Entrar    |    Regístrate
Mundo Basket
 
 
MOMENTOS ÉPICOS: EL ÚNICO DREAM TEAM Capítulo 9.
por Antonio Rodríguez 25 de Julio, 2017

Epílogo

El torneo finalizó. La fiesta acabó. Y para los libros quedaron dos datos escalofriantes: 43,8 fueron la media de puntos de diferencia respecto a los rivales. Y la otra, que Chuck Daly no solicitase ningún tiempo muerto a lo largo de la competición. No era necesario. Fue un broche a la imagen dada por este Dream Team de Barcelona’92 a nivel estadístico, que realmente fue lo de menos. Su magnetismo, su encanto, la imagen de haber roto las previsiones de grandiosidad que de ellos teníamos, de ese sueño de verles jugar juntos compitiendo. Grandiosidad,  una imagen que fue desvaneciéndose en los equipos que les siguieron.

El momento esperado por todos: el pódium. El momento esperado por todos: el pódium.

Juan Antonio Orenga: “En el Mundial de Toronto del 94, en la víspera al inicio del torneo, nos hicieron desfilar en un recinto al aire libre a todas las selecciones a modo de ceremonia de inauguración. La fila que teníamos al lado era la de los americanos. Y nos preguntan contra quién debutábamos. “Pues contra vosotros”.

Andrew Gaze: “(Extraído del libro “Crashing the borders”) El primer Dream Team tenía algo extraordinario. Esos jugadores eran los que teníamos en los posters de nuestras habitaciones. Los chicos de Toronto, parecía que querían mandar otro mensaje al mundo”.

Barkley fantaseando en su juego, ante Radja y Alanovic. Barkley fantaseando en su juego, ante Radja y Alanovic.

Harvey Araton: “(Extraído de su libro “Crashing the borders”) Gaze y sus compañeros sufrieron risas, mates con gestos humillantes… Era como “si no nos rogáis la foto, nosotros nos encargaremos de posterizaos –castellanizando su ‘posterizing’-”. Don Nelson dijo que algunos de aquellos chicos, eran incontrolables (…) El día de la final, David Stern, presencial en el Skydome de Toronto, admitió que no le gustó el comportamiento chulesco del equipo que había enviado y prometió adultos para los próximos Juegos Olímpicos”.

Charles Barkley: “(En rueda de prensa durante el acto del Hall of Fame en 2010) El equipo de Atlanta’96 fue una pesadilla. Teníamos chicos maldiciendo por sus minutos en la cancha, discutiendo con el entrenador Wilkens… Yo decía a Scottie y Karl, ‘tíos, nosotros hemos jugado con Larry Bird y Michael Jordan y no hemos tenido ningún problema’ ¿Qué demonios les pasa a estos chicos?”

Scottie Pippen: “(En el mismo acto del Hall of Fame) La experiencia en Barcelona’92 fue mejor que la de Atlanta’96. En ningún momento llegué a pensar que podíamos perder en Barcelona. No puedo decir lo mismo de Atlanta”.

Dos genios: Drazen Petrovic y Michael Jordan. Dos genios: Drazen Petrovic y Michael Jordan.

Lenny Wilkens: “(Extraído del libro “Unguarded”) Entonces, Shaq me pregunta, ‘Coach, ¿tú has sido jugador a este nivel?’ Scottie Pippen, que estaba escuchando, rompió a reír y les comentó a algunos la pregunta que me hizo Shaq. Al día siguiente, Shaq vino muy humilde y me dijo que había preguntado a su padre por mí”.

Miguel Ángel Paniagua: “No han podido caer más bajo como en Atenas, con el equipo dividido, con insultos a voces de Iverson y Larry Brown… En Atlanta llegaron a las manos y hubo algún ojo morado por ahí. Por eso, cuando me hablan del Dream Team, especifico entre el bien llamado Dream Team y el mal llamado Dream Team. Fue Shaquille O’Neal quien intentó en Toronto preservar esa imagen. Pero es que, lo de Barcelona, tanto por ética como por estética… es que eso es irrepetible. El comportamiento, la imagen, el pensar que debían estar todos allí. Yo creo que todo se resume en el “¡qué cojones hago yo aquí!”. En Pekín sí que siguieron varias directrices de respeto que luego han ido siguiendo”.

La defensa estadounidense fue demasiado para Franko Arapovic. La defensa estadounidense fue demasiado para Franko Arapovic.

Llegó el momento del pódium. Una de las anécdotas más divertidas sucedidas en los Juegos Olímpicos, la protagonizaron los jugadores lituanos precisamente allí. Juanma Iturriaga explicó una vez en televisión, a través de Biriukov -vía directa de sus amigos lituanos-, que fue tal la juerga que se corrieron tras ganar el bronce, que estando por la tarde en las habitaciones de la Villa Olímpica sobrellevando la resaca, ven por televisión el inicio de la ceremonia de entrega de medallas. “Oye, ¿no debiéramos estar nosotros allí?” A todo prisa llamaron a sus compañeros, habitación por habitación. Suerte tuvieron que el Palau Olimpic está relativamente cerca de la villa en taxi. De ahí, que al margen de lucir las camisetas de los esqueletos de “Grateful Dead” que suponemos tenían todos ya puestas, Sergei Iovaisha apareció en chanclas debido a las prisas, algo que en algunos componentes del Dream Team provocó más de una carcajada. Quien no estuvo fue Sabonis. Fue imposible despertarlo.  Su puñetazo a la pared tras despertarse y su mano fracturada al ser consciente que se perdió el momento más importante de su vida, queda para la posteridad.

Charles Barkley ¿taponado? por Zan Tabak en la gran final. Charles Barkley ¿taponado? por Zan Tabak en la gran final.

Miguel Ángel Paniagua: “Estados Unidos sí que subió al pódium reluciente. Perfectamente uniformados, con aquello de las solapas y las banderas, pero sobre todo con la felicidad de unos niños”.

Karl Malone: “Yo nunca he servido en el ejército. Así que escuchar el himno estadounidense en el pódium, es lo más cercano que conozco en lo que haya participado en ayudar a servir mi país”.

David Robinson: “Yo miraba las caras de todos en el pódium. Y pude ver lo que significaba aquello para cada uno de nosotros”.

Larry Bird se acordó de su fallecido padre, que combatió en la guerra de Corea. Y dijo entenderle en ese momento, mientras sonaban los acordes del himno estadounidense.

David Robinson: “Por aquel entonces, no todos habían ganado un título. Michael y Scottie lo tenían. Magic lo tenía y Larry lo tenía. Pero nadie más. Y todos aprendimos de todos. Yo veía a Karl trabajar con las pesas realmente duro. Veía a Chris Mullin en horas interminables lanzando a canasta y pensé ¿y si yo, cuando regrese a San Antonio, comienzo a aplicar esto? La experiencia nos ayudó a ser mejores y hacer mejores a nuestros equipos”.

Barkley parece decir Barkley parece decir "tú has sido el culpable de todo esto".

Mike Krzyzewski: “El tipo que no ha tenido ninguna atención en esta medalla de oro es Chuck Daly y él se merece mucha”.

Magic Johnson y otros cuantos jugadores, pidieron acercarse al pódium a los entrenadores y asistentes, pero ellos declinaron la invitación.

Karl Malone: “¿Chuck Daly? Su peinado y su aspecto debían ser perfectos. Cuando saltábamos a la pista, yo miraba hacia atrás y le veía retocándose su peinado y colocándose el cuello de su camisa”.

Charles Barkley: “Chuck Daly era un buen tipo. Yo no sé cómo podía entrenar a esa panda de macarras de Detroit”.

Ante su feliz amigo Pat Ewing, Larry Bird espera recibir la medalla de oro. Ante su feliz amigo Pat Ewing, Larry Bird espera recibir la medalla de oro.

Chuck Daly: “(En la rueda de prensa posterior a la final olímpica) No creo que puedan llegar a sentir ustedes lo grandes que son realmente estos jugadores. Estamos viendo a los más grandes de la historia del baloncesto y es una auténtica alegría formar parte de ello”.

Chuck Daly falleció de cáncer en mayo del 2009.

Lenny Wilkens: “Recuerdo estar próximo a Chuck durante la ceremonia de entrega de medallas. Era un momento muy emocionante para nosotros y Chuck me agarró el brazo y no lo soltó. Miré por encima y vi que se le estaba cayendo una lágrima. Eso me dice todo de él”.

El Dream Team. El sueño en Barcelona’92. El antes y después en la historia del baloncesto. 

El más grande, con su segunda medalla de oro olímpica. El más grande, con su segunda medalla de oro olímpica.

Magic Johnson: “¿Cuándo volveremos a ver un equipo tan bueno como éste? Creo que ninguno de vosotros vais a vivir para verlo…y nosotros tampoco”.

Bibliografía

“When the game was ours” por Jackie McMullan.

“Crashing the borders” por Harvey Araton.

“Unguarded” por Lenny Wilkens y Terry Pluto.

“Bulls session” por Johnny “Red” Kerr y Terry Pluto.

“America’s Dream Team” por Chuck Daly y Alex Sachare.

“American Hoops” por Carson Cunningham.

“Sports Illustrated”.

“Gigantes del basket”.

Chuck Daly, rodeado por sus jugadores, merece un gran reconocimiento. Chuck Daly, rodeado por sus jugadores, merece un gran reconocimiento.

Agradecimientos

Esteban Gómez, periodista y narrador de TVE durante los Juegos de Barcelona’92.

Tomás Jofresa, componente de la Selección Española en Barcelona’92.

Juan Antonio Orenga, componente de la Selección Española en Barcelona’92.

"Creo que ninguno de nosotros vamos a vivir para ver un equipo así".

Miguel Ángel Paniagua, agente de jugadores y analista en la Cadena COPE durante los Juegos de Barcelona’92.

Juan Antonio San Epifanio, componente de la Selección Española en Barcelona’92.

Santiago Segurola, periodista de “El País” durante los Juegos de Barcelona’92.

Zan Tabak, componente de la Selección Croata en Barcelona’92.

Ramón Trecet, comentarista de TVE en las retransmisiones de baloncesto en Barcelona’92.

 

EL ÚNICO DREAM TEAM. Capítulo 1

EL ÚNICO DREAM TEAM. Capítulo 2

EL ÚNICO DREAM TEAM. Capítulo 3

EL ÚNICO DREAM TEAM. Capítulo 4

EL ÚNICO DREAM TEAM. Capítulo 5

EL ÚNICO DREAM TEAM. Capítulo 6

EL ÚNICO DREAM TEAM. Capítulo 7

EL ÚNICO DREAM TEAM. Capítulo 8

  • Compartir en: