies de esta lista, sin lugar a dudas. Mareaba a los rivales con pivotes, fintas, más pivotes. Parecía en la zona un bailarín de claquet. Javier Mendiburu, desde Granollers, siempre permaneció en el corazón de los aficionados españoles y no podía fallar en esta lista. Todo un maestro.

Responsive image
  • 4

  • JEROME LANE

 

Le dan 1.98. Otro de los que había que estirar centímetros, porque no llegaba. Este era cinco, cinco. Y con esa estatura y su estilo de juego, totalmente de zona, llegó a jugar tres años en la NBA. En España jugó en Fórum Valladolid y Caja Cantabria y un puñadito de partidos con Oximesa. Y aunque no tenía mucho repertorio ofensivo, Lane reboteaba. Reboteaba como un animal. Casi 15 rebotes de media en la temporada 97-98 muestra la animalada de jugador que era.Ya vino con mucha fama USA por el rebote y cierto tablero que rompió, que impactó mucho.

 
Responsive image
  • 5

  • HARPER WILLIAMS

 

Cuenta la leyenda que recién aterrizado en la ACB, en León, unos emisarios de un equipo en concreto de la NBA, fueron a la ciudad norteña a hablar con él y la firme intención de llevárselo a USA. En León ¡lo escondieron! para que no dieran con él. Harper Williams medía 2 metros justos, pero tenía unos brazos larguísimos. Al margen de una suspensión, inmovilizaba tanto a sus defensores protegiendo sus tiros -era zurdo- con el resto del cuerpo, que les era imposible taponar. León en dos etapas, otras dos en Manresa y Estudiantes, y Gran Canaria, tuvieron su legado.

Responsive image
  • 6

  • KEVIN MAGEE

 

Mito absoluto de la Liga Endesa, tras sus dos etapas en el CAI Zaragoza. Muy pocos han ganado la posición bajo canasta como él. Además, flexionaba tanto las rodillas, se agachaba tanto, que con el balón en el aire, apenas se le veía. Hasta que con una agilidad felina ascendía más que nadie al rebote. En ataque, mítico su tiro corto contra tabla tras fintas ante gigantes. Físicamente fue un adelantado a su tiempo, porque llegó con muchos kilos de músculo a la capital maña. Kevin Magee era un trozo de aquella NBA de 199 centímetros. No tenía más.

 
Responsive image
  • 7

  • ALFONSO REYES

 

Nuestro mejor representante. Dos metros peladitos (nada de los 2.02 oficiales) y en el quinteto ideal del Mundobasket junior de Canadá'91. A partir de ahí, sus años en el Estudiantes y Unicaja, se tiñeron de éxitos. Otro del club de los zurdos, corría la pista siempre el primero, ganaba una posición, recibía la pelota y era canasta siempre. Internacional desde 1995 hasta 2003. Llegó a ser uno de los últimos de esta estirpe entre nuestros pívots nacionales. Junto a Pau Gasol, el salto generacional era obvio, pero su lucha y anotación siempre causó respeto entre todos.

Responsive image
  • 8

  • RICHARD SCOTT

 

El más bajo de todos. Nunca me creí su 1.98, francamente. Realmente, entre 1.95-1.96 estaría. Llegó a Sevilla y lo pasaron al vinculado de EBA, hasta que lo necesitaron a mitad de temporada y resulta que con él, llegan a la final de la liga. Luego, Granada, Fuenlabrada y Bilbao. Era pívot, pívot. Contundente, de los de pivotar, sacar codos y mostrar poderosos hombros. Parecía hacer cosas imposibles ante rivales mucho más altos. Pero conseguía anotar. Excelente movimiento de pies eran una gran garantía

 
Responsive image
  • 9

  • BERNARD HOPKINS

 

Cuando llegó al Gran Canaria, con su 1.97, y le veías manejar el “trasero”, todos coincidíamos que este era de la escuela de Kevin Magee. Pocas veces veías a un tipo anotar con esa facilidad. Cuando recibía, el trabajo ya estaba hecho, su posición ya estaba ganada. Era darse media vuelta y anotar. Y rebotear. A Las Palmas llegó en 1998. Pues esta pasada temporada llegó a jugar de temporero. Su longevidad y el cariño que le tienen en Valencia, el equipo donde pasó más años, muestran que fue otro de estos pequeños portaaviones que calaron muy hondo en ACB.

Responsive image
  • 10

  • GRANGER HALL

 

Otro de los que parecía dar vergüenza confesar que medía menos de dos metros. 2.03 decían. ¡Ja! El palmo que le sacaba Brian Jackson (2.03), le delataba. Pero pocas veces ha habido un americano tan comprometido, con esa agresividad y profesionalidad cada partido. Llegó en el otoño de 1985 al Fórum Filatélico y dejó nuestra liga en Huelva en 1998, tras pasearse por Valladolid, Huesca, Manresa, Sevilla y Salamanca. Sus botes en los tiros libres, sus mates, su tiro detrás de la cabeza y su perenne protector bucal, fueron un sello de nuestra liga.

 
  • Compartir en:
ENVÍANOS TU RANKING

Envíanos tu ranking. Ordena de mayor a menor la lista, haciendo clic en cada uno de ellos y arrastrándolo a la posición que quieras que ocupe.