RETRATO Nº 24: EL “CIUDAD JARDÍN”

RETRATO Nº 24: EL “CIUDAD JARDÍN”

Antonio Rodríguez

Temporada 85/86 3º partido Playoff ascenso 1ª B: Caja de Ronda 82-73 Procesator Mataró (04.05.86)

 

         Observen y admiren este viejo recinto. Se trata del Ciudad Jardín. Muchos aficionados malagueños, a nada que vean la imagen, les dará un vuelco el corazón. Menos aficionados, debido a su juventud, sabrán que quien lanza el triple es el escolta titular del Caja de Ronda aquella temporada, Germán González. Y menos aún sabrán, que quienes fueron retratados en esta instantánea junto a Germán, son Toñín Llorente por Caja de Ronda, junto a Manolo Álvarez intentando puntear el tiro, Nacho Suárez y Curtis Berry, con un alejado Quique Villalobos expectante. Pero lo que sí saben todos, es que esto, es el Ciudad Jardín.

         Hasta 1999 en que Unicaja se mudó al actual José María Martín Carpena, el Ciudad Jardín fue el foco de sueños, tanto del Caja de Ronda como del posterior Unicaja. Él fue testigo del primer ascenso a División de Honor (actual Liga Endesa) en 1981, bajo el respaldo de los ídolos locales, aquellos Rafa Pozo, Antonio Márquez, Paco Alonso, con la dirección de José María Martín Urbano, a los que se unieron otros venidos de fuera para convertirse en ídolos, como Jaime Solsona, Martín de Francisco o Rafa Vecina. Llegar a vestirse de gala como sede del Mundobasket español en 1986 y tras degustar la finura de Dan Caldwell, ver evolucionar americanos como Rickie Brown y Joe Arlauckas, que hicieron asomar con su nivel al club al balcón de Europa por primera vez. Acogió los aromas de Carranque con Nacho Rodríguez y Mike Smith y lloró el malogrado triple de Michael Ansley, dando de paso la bienvenida a la primera gran generación de jóvenes de casa, con el orgullo ya de algunos vestir la elástica española en categorías inferiores, como Curro Ávalos, Gabi Ruiz, Dani Romero o Richi Guillén. Mucha historia.

         Existirán momentos mejores que engalanen este santuario del baloncesto. Pero esta fotografía de Mariano Pozo, el privilegiado ojo de privilegiado talento para captar con un clic la historia del club, es de las que más muestra toda la esencia, historia y morriña que pueda arrastrar este mítico pabellón. Por eso la hemos elegido. Seguro que en él has vivido la fascinación que puede dar nuestro deporte. Queremos que nos la cuentes. Sea la época que sea, siempre que haya sido en sus gradas. Así que… ¡AHORA TE TOCA A TI!