Mario Delas: Estrella en formación, correcto en Santiago

Mario Delas: Estrella en formación, correcto en Santiago

Javier Ortiz Pérez

El afilado ojo que a menudo tiene el Monbus Obradoiro cuando acude al mercado se demostró una vez más en la temporada 2013-14, cuando, además de incorporar a Mike Muscala, entre otros, también se hizo con los servicios de Mario Delas, un ala-pívot croata que ofreció un más que aceptable rendimiento. No es que fuese un desconocido que se hubiesen sacado de la manga, ya que en su etapa de formación ya había lucido muchísimo en campeonatos internacionales y fue en su día una fuerte apuesta del Zalgiris, pero sí se puede decir que en Santiago estuvieron muy atentos y creyeron en él.  Un ‘4’ con decente muñeca y excelente pasador. Ambos perfiles los demostró en Sar, donde promedió 9,4 puntos en 22 minutos. Reseñable que no se obsesionase con el tiro de tres puntos, que utilizaba únicamente como recurso aislado pese a que su porcentaje no fue malo (35%).   

Formado entre el KK Split y la Cibona, en verano de 2007, cuando apenas tenía 17 años, llegó a darse por seguro su fichaje por el Bilbao Basket, pero fue el Zalgiris el que se finalmente se lo llevaría con un contrato largo que contuvo varias cesiones (Siauliai y Baltai Kaunas) antes de asentarse en el primer equipo. Su momento más brillante había sido en el Mundial U19 de 2009, cuando fue nombrado MVP y consiguió el bronce. A nivel absoluto no tendría tanto protagonismo y de hecho solo ha disputado un gran torneo con Croacia, el Eurobasket de 2013.  

“Va a aportar versatilidad, ya tiene bastantes batallas a sus espaldas, tiene un gran entendimiento del juego y una técnica individual que le permite dominar diversos fundamentos, como por ejemplo el pase, viene a crecer con el club y a desarrollar su potencial y talento que consideramos que puede llegar a desplegar”, comentó el director general del ‘Obra’, José Luis Mateo, a su llegada. Acertó bastante, ofreciendo un rendimiento regular, sin los altibajos a los que puede estar sometido un debutante en la Liga Endesa.   

“En la Liga Endesa tienes que correr más hacia delante y hacia atrás. Sin duda, es la liga en la que se juega más rápido de las que he jugado”, confesó en una entrevista mediada la temporada, en la que también decía sentirse “cómodo” con sus compañeros. “Pienso que estamos entendiéndonos cada vez más entre nosotros y nos vamos conociendo cada día mejor”, añadía, elogiando además a la afición santiaguesa, entre la que cayó muy bien. “Realmente son maravilloso. Siempre están con nosotros incluso en nuestras derrotas. Estoy muy agradecido de tener su apoyo”, apostilló.  

De hecho, el Obradoiro quiso renovarle, incluyéndole en la lista del derecho de tanteo, pero Delas prefirió jugar la Euroliga en su país con el Cedevita la siguiente temporada. No ha regresado a España, pasando desde entonces por Estonia (Kalev/Cramo), Italia (Orlandina, Varese y Montegranaro), Hungría (Kormend) y, en esta 2020-21, Polonia con el Gliwice. En casi todos esos sitios –excepto en Varese— ha firmado buenos números. No es la estrella que en su momento se pronosticó, sino un sólido jugador de equipo que no necesita demasiados tiros para ser útil. Pudo haber regresado a la Liga Endesa en 2018, pero su papel en el MoraBanc Andorra no pasó del de refuerzo veraniego en los entrenamientos (el mismo que dos años antes en el Baskonia).