RETRATO Nº 13: EL LUJO DE DARRYL MIDDLETON

RETRATO Nº 13: EL LUJO DE DARRYL MIDDLETON

Antonio Rodríguez

Temp. 91/92. Playoff 1/8 de final (1º partido): Estudiantes Caja Postal 87-76 Valvi Girona (02.04.92)

Llegó a España y pegamos todos un respingo. En la 2ª jornada de Liga Endesa, recién aterrizado en nuestro país, visitaba el Palacio de los Deportes de Felipe II, a enfrentarse al Real Madrid con su nuevo equipo, Valvi Girona. ¿Pero quién era ese tío que había metido 32 puntos -y capturado 9 rebotes- a los blancos? No tiraba nada desde fuera. Era bajo para ser pívot y tampoco parecía excesivamente corpulento. Aunque aquel encuentro lo perdieran (101-83), la estampa de aquel tipo creó en las gradas un sentimiento entre asombro y hartazgo en la parroquia blanca.

Middleton reboteaba, era el primero en correr la pista en los contragolpes, fintaba los tiros bajo el aro y hacía volar a todos sus rivales. Sacaba en gancho en suspensión infalible y esa cosa que él tenía del pie atrás, ese pie del que parecían salir ramificaciones hacia el epicentro de la Tierra, cuando ganaba la posición en poste bajo. Ese pie no le movía nadie. Nadie. Recibía y aprovechando pivotar con esa extensión hasta las fantasías de Julio Verne, mataba al rival. Una y otra vez. Con el instinto asesino que insistir hasta abusar de la debilidad del rival. De la misma manera, hasta que el incauto encontrase solución.

Y con tales credenciales, comenzó Middleton a labrarse una carrera por la Liga Endesa, pasando al ambicioso Caja San Fernando de mediados de los 90, al Barça (donde “logró” la autocanasta más graciosa de nuestra historia), nuevamente Girona y posteriormente Badalona. Parecía el líder de los equipos “outsiders”…hasta que Obradovic lo llevó a Panathinaikos y con el mono de currito que nunca se quitó, colaboró y brindó a los griegos en el mayor éxito: la Euroliga en 2002. Y regresar a la que pareció siempre su casa: Girona.

Tan grande fue que 20 temporadas después de aterrizar en nuestra competición, regresó a Valencia con 44 años para fortalecer entrenamientos al -aquel entonces- Power Electronics y jugar cuatro partidos. Un fenómeno.

Muchos han sido los que hemos disfrutado con su profesionalidad, honestidad en el campo, su dureza y sus cualidades en la pista. El tipo que lanzaba los tiros libres en suspensión. ¿Qué recuerdas de Darryl Middleton? Ahora te toca a ti.