Jaleel Akindele: El tópico del ‘trotamundos’ hecho pívot

Jaleel Akindele: El tópico del ‘trotamundos’ hecho pívot

Javier Ortiz Pérez

De vez en cuando surgen perfiles así, como el de Jaleel ‘Deji’ Akindele: jugadores que enlazan un equipo tras otro sin discriminar países o estilos y que incluso no parecen descansar en verano, acudiendo a las cortas pero lucrativas ligas de Puerto Rico y Venezuela. Esa aparente incomodidad de estar en casa caracteriza a este pívot de impresionante físico (2,16) que sigue dando guerra pese a que acaba de cumplir 37 años. Tiene toda la pinta de que se retirará solo cuando no tenga otro remedio.

En su nutrido historial hay dos paradas consecutivas en España: Gran Canaria 2013-14 y Fuenlabrada 2014-15. El rendimiento en ambas fue bastante distinto, ya que mientras que en la isla no logró entrar en la rotación cuando había sido un refuerzo estrella para la recta final liguera, en la localidad madrileña sí lució bastante y dejó un indudable buen sabor de boca. Desde luego, lo que más ha caracterizado su trayectoria ha sido esto último: casi siempre ha firmado números potentes, rara vez encuadrado en un club que no le diese un alto protagonismo.

Quizás su longevidad y ansia por estar en la pista se deba a que empezó tarde. Nacido en Ogun (Nigeria), hasta los 20 años no jugó en un baloncesto ‘reglado’, reclutado por la universidad de Chicago State, donde estuvo de 2003 a 2005. Su rápida progresión no le dio para entrar en el ‘draft’, intentando el camino de la NBA vía liga de desarrollo con Fort Worth Flyers y Iowa Energy. Aquel sueño le duró dos años, ya que en 2007 en el Pau Orthez inició su vertiginosa ‘locura’ de viajes, que desde han incluido estancias, además de en Francia, en Italia, Rusia, Irán, Líbano, Montenegro, China, Turquía, Puerto Rico, Venezuela, México, República Dominicana y Nicaragua. En este último país milita en la actualidad en el Real Esteli.

Deteniéndonos en su participación en España, ya pudo haber fichado aquí en otras dos ocasiones: en la 2006-07 con el Calpe de LEB (no pasó la prueba) y en la 2009-10, cuando una lesión de menisco le impidió continuar la pretemporada con el Obradoiro.  Al Gran Canaria llegó procedente del Buducnost como sustituto de Xavi Rey. Sin embargo, no consiguió la total confianza de Pedro Martínez, que solo le concedió 12 minutos por partido (4,3 puntos y 2,9 rebotes). 

Con su incorporación al Fuenlabrada pudo redimirse (10,1 y 6,8 en 23 minutos), con mención especial a lo sucedido en las jornadas 16 y 23, cuando fue mejor jugador de la jornada, lo que le ayudó a serlo también en el mes de enero.  “Estoy haciendo un buen trabajo, tratando de dar lo mejor de mí ante jugadores que llevan aquí mucho tiempo”, comentó tras recibir el reconocimiento. El equipo tuvo algunos problemas para salvarse, pero finalmente lo consiguió con actuaciones muy meritorias de Akindele (24 puntos, 8 rebotes y un robo clave en el 82-81 ante el Baloncesto Sevilla en la vigesimotercera jornada). Por si fuera poco, también ejerció de mentor de un entonces jovencísimo Moussa Diagné, un ‘5’ de similares características.

En Fuenlabrada pareció estar a gusto: “Hace buen tiempo de momento, hay buena comida y tiene buenos restaurantes. No puedo pedir mucho más”, comentó en El Confidencial. Ahí también explicaba su filosofía de ‘flexibilidad laboral’: “Me tomo el baloncesto como un trabajo. Para mí es lo mismo jugar en un sitio o en otro. Además me gusta viajar y siempre que he tenido la oportunidad de ir a algún país con una cultura diferente no me lo he pensado dos veces. El baloncesto es universal y es el mismo juego en todos los rincones del mundo. Puede que el nivel sea más alto o más bajo pero al final se trata de jugar al baloncesto y eso no cambia. Ha sido una experiencia increíble”.

Seguramente le penalizó para no continuar que su recta final de la temporada fue bastante floja, anotando un punto en la última jornada y ninguno en la penúltima (19 y 14 minutos en pista, respectivamente) sin que trascendiese el motivo de ese bajón. No parece que le haya faltado trabajo desde entonces, sobre todo en Turquía y en los países caribeños.