Retrato Nº82: Joe Ingles, el esfuerzo por bandera

Retrato Nº82: Joe Ingles, el esfuerzo por bandera

Antonio Rodríguez

Desde Endesa Basket Lover queremos vuestros recuerdos. Que forméis parte de la historia también. Momentos que marcaron vuestras y nuestras vidas, imágenes que sirvieron para inmortalizarlas. Y eso es lo que queremos, enmarcar todos esos retratos, que forman parte un poquito de nuestras vidas. Cada semana os mostraremos una instantánea para que nos cuentes dónde y cómo lo viviste. Seguro que sirvieron para enamorarte aún más de este deporte. Cuáles eran tus expectativas a partir de ese momento, qué supuso para ti aquel día, cómo lo recuerdas. Siempre hay historias alrededor de estos retratos, algunas incluso que ayudan a acrecentar su épica. Siéntete partícipe y háblanos de tu experiencia. Endesa Basket Lover servirá como tablón y escaparate. Estamos deseando escucharte. 

 

RETRATO Nº 81: JOE INGLES, EL ESFUERZO POR BANDERA

por Antonio Rodríguez (30/7/2019)

 

Final Copa del Rey 10/11: Real Madrid 60-68 F.C. Barcelona Regal (13.02.11)

No había tenido experiencia europea alguna. Australiano de raza y de carrera, Joe Ingles llegó al C.B. Granada en el verano del 2009, con 21 años, habiendo participado ya un año antes, en unos Juegos Olímpicos con su selección. Tenía ofertas desde Italia (Teramo), pero se decidió por el “CeBe” desde que el club puso los ojos en él, porque le hablaron que nuestra liga era la más competitiva. “Por su juventud, tiene una gran capacidad de mejora” declaraba su entrenador entonces, Trifón Poch. “Por delante, un camino que sin duda en un club como el C.B. Granada podrá recorrer”.

            No es que sus números fueran descollantes en su año de estreno en Liga Endesa, con 11 puntos de promedia, 43,8% en tiros de campo y 4,1 rebotes. Sin embargo, este alero zurdo nacido en Happy Valley y con pasaporte británico, tenía algo especial: su voluntad por el esfuerzo y capacidad de lucha. Era agresivo, cogía en defensa a la mayor amenaza rival y era capaz de llevarlo a la máxima exigencia. Daba igual que fuese escolta o ala-pívot. Con su 2,03 y sus piernas, las prestaciones siempre fueron las mismas: notables.

No había venido como estrella y su clara idea de hacer equipo, llamó la atención en el inicio de la segunda campaña, de todo un F.C. Barcelona. Pieza deseada que Xavi Pascual anhelaba para inculcar aún más hambre en los suyos. Los azulgranas no se demoraron y con 7 jornadas tan solo de liga disputadas, Ingles rescindía el contrato con los granadinos para viajar a la Ciudad Condal. Y allí conoció la más alta competición en Europa.

Hoy día, Joe Ingles es un jugador fijo en los esquemas de Quinn Snyder en Utah Jazz, con un sueldo más que consagrado en la NBA de más de 11 millones de dólares. Ha sido el alero titular de la franquicia en todos los encuentros de liga regular en las últimas dos temporadas, ejerciendo lapa en defensa, complementando su muestrario, con gran capacidad de pase y 12,1 puntos de promedio, brillando un 40,8% en triples. Y gran parte de todos estos méritos, al margen de un hambre personal por competir, fuimos testigos de su crecimiento como jugador como azulgrana.

Entre la larga rotación de Xavi Pascual, permaneció casi tres temporadas, siendo instrumental en el título liguero de 2012, elevando hasta un 40,4% su porcentaje de triples durante los encuentros de Playoff en las tres campañas que los jugó (28 partidos). Año tras año, éramos testigos del crecimiento de este jugador, ratificando las palabras de Trifón Poch nada más aterrizar en nuestro país. Cada curso, un artículo más en el muestrario de su repertorio. Y al igual que en el recinto blaugrana sabían lo que ficharon, tras un año en Maccabi Tel Aviv, en Salt Lake City también lo tuvieron claro. Hoy día es uno de los tiradores más regulares desde las esquinas en toda la NBA y su mordiente para seguir defendiendo, sobre todo en el esforzado uno contra uno, ante los mejores atletas que practican nuestro deporte, sigue incrementándose. Y por eso gusta tanto en tiempo de Playoffs, porque su decisión es infinita. Su renovación por los Jazz pudo sorprender en España, por su alta cotización. Hoy día, no extraña a nadie: se gana cada dólar.

Tras tres campañas en Liga Endesa, nos toca recordar su nombre y todo lo bueno que hizo, tanto en los granadinos como en los azulgranas. A base de lucha, de brega y un esfuerzo que siempre lo tuvo por bandera. ¡AHORA TE TOCA A TI!