RETRATO Nº 4: NACHO RODILLA Y EL MILAGRO DE PAMESA

RETRATO Nº 4: NACHO RODILLA Y EL MILAGRO DE PAMESA

Antonio Rodríguez

Pamesa Valencia 89–75 Festina Joventut (02.02.98)

Si venimos de una Copa del Rey con sorpresas, siempre, siempre quedará en nuestra memoria la mayor locura, vivida en Valladolid, en la edición de la temporada 97-98. A saber: en cuartos de final, tres cabezas de serie fueron derrotados (Tau Cerámica ante Pamesa Valencia, Adecco Estudiantes ante TDK Manresa y Real Madrid ante el anfitrión Fórum Valladolid). Si a eso añadimos que el único cabeza de serie era Festina Joventut, que se las tenía que ver con el F.C. Barcelona –al que también derrotó-, pues pudiéramos decir que los cuatro favoritos, en conjunto, se estrellaron en la cuneta a las primeras de cambio.

La fotografía que os presentamos en esta ocasión es tan gráfica como elocuente. Fíjense el ahínco de Iván Corrales por arrebatar el balón a Nacho Rodilla. Final intensa, cargada de polémica previa por las declaraciones de Alfred Julbe, entrenador del Joventut, intentando descentrar a unos debutantes Pamesa Valencia. ¡Debutantes! Ellos, que un año antes habían ascendido de la EBA nada menos (no existía la liga LEB entonces), llegaron de la mano de Miki Vukovic, y con Rodilla, Luengo, Swinson, Radunovic y Tim Perry, lograron alzar el título de campeones. Fue la confirmación de la locura copera en los años 90.

¿Qué recuerdas de aquella Copa, de la locura colectiva que envolvía a cada edición? ¿De Miki Vukovic y aquel Pamesa? Ahora te toca a ti.