Albert Homs: Una gran promesa del 94 se divierte en Plata

Albert Homs: Una gran promesa del 94 se divierte en Plata
Con la selección U18 (Foto: Javier López / Gigantes del Basket).

Javier Ortiz Pérez

Hubo muchas esperanzas alrededor de Albert Homs: su polivalencia (un ‘point’ forward que incluso podía ayudar por dentro con su 2,02 de estatura) era su gran valor. Al final su carrera solo ha dado para 13 partidos en la Liga Endesa (5 con el Joventut en la 2010-11 y 8 en el Obradoiro 2013-14), pero  muchas veces las cosas son así y él es el primero que no lo ve como un drama. Los últimos años anda en la LEB Plata con el Torrons Vicens L’Hospitalet.

Homs empezó a darle al baloncesto muy niño, con cinco años, en la Unió Esportiva Mataró, su localidad natal. “Mi hermano también jugaba y lo veía entrenar algún día. Mi padre también fue jugador y fue fácil que me gustara”, recuerda. Debió ya destacar porque el Joventut le incorporó en edad infantil. “Creía que era el momento de hacer un cambio y ellos también apostaron por mí. Estaba Paco Redondo e hizo fácil la adaptación con el equipo junto con que ya conocía algunos jugadores. El cambio fue grande, más horas entrenando, más torneos, el trayecto para ir a entrenar y jugar...”, añade.

En un campeonato de España con el Joventut (Foto: FEB).

La expectativa alrededor suyo se desbordó, llegando a ser considerado el base de mayor proyección de Europa de su generación, la de 1994. Con España ganó el Europeo sub-18 de 2011 en un equipo con Alex Abrines, Willy Hernangómez y Jaime Fernández, entre otros: “Fue un campeonato increíble, hicimos un gran grupo y nos lo pasamos realmente bien, lo que fue la clave. Fueron muchos veranos con la selección. Era un mes y medio fuera de casa, pero valía la pena”.

Fue seleccionado para disputar en el Madison Square Garden el Jordan Brand Classic. “Pepu (Hernández) hace debutar en la ACB al ‘Magic’ español” fue el titular de Marca cuando disputó 14 segundos frente al Granada el 12 de octubre de 2010. “Evidentemente fue un momento muy especial para mí, debutar en el Olimpic con 16 años, era el sueño de cualquier jugador. Fueron pocos segundos, pero me sentí muy acogido con la ovación que me dio la gente que estaba animando al equipo, y también estuve muy arropado por mis compañeros”, comenta. Meses atrás ya había estado a punto de estrenarse con 15 años, cuando fue convocado por Sito Alonso ante el Valladolid.

En su actual equipo (Foto: CB L’Hospitalet).

Solo jugó cuatro partidos ligueros más con la ‘Penya’, que rescindió su contrato en 2013, y hubo que esperar tres años para que volviese a disputar minutos en la Liga Endesa, en el Obradoiro 2013-14, donde acabó tras ser cedido al Marín de LEB Plata. “Era un momento ya de más maduración. Si el entrenador me daba unos minutos tenía que aprovecharlos e intentar cumplir con el objetivo. El primer partido fue contra el Real Madrid y recuerdo que Rudy estaba jugando muy bien. Moncho Fernández me miró y me dijo: ‘¿lo vas a defender?’ Entonces salí e intenté dar el máximo”.

Sus oportunidades posteriores en LEB Oro (Coruña 2014-15 y Marín 2016-17) no terminaron de posicionarle bien en el escaparate, aunque tuvo el honor de ejercer como ‘temporero’ para reforzar una pretemporada del Real Madrid, la de 2015. En L’Hospitalet lleva desde 2018 a buen nivel. “Necesitaba asentarme un poco y la verdad que aquí he encontrado tranquilidad y a la vez confianza que se está depositando en mí. La verdad que es un club muy familiar, todo el mundo está dispuesto a ayudar y estoy muy cómodo con mis compañeros. Me gustaría poder hacer alguna cosa grande e intentar luchar por una plaza  en Oro ya que calidad en el equipo hay”, señala. Mantiene la versatilidad como bandera: “Creo que me puedo desenvovler en casi todas las posiciones. Intento ayudar en todo y si puedo hacer a mis compañeros mejores, mucho mejor”.

Aparte de baloncesto, se ha estado formando en diseño y desarrollo web y de aplicaciones. “Disfruto mucho haciéndolo y me gustaría poder dedicarme o compaginarlo con el basket en un futuro no muy lejano”, termina.

MÁS JUGADORES BASKET LOVER: FEDE VAN LACKE