Entrar    |    Regístrate
Mundo Basket
 
NO PINTA EN VERDE
por Antonio Rodríguez 20 de Abril, 2017

Los 1/4 de final de Euroliga no son un paseo, sino una prueba a la gloria

No, no pintan los cuartos de final en verde. Por mucho que Shane Larkin lidere un aguerrido grupo e insista en buscar “las verdes praderas” con esfuerzos y acierto donde tan sólo llegan los buenos equipos, el 98-90 final del primer encuentro ante CsKA Moscú en aquellas difícilmente conquistables, como siempre marcó la historia, deja una sensación resumida en un resoplido impotente. Ardua tarea. Hoy, segundo capítulo de otro nuevo intento baskonista, delante de los siete mil aficionados de los que se queja el entrenador griego Itoudis. 

(Euroleague / Getty). (Euroleague / Getty).

El verde de los uniformes del Darussafaka. Tampoco invita mucho a la esperanza teniendo al Real Madrid como rival, tras ser el mejor conjunto en la liga regular. Pero para el Real Madrid, flamante líder de la crueldad de 30 jornadas previas en forma de liga regular, tampoco fue ayer sendero verde, un desfile en loor de multitudes directo a la Final Four. El conjunto turco (de dólares turcos. Porque lo que es de jugadores…)  entrenados por David Blatt fue un rival duro, roqueño, de los de provocar rencillas típicas de los que se juegan “partidas” importantes. Y tuvieron que sentar al flamante futuro pívot de los Celtics, Ante Zizic, porque en dureza e intensidad, este emparejamiento aún le venía grande y el deber de reemplazarle por Marcus Slaughter. Y Luka Doncic estuvo fallón y nervioso. Y tuvo Gustavo Ayón que bregar bajo los aros en repetidos esfuerzos, en dura pugna con Harangody, por dejar la marca de dominio. Y por supuesto, llegaron los dos triples de Sergio Llull para desequilibrar la contienda en los últimos minutos. ¡Qué monstruo! Su carácter va más allá de ser el de un ganador. Esto es otro nivel.

Y en contra, tuvieron a este Brad Wannamaker, jugador que la prensa hace un año se hizo eco del interés del club azulgrana por él, de ser uno de los jugadores más destacados de la Euroliga (sus actuaciones y sus números así lo han marcado a lo largo de estos meses). Mi expectación por verle por primera vez en directo era grande. Este escolta en la universidad de Pittsburgh me hacía tener dudas desenvolviéndose en la posición de base. Infundadas. Es un regalo para Europa y jugador para este momento del calendario. El tipo manda sobre su equipo, amplía su enorme fortaleza física en ser duro en defensa -eso sí, hasta que su rival entra en parcelas interiores. Ahí “se lo deja” a sus compañeros-, utilizar su potencia para entrar a canasta, usar su corpachón para proteger los tiros, anotar el triple que necesitaban los suyos…y esa lectura de pies que tiene del rival, puros versos sacados de la esencia del playground estadounidense, donde observa pacientemente con enorme rapidez (aunque pueda sonar ambiguo) dónde tiene su defensor el pie de apoyo para atacarle por ese lado en cuestión de centésimas de segundo, matándole con el gesto. Analiza los partidos, sabe cuándo hace faltas y cuando las recibe. Y sabe cuándo recibe faltas no pitadas, mira a los árbitros, les sonríe de manera incrédula y parece que se auto otorga una personal potestad de “el siguiente palo que voy a dar, no me lo vas a pitar”. Y así se permitió dar un empujón más que notorio a Luka Doncic cuando éste le presionaba, con la convicción que no oiría el silbato. Se ganó la enorme pitada de todo el recinto, pero no oyó ningún silbato arbitral. Sabe de la guerra este hombre.

(Euroleague / Getty). (Euroleague / Getty).

Enemigos que elevan las gestas, camino del Real Madrid que busca el sendero verde. Vistas sobre una Final Four que, si los componentes del club blanco no mencionan -están en su papel-, sí lo hacen los aficionados, que en las cervezas previas y post al choque en los aledaños del Wizink Center, miran con temor y recelo, porque el verde del Panathinaikos no marca a su favor la serie ante Fenerbahçe. Que en este momento, el 0-1 parece encaminar a los turcos dirigidos por Obradovic a la Final Four…donde serían rivales del Real Madrid. “Otra caña aquí, por favor”.

(Euroleague / Getty). (Euroleague / Getty).
  • Compartir en:
 
Escribe un comentario