DE SANTA COLOMA AL CIELO

DE SANTA COLOMA AL CIELO
Temporada 84/85 J.04: Licor 43 101-83 F.C. Barcelona (13.10.84)

Antonio Rodríguez

Temporada 84/85 J.04: Licor 43 101-83 F.C. Barcelona (13.10.84)

Partidos que pasan desapercibidos en el calendario, sorprendentes en su momento, que copan titular en un periódico…solamente un día. Y la vorágine de las jornadas y partidos que siguen, acaban apagando sus ecos. Pero no todos esos ecos. La derrota que sufrió el F.C. Barcelona en cancha del Licor 43, escoció especialmente en lo más interno de plantel. “Un minuto antes de acabar el partido de Santa Coloma, ya había decidido dimitir. Pensé que era lo mejor que le podía suceder al equipo”. Estas duras palabras las menciona Antonio Serra, entrenador del F.C. Barcelona, a las pocas fechas de decir adiós al cargo un 12 de Enero de 1985. “Hasta el último minuto, el equipo tuvo seriedad y disciplina. Lo que no quiere decir que en Santa Coloma no sintiera vergüenza y ridículo como no lo había sentido nunca”.

Panorámica del pabellón de Santa Coloma, con Costa subiendo el balón.
Panorámica del pabellón de Santa Coloma, con Costa subiendo el balón.

La debacle, ya ven, llegó a mediados de Octubre, en la 4ª jornada liguera. Antonio Serra, ganador de cuatro Copas del Rey consecutivas, dos ligas, desde que aterrizó en el Palau en el verano de 1979, el entrenador más exitoso hasta ese momento de los azulgranas, decía adiós. Por otra parte, Licor 43 (el Círculo Católico badalonés) que una temporada antes se había trasladado a la vecina Santa Coloma  -por mejores condiciones en su pabellón-, había iniciado la temporada con 3 derrotas consecutivas, la última en Collado Villalba, donde el recién ascendido les endosó 57 puntos en la segunda mitad. Y Manel Comas, con un bloque bastante compacto, con los internacionales Quim Costa y Jordi Freixanet, con dos americanos de solvencia más que probada (el primero, Mike Phillips, en nuestro país. Y Craig Dykema en su país, para convertirse este año en el máximo triplista de la Liga Endesa), no entendía ese 0-3, para cómo estaba entrenando el grupo y la cohesión que tenía. “Cuando hay problemas, yo siempre digo que esto es una comunidad y los problemas hay que solventarlos colectivamente. Hemos trabajado muy serio, incluso la semana en la que perdimos en Collado Villalba. Y un equipo que entrena fuerte, que humanamente es fuerte, que tiene dos buenos americanos integrados, eso acaba saliendo al campo” eran sus declaraciones convencidas. Este choque, fue el punto de partida para su arrancada definitiva. La que les impulsó a jugar la A-1, la que les llevó en su viaje hasta las semifinales ligueras, quedando en la 4ª posición en esta nueva liga ACB. Todo tuvo su arranque aquí.

Antonio Serra comenzó a fraguar su dimisión en este encuentro.
Antonio Serra comenzó a fraguar su dimisión en este encuentro.

En aquella fría tarde de sábado, el encuentro era muy atípico para los barcelonistas, pues 24 horas antes habían disputado la final de la Lliga Catalana en Girona, derrotando al Ron Negrita Joventut (102-100) en un enconado enfrentamiento. “A ver si ahora la Lliga Catalana, algo que se creó para reforzar la pretemporada, con este calendario va a acabar entorpeciendo”, se quejaba amargamente Antonio Serra horas antes de tal final lliguera.

Y no empezó mal el cuadro azulgrana, pues a su quinteto formado por Nacho Solozábal, Epi, Sibilio, Mike Davis y Otis Howard, le vinieron bien los primeros parciales (ante Costa, Dykema, Freixanet, Pou y Phillips), con un 4-11, con Mike Davis anotando suspensiones exteriores (¿?), hasta que a los 5 minutos de juego, cayó lesionado, por un pequeña rotura muscular en sus abductores. Los licoreros, que aprovecharon la coyuntura y sobre todo, el ritmo acelerado y desacertado que quiso imprimir Nacho Solozábal en los suyos, llegaron a ponerse por delante 19-18.

El poderoso Mike Davis, se lesionó en los primeros lances del juego.
El poderoso Mike Davis, se lesionó en los primeros lances del juego.

Ya no tenemos a Marcellus Starks. Ahora es Otis Howard y le está costando adaptarse. Mike Davis se ha descentrado algo con la marcha de Marcellus”. No hubo mayor problema para tratar con Otis, tan gran tipo como sus manos (inmensas). Pero el binomio estadounidense, no funcionaba igual. Craig Dykema estaba siendo el otro lado de la moneda. Desacertado en las tres primeras jornadas en el tiro exterior, en la tarde que nos ocupa, sin ser el principal estilete, se fue hasta los 19 puntos con enorme efectividad. Al descanso se llegó con 49-36, pírricos dígitos para los hombres entrenados por Antonio Serra, que sufría los problemas físicos de Chicho Sibilio. Cuentan que no eran físicos exclusivamente, los problemas que tuvo Serra con el hispano-dominicano, pues en una jornada previa, en los vestuarios, acabaron ambos vociferando y recriminándose diferentes aspectos, uniéndose el directivo Josep María Miralles en la fricción. El ambiente y las críticas eran convulsos en aquel momento.

Curiosa acción con Epi metiendo la mano entre la camiseta de su rival Costa.
Curiosa acción con Epi metiendo la mano entre la camiseta de su rival Costa.

Mike Davis, muy vendado, vuelve a saltar a la cancha en la segunda mitad y con los momentos más brillantes del estadounidense Otis Howard, que logró cuatro canastas consecutivas en un parcial de 1-10, volvió a poner a los suyos en partido (50-46). Sin embargo, Mike Davis hacía ostensibles gestos que no podía continuar, y ahí acabó el guion de la incertidumbre por el encuentro. El mastodóntico Mike Phillips comenzó a campar a sus anchas por las zonas (33 puntos), Freixanet le acompañó con 19 puntos en transiciones y sobre todo Costa, maniató a Solozábal, incapaz de mostrar actividad en sus compañeros. Los 28 magistrales puntos de Epi, fueron más de los tres primeros cuartos de choque, que de los últimos 10 minutos, donde los licoreros ampliaron su ventaja hasta el definitivo 101-83 y la fiesta entre las gradas del pequeño pabellón.

Licor 43 fue uno de los equipos de moda aquel ejercicio. Mike Phillips, uno de los buques insignia de la Liga 84/85, entre aquel “boom” que rompió todas las previsiones. Como la marabunta entre nuestros aficionados que creó Rafa Nadal cuando empezó a ganar todo en tenis, como la fiebre por obra y gracia de Fernando Alonso en su momento, el baloncesto en nuestro país, tras la plata olímpica de Los Angeles, desbordó cualquier planteamiento inicial. TVE llegó a un acuerdo con la ACB por dos temporadas, con la condición que ahora, lo que sacasen de publicidad, iría para sus arcas, no para las de la liga, como solía ocurrir. Y sacaron buenos dividendos, pues nuestro deporte fue una ventana codiciada.

Serra y Manolo Flores, protestan un lance del juego, con Costa y Epi por el suelo.
Serra y Manolo Flores, protestan un lance del juego, con Costa y Epi por el suelo.

El F.C. Barcelona acabó la temporada con Manolo Flores como entrenador, siendo derrotado por el Joventut en semifinales ligueras, pero eso sí, quedando al fin, campeones de la Recopa de Europa, ante el Zalguiris Kaunas (antes era con esa “u”) de Sabonis, Kurtinaitis, Homicius… como primer trofeo europeo en sus vitrinas. Pero aquella noche de octubre, fue patrimonio de un Licor 43 que duró tan sólo un año más en la Liga Endesa. Por eso es digno reeditar este recuerdo.