Retrato Nº92: Las primaveras de la Selección Española

Retrato Nº92: Las primaveras de la Selección Española

Antonio Rodríguez

Desde Endesa Basket Lover queremos vuestros recuerdos. Que forméis parte de la historia también. Momentos que marcaron vuestras y nuestras vidas, imágenes que sirvieron para inmortalizarlas. Y eso es lo que queremos, enmarcar todos esos retratos, que forman parte un poquito de nuestras vidas. Cada semana os mostraremos una instantánea para que nos cuentes dónde y cómo lo viviste. Seguro que sirvieron para enamorarte aún más de este deporte. Cuáles eran tus expectativas a partir de ese momento, qué supuso para ti aquel día, cómo lo recuerdas. Siempre hay historias alrededor de estos retratos, algunas incluso que ayudan a acrecentar su épica. Siéntete partícipe y háblanos de tu experiencia. Endesa Basket Lover servirá como tablón y escaparate. Estamos deseando escucharte. 

 

RETRATO Nº 92: LAS PRIMAVERAS DE LA SELECCIÓN ESPAÑOLA

por Antonio Rodríguez (jueves, 21 de mayo de 2020)

 

Mayo de 1983: Concentración Selección Española en Castelldefels (Barcelona)

 

El periodista Pere Ferreres lo tituló como “Yo le vi la cara a la clave del éxito”. Eso era lo que esperábamos todos los españolitos, porque, al fin y al cabo, era el momento en el que tocaba girar la cabeza a la tele, ilusionados con el baloncesto. Eran las primaveras de la Selección Española. Un tiempo en el que las ligas, más cortas que en la actualidad, finalizaban a finales de abril o en la primera quincena de mayo y daban paso al mayor reclamo del baloncesto en nuestro país.

Y llegaba Don Antonio Díaz Miguel y daba el pistoletazo de salida con entrevistas en periódicos y algún informativo televisivo. Las emisoras de radio preparaban enviados especiales para cubrir el evento en cuestión a punto de afrontar y nos inculcaban el hormigueo ya típico de los primeros calores, antesala del verano. En época de exámenes finales, quien más quien menos se saltaba algunas clases para ver aquellos enfrentamientos ante la URSS, Yugoslavia o Italia, sean Eurobaskets o Preolímpicos. Rivales -los mencionados-,aún gigantes a los que mirábamos de abajo a arriba y no al revés, porque no era aún nuestro momento. Pero aquel seleccionador se empeñaba en mirarlos de arriba abajo. Y que todos le secundaran. A ser posible, tornar en locura para hacerlo por encima del hombro. La ilusión que emanábamos el día del debut delante de la tela era la que nos inculcaron en los medios días previos.

Los primeros sudores del equipo, el de todos, reuniendo caras conocidas. Aparecían en esta pequeña pista de Castelldefels sus trotes tras unos días de descanso, justo desde que acabase la Liga y la Copa. Y tocaba sudar y sufrir, a veces bajo piel de cordero. Un “He dicho que los calientes un poco, no que los mates” en voz alta, no dejaba de ser un comentario ya pactado del seleccionador Díaz Miguel al preparador físico, a sabiendas que no tenía mucho tiempo para poner toda aquella maquinaria a punto. Pero luego salía el ramalazo habitual de Don Antonio. Más agresividad, más sincronización. Los jugadores asentían al condescendiente “¡dale, currito!” del entrenador a sus jugadores, buscando estos un pequeño descanso entre los calores de aquel recinto y ceñidas camisetas empapadas. Los veteranos, y en la foto vemos a tres de ellos (Juanito Corbalán, Josep María Margall de espaldas y Juan De La Cruz) tomaban el liderazgo de exigir a los jóvenes (Fernando Martín, poseedor del balón) un compromiso total, porque sabían que de esta nueva generación, dependían sus posibilidades. Y que unos ejercicios bien hechos, suponía irse un poco antes a descansar.

Esta generación al principio de los 80, nos hizo soñar. Por eso eran tan importantes y seguidas estas jornadas de preparación, fuese donde fuese. En Endesa Basket Lover hemos elegido Castelldefels porque supusieron un cuarto puerto en un Mundial y en unos Juegos, una plata europea… sueños inalcanzables hasta entonces. Y nos sentíamos representados y privilegiados.

¿Con qué ilusión vivíais y recordabais todas aquellas jornadas, plasmadas en entrevistas en periódicos que hojeábamos en el bar? Pues eso mismo es lo que queremos de vosotros. ¡AHORA TE TOCA A TI!

MÁS RETRATOS DE UNA VIDA