Pedro Ramos: Fijo en la zona y en el basket tinerfeño

Pedro  Ramos: Fijo en la zona y en el basket tinerfeño
Temporada 88-89.

Javier Ortiz Pérez

Pedro Ramos es otro de esos simpáticos exjugadores canarios que me ha ayudado a contar su historia. La verdad es que es llamativa la cantidad de basket (retro y actual) que se respira por aquellas tierras. Y el carácter sus gentes es excepcionalmente abierto.

Ramos, pívot de 2,02, solamente jugó 28 partidos en ACB, 8 con el Tenerife N1 en la 88-89 y 20 con el Caja Canarias en la 90-91. Él mismo nos habla de sus inicios. "Llegué un poco tarde al baloncesto. Supongo que como muchos chicos altos, en mi segundo año de instituto y por mi estatura me propusieron el comenzar a entrenar con un equipo. Fue en los juveniles del Nautico donde comencé en este mundo tan apasionante".

En su primer año ya participó en una de aquellas "operaciones Altura" de la Federación Española de Baloncesto. Fue en Lugo. "Por ahí andábamos compartiendo entrenamientos con gente como Xavi Crespo, Juan Antonio Orenga, Javier Ibáñez, Francisco Javier Zapata... En mi segundo año de juvenil ya participe en el Campeonato de España celebrado en Valladolid, donde fui escogido en el equipo del campeonato".

Su progreso no paró ahí. Aún junior se integró en la plantilla profesional del Náutico de Primera B. Luego pasó a ser el Tenerife, donde estuvo hasta 1990. En la 90-91 pasó al Canarias. Las tres siguientes las pasó en San Isidro (91-92), Náutico (92-93) y CB Tenerife (93-94). Como se ve, no salió de la isla para jugar.

Fue entonces cuando decidió retirarse y emprender una carrera profesional al margen del baloncesto. "Lo eché de menos, pero había que tomar una decisión y así hice", remarca. De hecho, siguió compaginando durante años su trabajo con ligas de nivel amateur y también entrenando en categorías inferiores. También ha colaborado en radio y televisión comentando partidos.

"Le agradezco al baloncesto que junto con los estudios y la educación recibida en casa me aportara valores importantísimos como son el sacrificio, el esfuerzo, la dedicación plena a tu compromiso.

También agradezco que me haya permitido conocer a mucha gente y lugares, de los que guardo muy buenos recuerdos", remarca.

"Sigo el baloncesto asistiendo a partidos y a través de toda la prensa que tengo a mi alcance. Y mantengo relación con muchos de los que fueron mis compañeros", apostilla Ramos, que desarrolla su actividad profesional ocupando la dirección financiera y administrativa en una empresa que se dedica a la distribución de energía. Además, comparte sus ratos libres entre familia y amigos. "Recorro las islas practicando senderismo y formando parte de un grupo de folclore canario".