RETRATO Nº 43: 'Palomero' Iturriaga

RETRATO Nº 43: 'Palomero' Iturriaga

Antonio Rodríguez

Desde Endesa Basket Lover queremos vuestros recuerdos. Que forméis parte de la historia también. Momentos que marcaron vuestras y nuestras vidas, imágenes que sirvieron para inmortalizarlas. Y eso es lo que queremos, enmarcar todos esos retratos, que forman parte un poquito de nuestras vidas. Cada semana os mostraremos una instantánea para que nos cuentes dónde y cómo lo viviste. Seguro que sirvieron para enamorarte aún más de este deporte. Cuáles eran tus expectativas a partir de ese momento, qué supuso para ti aquel día, cómo lo recuerdas. Siempre hay historias alrededor de estos retratos, algunas incluso que ayudan a acrecentar su épica. Siéntete partícipe y háblanos de tu experiencia. Endesa Basket Lover servirá como tablón y escaparate. Estamos deseando escucharte. 

 

RETRATO Nº 43: “PALOMERO” ITURRIAGA.

por Antonio Rodríguez (6/4/2018)

Final Copa del Rey 84/85: Ron Negrita Joventut 76-90 Real Madrid (28.11.84).

Es Juan Manuel López Iturriaga. De hecho, cuando corría los contragolpes del Real Madrid, Héctor Quiroga, en sus nostálgicas narraciones cantaba “¡…y López Iturriagaaa!” enfatizando así sus suaves bandejas, sea con la derecha o con la izquierda -como podemos apreciar en la foto-. Sea entrando solo o con fuerte oposición. Tenía toque y las manos para recoger todo tipo de pases largos que acababan en el “…¡y López Iturriaga!”.

Hacer de “palomero” era algo que en las pachangas entre chavales sonaba deshonroso. Sin embargo, él lo convirtió en un arte con todos los ingredientes más honestos. Defender, no es que fuese el mejor defensor, pero mantenía su posición defensiva. Así, hasta asegurarse que la posesión del balón era de su equipo. Entonces, comenzaba a correr como un demonio. Y todos sus compañeros sabían la jugada, claro. Y se fue convirtiendo en el “palomero” del baloncesto español. Fue el alero titular del Real Madrid durante muchos años, compitiendo por ese puesto con Epi y Sibilio en la Selección Española. Y eso no solamente se consigue culminando bandejas. Era listo, muchos picaban en sus fintas y los mataba con su muñeca de seda. Uno de los torneos que ganó fue la Copa del Rey que ilustra este “Retratos…”. 54 puntos entre la semifinal y la final, ser considerado el Jugador Más Valioso de esta edición, repetimos, no se consigue a base de bandejas tan sólo.

Y acabó convirtiéndose en Iturriaga, en la imagen hoy día de “Colgados del aro” y en una de las figuras centrales de Endesa Basket Lover. “Itu” acarrea multitud entre sus seguidores. “Palomero” o Iturriaga, es una marca que trasciende desde hace mucho tiempo más allá del baloncesto. Y mejor que del López Iturriaga, pasase a Iturriaga, porque… ¿saben que en una ocasión le llamaron López, a secas? Fue humillante. Le sentó a cuerno quemado. Tras su periplo madridista, fichó por el equipo de su tierra, Cajabilbao, en el que permaneció los dos últimos años de su carrera. Pues cuando regresó con los vascos al Palacio de los Deportes a enfrentarse al Real Madrid, el speaker, durante la presentación de la plantilla bilbaína, con la típica voz desganada de anuncio de equipo rival, cantó: “… con el número 11, Carbajo. Con el 12, McDowell. Con el 13, Cabezudo. Con el 14, López”. ¿López? ¿López?

Pues mejor Iturriaga, nuestro “palomero”. Y ahora, quienes lo conocieron y le vieron jugar, ¿qué recordáis de aquel López Iturriaga? ¡AHORA TE TOCA A TI!