Retraro nº88: Alphonso "In Memoriam"

Retraro nº88: Alphonso "In Memoriam"
Liga Endesa 95/96: F.C. Barcelona 83-71 AGB Huesca (17.03.96)

Antonio Rodríguez

Desde Endesa Basket Lover queremos vuestros recuerdos. Que forméis parte de la historia también. Momentos que marcaron vuestras y nuestras vidas, imágenes que sirvieron para inmortalizarlas. Y eso es lo que queremos, enmarcar todos esos retratos, que forman parte un poquito de nuestras vidas. Cada semana os mostraremos una instantánea para que nos cuentes dónde y cómo lo viviste. Seguro que sirvieron para enamorarte aún más de este deporte. Cuáles eran tus expectativas a partir de ese momento, qué supuso para ti aquel día, cómo lo recuerdas. Siempre hay historias alrededor de estos retratos, algunas incluso que ayudan a acrecentar su épica. Siéntete partícipe y háblanos de tu experiencia. Endesa Basket Lover servirá como tablón y escaparate. Estamos deseando escucharte. 

 

RETRATO Nº 88: ALPHONSO “IN MEMORIAN”

 

por Antonio Rodríguez (16 de diciembre de 2019)

 

Cuando la Euroliga nombra al trofeo de máximo anotador “Alphonso Ford trophy”, poco más hay que añadir. Hoy toca recuperar el retrato de alguien que dejó su huella en España en solo una temporada y en un equipo modesto. Tan modesto que, tras descender aquel año, nunca más pudo disfrutar de las mieles de Liga Endesa (y esperamos su regreso pronto). El Peñas Recreativas de Huesca tuvo el enorme privilegio de deleitar a la concurrencia durante 42 encuentros con Alphonso Ford, el enorme talento de un jugador que, para nuestro lamento, nunca más tuvimos en nuestras fronteras.

Fue España su primera experiencia europea. Del resto de una carrera que se cortó de manera abrupta. La tragedia se ciño sobre él a los 32 años de edad, falleciendo a causa de una leucemia que llevaba 7 años arrastrando y anunciando dejar la disciplina de la Scavolini en un comunicado 10 días antes de su muerte. ¿Cómo es posible que fuese máximo anotador de la Euroliga en tres ocasiones, arrastrando tal enfermedad?

Ford era de esa clase de anotadores que hoy no existen. No es que nos dé un ataque de nostalgia (que, en definitiva, para ello creamos esta sección) y la irrealidad de afirmar que, cualquier tiempo pasado fue mejor. No, no vamos por ahí. Simplemente que alguien como Alphonso, por su tipo de juego, hoy día no se daría. Máximo anotador de la Turkish Airlines Euroleague en su primera edición (00/01 defendiendo los colores del Peristeri griego), con 25,4 puntos. Hoy, día, el máximo anotador en la edición 19/20 está siendo Shane Larkin, con 25,2. Ocupando la misma posición (bases, aunque más cómodos como escoltas con cuerpo de base), la gran diferencia radica en que Larkin intenta 6,5 triples por actuación, mientras que Ford se quedaba en 3,5. Ford era jugador de otra escuela.

Nuestro protagonista era tipo de playground, de hacer magia con el balón y acercarse lo más posible a canasta. Fintas, pivotes, cambios de ritmo y dirección… todo para superar una defensa en tiros cortos, a media distancia, tiros por elevación que eran su especialidad… y los poco más de tres triples intentados. Su actividad era inquietante, embriagadora. “Jugón” y “chupón” en ocasiones, en su segundo curso en la universidad de Mississippi Valley State llegó hasta los 32,9 puntos promediados, segundo de toda la nación, solamente superado por Bo Kimble, otro mago de los tiros cortos y la media distancia, semejante a él.

Volvió a ser máximo anotador de la Euroliga al año siguiente con Olympiacos (24,8 puntos en la 01/02) y con Montepaschi Siena en la 02/03 (aunque, en esta ocasión, por su promedio de 17,9 puntos, hubiese sido tercero). Una brújula en sus equipos, un sello y manera de entender el juego. ¿Y en Huesca? Mucho más joven,  desconocedor del baloncesto europeo, más inconsciente y por lo tanto, increíblemente espectacular. Más de 25 puntos (25,1) con un mareante 61,1% en tiros de 2 puntos (que eran el 79% de sus lanzamientos).

Números y más números para “siluetizar” la figura de un verdadero figura que, tuvo la buena y mala suerte en su experiencia en Liga Endesa. La ambivalencia de ser el líder del AGB Huesca, con la libertad que eso suponía y pertenecer a un equipo con pocos focos sobre él para que disfrutásemos más aún con él. El que nos dejase a los 32 años de edad, aun con su carrera deportiva en activo, agranda una leyenda de un anotador compulsivo, de llegar a retar en “uno contra cinco” a cualquier equipo… y tener éxito.