Retrato Nº 45: Sevilla en la cúspide

Retrato Nº 45: Sevilla en la cúspide
ACB PHOTO

Antonio Rodríguez

Desde Endesa Basket Lover queremos vuestros recuerdos. Que forméis parte de la historia también. Momentos que marcaron vuestras y nuestras vidas, imágenes que sirvieron para inmortalizarlas. Y eso es lo que queremos, enmarcar todos esos retratos, que forman parte un poquito de nuestras vidas. Cada semana os mostraremos una instantánea para que nos cuentes dónde y cómo lo viviste. Seguro que sirvieron para enamorarte aún más de este deporte. Cuáles eran tus expectativas a partir de ese momento, qué supuso para ti aquel día, cómo lo recuerdas. Siempre hay historias alrededor de estos retratos, algunas incluso que ayudan a acrecentar su épica. Siéntete partícipe y háblanos de tu experiencia. Endesa Basket Lover servirá como tablón y escaparate. Estamos deseando escucharte. 

 

RETRATO Nº 45: SEVILLA EN LA CÚSPIDE

por Antonio Rodríguez (20 de abril de 2018)

Final Liga Endesa 95/96 1º partido: F.C. Barcelona 78-68 Caja San Fernando (25.05.96)

Se estrenaba el Caja San Fernando en la élite de nuestro baloncesto. El baloncesto sevillano llegaba a una final liguera. A toda una final. Dejando en la cuneta al mismísimo Real Madrid (entrenado por Zeljko Obradovic) en cuartos de final y al TDK Manresa en semifinales, se plantaba en la eliminatoria donde todas las miradas se depositaban. Solamente siete años después de su ascenso a la ACB.

 Y de aquel día, de aquella puesta de largo del baloncesto en la capital hispalense, capturamos esta imagen. El entrenador que obró el milagro, Aleksandar Petrovic, dando instrucciones a dos de los jugadores más representativos del Caja San Fernando: Benito Doblado y Raúl Pérez. Dos de los tiradores más infalibres de esa liga, dos productos genuinos de la casa. 

Cierto es que no pudieron con el campeón, el F.C. Barcelona. Sin embargo, compitieron en los tres encuentros, liderados por el electrizante base Mike Anderson (21,6 puntos de promedio en la final) y Richard Scott (17,3). F.C. Barcelona como vigente campeón, Real Madrid, Unicaja -como subcampeón un año antes-, Estudiantes Caja Postal en incluso TDK Manresa, que se coronó como campeón de Copa, eran los aspirantes a disputar las plazas de honor de nuestro baloncesto. Parecía como si la plaza sevillana no fuese invitada al festín. Y ahí que se presentaron con todos los honores. El malogrado Carlitos Montes, uno de los más fieros reboteadores, intimidadores y competidores que hemos conocido, Warren Kidd, el ex verdinegro David Solé en la dirección desde la rotación… un grupo con todas las letras, perfectamente conjuntado, con kilates de talento y la pizca de veteranía que se necesitaba para llegar a esta cota.

Veintidós años después, aquí os mostramos esta imagen. Ahora, es el turno que nos cuentes tus recuerdos. ¡AHORA TE TOCA A TI!